Gastronomía

Unas viñas acariciadas por las manos del Valle

SERGIO LOJENDIO, Tenerife
23/feb/12 1:19 AM
Edición impresa

El viento parece querer columpiarse ladera abajo, descendiendo desde El Boquerón y despertando la vida en los fértiles campos.

El viento parece querer columpiarse ladera abajo, descendiendo desde El Boquerón, en la zona de Valle de Guerra, acariciando a su paso las viñas y despertando la vida en los fértiles campos.

Ignacio Díaz González es persona acostumbrada al trabajo agrícola. Ya su abuelo le disputaba a la tierra el fruto de las vides y también su padre supo transmitirle el cariño y el apego a las cepas; a los efluvios vaporosos del mosto; al ejercicio de pisar la uva; al laborioso trasiego; a la inacabable vendimia...

Con todo este bagaje, el origen de la bodega se remonta al año 1983, momento en el que Ignacio Díaz González compró una parte de la finca. Entonces, la uva se embotellaba bajo la marca Viña Norte hasta que a partir de 1988, con la aparición de las Denominaciones de Origen, se cambió el nombre y pasó a llamarse Viña Orlara, síntesis de los nombres de los hijos del bodeguero: Oriol y Lara.

En una zona excavada del terreno, perfectamente mimetizada, se encuentra la bodega, un cuadrado de hormigón y cristal, pero cubierto con una capa de picón en la parte alta que sirve de aislante y que esconde un espacio que se integra en el paisaje; la uva entra en los depósitos de fermentación por gravedad y en el interior se transforma mediante modernas técnicas de vinificación (equipo de frío; despalilladora).

A la vista quedan varios edificios de planta tradicional, con revestimientos de piedra exterior. madera y tejado a dos aguas, que albergan sala de cata y de degustaciones; cuarto de aperos y otras dependencias.

Las viñas descansan en espaldera sobre suelos de aluvión, aprovechando la pendiente natural del terreno sobre el valle, acomodándose a un perfil que no está alterado por la intervención humana.

La finca se sitúa en las medianías, a 410 metros de altura sobre el nivel del mar, en un valle a cubierto de los vientos del norte, sobre terrenos de aluvión que retienen al máximo la humedad y sirven de aislante cuando pega el sol. El caldo resultante es la síntesis de valores como clima, suelo y variedades.

En Viña Orlara se producen dos vinos: blanco y tinto. El primero es una mezcla de gual, vijariego y listán blanco, más forastera gomera y moscatel, con un pase de cuatro meses en barrica. El tinto contiene listán, negramoll y castellana. En menor proporción se cultivan variedades como ruby cavernet y Pedro Ximénez.

Ahora es tiempo de poda corta, la forma de mantener las condiciones de calidad ideales de la fruta. Y mientras tanto, las cepas se recuestan en el alambre y el viento parece acariciar el Valle con las manos...

Dirección: Primera transversal al Camino del Boquerón s/n; Valle de Guerra (La Laguna)

email: arq_idg@hotmail.com

Teléfono: 922 252 610 922 252 088 Bodeguero/enólogo: Ignacio Díaz González

Horario:

De 9:00 a 13:00 y 16:00 a 20:00 horas

Visitas: Concertar mediante el teléfono

D.O.: Tacoronte-Acentejo