Santa Cruz de Tenerife
SANTIAGO DEL TEIDE

Turno para la agricultura

El consistorio desarrolla un proyecto experimental con la siembra de kiwis, arándanos, frambuesas y grosellas en la zona alta; mientras en medianías se cultivarán frutales de hueso y millo dulce.
J.FEO, Santiago del Teide
26/feb/12 0:58 AM
Edición impresa

La diversificación económica centra uno de los objetivos que se ha marcado el gobierno local de Santiago del Teide con las iniciativas vinculadas al sector agrícola que ha puesto en marcha recientemente. Además, una de las características deriva en que dicho proyecto se está llevando a cabo con cultivos experimentales para comprobar la viabilidad de implementar siembras a las tradicionales en esta zona de la comarca y de la Isla.

La iniciativa, en la que se han implicado las concejalías de Agricultura y Desarrollo Local, es pionera en el municipio y consiste en la plantación de kiwis, arándanos frambuesas y grosellas en la parte alta del pueblo sureño, en concreto en una explotación situada en el Valle de Arriba.

La elección de esta zona se debe por que reúne las condiciones más propicias para que el proyecto cuente con el éxito deseado.

En este sentido, Santiago Martín, ingeniero agrícola, resalta que "estamos convencidos de que en el caso el kiwi no tendremos demasiados problemas porque los estudios avalan que tanto la climatología como el suelo son las idóneas para llevar a cabo" una iniciativa de estas características.

Además, la planta del kiwi "tiene un comportamiento muy parecido a la viña, incluida la parada invernal" para que luego comience a brotar, señala el técnico.

"Una de las diferencias que tiene este producto de la vid es que hay plantas machos y hembras, siendo el macho el encargado de polinizar y la hembra la que da el fruto. Ahora bien, la polinización se hará de forma natural", indica Martín.

Por este motivo, se decidió de sembrar un kiwi macho por cada cinco hembras, cultivándose un total de 40 matas de este frutal, expresa el ingeniero agrícola.

El resultado de dicha plantación tardará "un par de años", que será cuando comience a dar frutos, "pero una vez esté en plena producción se puede conseguir entre 25 y 30 kilos de kiwi por mata", manifiesta el técnico agrícola.

Martín también destaca que el proyecto iniciado por el Ayuntamiento de Santiago del Teide es bastante más ambicioso y se extenderá a zonas de la medianía.

En este ámbito del municipio el objetivo es proceder a la siembra "de frutales de hueso, tales como paraguayo, nectarinas y manzana reineta, además de millo dulce", entre otras variedades, resalta.

Con este proyecto no se persigue desplazar "a los productos tradicionales, como el almendro, la higuera o la viña, pero sí se pueden configurar como un complemento" a los citados cultivos, comenta el técnico del ayuntamiento.

Iniciativa "ilusionante"

La iniciativa que se está desarrollando "es bastante ilusionante", manifiesta la concejal del área de Agricultura, Beatriz González Navarro, quien confía que la experiencia piloto ofrezca los resultados esperados.

La idea persigue, por tanto, "dar cabida a nuevos productos que los agricultores puedan comercializar en un futuro y que éstos los puedan implementar en sus terrenos", señala la edil del grupo de gobierno en el Consistorio santiagués.

González Navarro resalta la importancia de que los agricultores del municipio cuenten con alternativas de cultivos al considerar que es una fórmula para que puedan sacar mejor provecho de sus explotaciones agrarias.

"Del plátano y del tomate ya casi es imposible vivir" derivado de la gran competencia que existe y de los retrasos en la llegada de las subvenciones, "por lo que es fundamental buscar opciones que sean rentables" para los campesinos del municipio, comenta la titular de la citada área.

Con el proyecto que se está impulsando desde del Ayuntamiento de Santiago del Teide también se persigue "recuperar la actividad agrícola" en dicho pueblo sureño, expresa Beatriz González.

Al respecto, la edil del grupo de gobierno muestra su preocupación por el progresivo abandono de las explotaciones "y cada vez se ven más huertas vacías".

Considera que desarrollando proyectos de este tipo se logrará que los jóvenes se interesen por el campo y los que actualmente se encuentran vinculados con el sector agrícola no opten por marcharse.

"Tenemos el objetivo de trasladar a agricultores a la zona de los cultivos para que conozcan en el lugar la experiencia que se está llevando a cabo" por parte de la Administración local, manifiesta la concejal.

La idea es explicar el proyecto que se está realizando y resolver las dudas que puedan tener los campesinos del municipio, señala González Navarro, quien considera esencial la implicación del sector primario para lograr el éxito deseado.

De este modo, dice que el ayuntamiento está poniendo al alcance de los agricultores una herramienta útil y que podría configurarse como productos alternativos para mejorar la economía de un sector que no atraviesa por sus mejores momentos.