Santa Cruz de Tenerife
CRÓNICA PSOE

Rubalcaba y Chacón conocerán este sábado cuál de los dos se alzará con la Secretaría General

A su llegada a Sevilla, Rubalcaba se ha declarado "confiado y agradecido", mientras que Chacón ha bromeado con que "esquiva patadas"
Sevilla, Otr/Press
3/feb/12 19:48 PM
eldia.es

El hotel Renacimiento de Sevilla, donde se celebra el 38 Congreso Federal del PSOE, ya ha recibido a los dos aspirantes a ocupar la Secretaría General del partido. Tanto Alfredo Pérez Rubalcaba como Carme Chacón han llegado a la capital andaluza a la espera de conocer el mismo sábado cuál de los dos se alzará con la victoria en las votaciones de los 956 delegados para ocupar el cargo en liza y elegir la Ejecutiva correspondiente.

La exministra de Defensa ha dicho en tono de broma, durante una comida que ha mantenido con delegados y colaboradores, que se sentía como Messi esquivando patadas como las de Pepe, el futbolista del Real Madrid, lo que ha provocado indignación en la candidatura Rubalcaba, que ha respondido acusando a la candidata de hacer denuncias sin datos. Antes, Chacón había declarado al llegar al Congreso que "la democracia siempre le ha sentado bien al PSOE y este fin de semana le va a sentar muy bien".

La polémica se ha desatado este viernes, después de que se difundieran por twitter unas afirmaciones atribuidas a Carme Chacón que habría captado una cámara de televisión durante el mudo que hicieron las televisiones al inicio de la comida que mantuvo la candidata con delegados de Cantabria y colaboradores suyos, entre los que se encontraban Francisco Caamaño y Miguel Angel Moratinos.

Por su parte, el exvicepresidente de Gobierno ha llegado al Congreso sevillano "confiado y muy agradecido", además de acompañado por varios de sus colaboradores, entre ellos los portavoces de su campaña Juan Moscoso y María González, los exministros Trinidad Jiménez y Jesús Caldera y el consejero de Interior del Gobierno vasco Rodolfo Ares.

Los dos aspirantes a la Secretaría General aprovecharon este viernes para seguir manteniendo reuniones con grupos de los delegados, un centenar de ellos aún indecisos, que optarán por uno de los dos. También han departido brevemente con otros miembros de la Comisión Ejecutiva Federal del partido presidida por José Luis Rodríguez Zapatero, de la que ambos forman parte, y los dos han tomado después asiento en el plenario del Congreso, en sus sitios habituales como integrantes de la dirección. Ambos se saludaban cortésmente, con dos besos, antes de tomar asiento en sus respectivos puestos.

Aunque al Congreso acuden unos 987 delegados, sólo 956 tienen derecho a votar al próximo secretario general y a su Ejecutiva. Concretamente los 936 elegidos en los territorios más los 20 que aportan las Juventudes Socialistas. Otros 16 delegados proceden de las organizaciones sectoriales del partido, que no participan en la elección de los órganos ejecutivos, aunque sí en la votación de enmiendas a la ponencia marco. Los 15 restantes son delegados de la corriente interna Izquierda Socialista que asisten con voz pero sin voto.

Así, este sábado será cuando tras los discursos de los dos aspirantes, en un orden que se decidirá por sorteo en el propio Congreso, los 956 delegados votarán entre las 13.00 a 14.00 horas para que a las 14.30 horas se conozca el nombre del nuevo secretario general.

IMPORTANTES MIEMBROS DEL PARTIDO SIGUEN NEUTRALES

El secretario general del PSOE-A y presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, que además preside el 38 Congreso, se ha mantenido firme en su neutralidad y no ha querido pronunciarse sobre si votará a Rubalcaba o a Chacón y tampoco ha querido señalar quién cree que será el ganador. Además, preguntado por las virtudes de cada uno de los dos, ha respondido que ambos tienen en común que "son personas muy experimentadas" y con un "espléndido currículum", probado en las diferentes áreas de responsabilidad que cada uno ha tenido.

