Santa Cruz de Tenerife

Rajoy anuncia que la reforma financiera estará culminada en dos o tres semanas

Así lo expuso ayer la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, durante la conferencia de prensa posterior a la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, en la que también subrayó que de la reforma laboral habrá "un avance importante" en el Consejo de Ministros del próximo viernes.
EFE, Madrid
24/ene/12 1:34 AM
Edición impresa

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció ayer ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP que la reforma del sistema financiero estará culminada en dos o tres semanas.

Así lo expuso la secretaria general del PP, María Dolores De Cospedal, durante la conferencia de prensa posterior a dicha reunión, en la que también subrayó que de la reforma laboral habrá "un avance importante" en el Consejo de Ministros del próximo viernes.

De Cospedal no precisó en qué consistirá ese "avance importante", pero fuentes del Partido Popular comentaron que es posible que Mariano Rajoy acuda al Consejo Europeo del día 30 con un informe que detalle los términos de la citada reforma del mercado de trabajo. Por tanto, el Consejo de Ministros del viernes podría tener sobre la mesa un documento que ilustre un acuerdo, o casi un acuerdo.

A la espera de que los agentes sociales pongan en común sus posiciones, algo en lo que, según las fuentes consultadas, habrá novedades a lo largo de la semana, el Gobierno sigue avanzando en sus reformas, y un caso explícito de la urgencia por sacarlas adelante es la del sector financiero.

La número dos de los populares avanzó que esa reforma se ha hecho tan necesaria que el Gabinete de Rajoy se ha visto en la obligación de adelantarla, y en vez de terminarla al cabo del primer trimestre del año, como se había propuesto en un principio, ha acelerado los pasos para tenerla lista en dos o tres semanas.

Un déficit del 4,4%

Consistirá, dijo De Cospedal, en el saneamiento de los balances de las entidades y en la "fijación del número adecuado" de bancos y cajas que han de existir en España.

El presidente del Gobierno, en palabras de la secretaria general del PP, reiteró ayer ante la Ejecutiva de su partido que el objetivo dé cumplimiento del déficit para 2012, un 4,4 por ciento del PIB, es "irrenunciable", y ni siquiera, afirmó, el empeoramiento de las previsiones económicas de organismos como el FMI descolocará al Ejecutivo de esta tarea.

Mientras tanto, junto a las medidas de ahorro para cumplir el déficit y bajar el nivel de deuda, el Gobierno seguirá adelante con sus reformas y con iniciativas para estimular la economía. Una de ellas será la Ley de Emprendedores, que Cospedal cree que saldrá del Consejo de Ministros en próximas fechas.

"El Gobierno ya está ejecutando la tarea de estímulo, pero sucede que cuando la deuda y el déficit heredados son de semejantes dimensiones, es imposible hacer otras cosas sin recortas antes ese déficit", resumió la presidenta de Castilla-La Mancha.

Sin embargo, el calendario fijado para este trimestre es algo que Mariano Rajoy no quiere alterar, de forma que en marzo puedan aprobarse los Presupuestos Generales de este año.

Las cuentas de 2012 estarán muy pendientes de las previsiones de crecimiento que la Comisión Europea dé a finales del mes de febrero a todos los países de la eurozona, pues, como explicó De Cospedal, de cómo sean las cifras de la UE dependerá que haya que decidir "más ajustes sobre gastos o sobre ingresos", es decir, sobre impuestos.

De Cospedal, con todo, insistió en que el déficit de 2011 se cerrará en torno al 8 por ciento.

De Guindos: "No se prevé retrasar el objetivo de déficit público"

El ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguró ayer que "en estos momentos" el Gobierno no contempla retrasar el cumplimiento del objetivo de déficit público para 2012 -del 4,4 % del PIB- como sugirió el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro. "Eso no está en estos momentos", indicó a su llegada al Eurogrupo de ayer, primera reunión de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona. Sobre las declaraciones de Montoro, el ministro se limitó a decir: "Eso ya se lo preguntan ustedes", y recalcó que "el compromiso del Gobierno español es un compromiso con la austeridad, sin duda muy superior al del Gobierno anterior". Montoro aseguró el domingo en La Vanguardia que Bruselas debería marcar un nuevo objetivo de déficit para España en 2012 que tenga en cuenta el previsible escenario de recesión. De Guindos explicó que hubo una desviación presupuestaria y que el Gobierno "tomó medidas inmediatas desde el punto de vista del ajuste presupuestario, tanto desde en gasto como en impuestos".