Quien también ha hecho gala de neutralidad a la hora de decantarse por uno de los dos aspirantes ha sido el expresidente del Gobierno Felipe González, el cual, ante las preguntas de los periodistas sobre Chacón ha dicho: "no correr, no voy a contestar a nada, no preocuparos". A lo que ha añadido, acerca de si ve muy empatados a los candidatos: "No lo sé, yo no soy delegado, ¡eh!". "No tengo ni voz, ni voto" ha sentenciado.

Acerca de si le gustaría ser el próximo presidente del PSOE, González ha afirmado que los socialistas ya tienen un "presidente magnífico" con Manual Chaves. Palabras que llegan después de que Chacón haya anunciado en un diario sevillano que si accede a la Secretaría General, Griñán sería el nuevo presidente del partido.

Entre los indecisos destaca también el secretario general de Extremadura y expresidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, quien ha asegurado que no se decidirá a respaldar a uno u otro hasta escuchar a ambos candidatos. En este punto, ha remarcado que él iba a salir tan ganador como "derrotado" con la elección.

El extremeño tampoco ha querido augurar ningún posible resultado del 38 Congreso, apuntando que ello es difícil teniendo en cuenta que el voto es secreto y que todavía puede haber una buena parte de delegados que hayan llegado sin tener su voto decidido en espera de escuchar los candidatos.

LOS SECRETARIOS PROVINCIALES Y LAS PALABRAS DE IBARRA

Uno de los frentes abiertos a raíz de las votaciones que ejercerán los delegados lo ha concretado Rubalcaba al afirmar que le parece "fatal" que secretarios provinciales atribuyan intenciones de voto a delegados cuyo voto, al final, será individual y secreto, y ha asegurado que le consta que a muchos delegados también les molesta. Dicho rechazo lo ha manifestado a raíz de la muestras de apoyo sumadas por Chacón el jueves, como fueron los de los secretarios provinciales del PSOE de Almería, Córdoba, Granada, Huelva y Málaga, a los que se sumó el presidente del PSOE de Sevilla.

A este respecto, Griñán ha señalado en una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press, que el hecho de que un secretario provincial del PSOE apueste por uno de los candidatos a la Secretaría General del partido y sus delegados por otro, no cuestiona el liderazgo del primero porque, al final, el que salga elegido el domingo, será el representante "de todos".

Otro miembro destacado del Partido Socialista, el exministro de Presidencia y portavoz del Grupo Socialista en la Comisión Constitucional del Congreso, Ramón Jáuregui, que apoya a Rubalcaba en el Congreso hispalense, también ha manifestado su opinión respecto a la polémica con los secretarios provinciales en una entrevista a la Cadena Cope recogida por Europa Press.

"Es verdad que en los últimos momentos, un poco, ha podido haber conversaciones entre unos y otros para pedir a los delegados que vayan por un lado o por otro. A veces, pueden sobrepasar esa frontera difusa de la persuasión o la presión", ha precisado el político.

Aún así, Jáuregui ha apostillado que la "campaña interna" entre los candidatos a la Secretaría General del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba y Carmen Chacón, ha sido bastante "respetuosa en general".

Pero estas últimas declaraciones del exministro contrastan con otra polémica generada en torno al 38 Congreso y que deriva de lo que el pasado jueves el expresidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, dijo sobre Carme Chacón. "Es Zapatero con faldas", expresó en una entrevista a RNE recogida por Europa Press.

Opinión ésta que no ha sentado bien a algunos dirigentes socialistas como el secretario de Organización, Marcelino Iglesias, quien las ha calificado de "lamentables".

"Chacón es Chacón y me producen mucha lástima estas afirmaciones que no comparto. Es una posición que no tiene nada que ver con lo que pensamos en el PSOE y con los grandes esfuerzos que hemos hecho por la igualdad de los hombres y mujeres", ha recalcado Iglesias.

Griñán también ha opinado acerca de estas declaraciones de Ibarra, que ha tachado de "muy desafortunadas".