Santa Cruz de Tenerife
ALFONSO ORTEGA SANTAELLA GERENTE Y JEFE DE PRODUCCIÓN DE AGROECO CANARIAS

"La meta del profesional es que el producto ecológico sea más atractivo en precios"

JOSUÉ GARCÍA, S/C de Tenerife
14/mar/12 01:24
Edición impresa

Unir la apuesta por la agricultura ecológica con la vocación comercial de los productores convencionales es la base que ha permitido crecer a Agroeco Canarias, una de las referencias en este ámbito en las Islas. Su gerente y jefe de producción, Alfonso Ortega, recalca una y otra vez que la clave para tener éxito en la producción ecológica es la profesionalización: "Mucha gente se ha metido en ella por razones filosóficas, pero no son profesionales. Y eso engendra el problema de que su coste de producción es alto. No se cuenta con una estructura grande y el metro cuadrado final no reduce el coste. Agroeco Canarias tiene el interés de llegar a todos los públicos. Nuestro afán como profesionales es conseguir unos precios que, si bien no van a alcanzar nunca los del producto convencional, sí sean lo suficientemente ajustados como para que el cliente se decante por el ecológico".

Agroeco Canarias abarca tanto la producción directa como el envasado, la distribución y la comercialización de frutas, hortalizas y hierbas aromáticas. Cuenta con 22.000 metros cuadrados de fincas que paulatinamente se han ido arrendando en Tacoronte y tiene acuerdos con productores de otras zonas de la Isla para garantizar un suministro constante a sus clientes, que van desde el consumidor final -dispone de puntos de venta directos en mercadillos y una tienda- hasta las grandes superficies comerciales, pasando, entre otros, por herboristerías, supermercados y restaurantes.

La empresa es el fruto de la iniciativa emprendedora de Ortega, ingeniero técnico agrícola que emigró a Alemania a principios de los años 90 para especializarse en un terreno que apenas se había pisado en Canarias por entonces. Tras conocer los entresijos de la horticultura ecológica a gran escala, regresó a Tenerife en 1996, "cuando ya había un movimiento académico y pseudoprofesional en agricultura ecológica. Nos metimos en ella a través de arrendamientos de fincas, y así seguimos. Cuando tienes las ideas claras, el destino te lleva", comenta.

Y desde entonces ha ido caminando seguro. Primero como mayorista, aprovisionando mercados ecológicos incipientes con verduras de hoja -que siguen siendo el santo y seña de Agroeco- y luego ampliando el palé productivo a otros productos ecológicos frescos -como tomates o pepinos-. En 2009, Ortega siente la necesidad de copar otros mercados, fuera del circuito ecológico, y comienza a envasar productos para poder vender en fruterías y supermercados convencionales y en centros comerciales, como obliga por ley el Consejo Regulador de Agricultura Ecológica, encargado de vigilar la cadena productiva en este segmento. Como en toda la trayectoria de Agroeco, la marca Pimiento Verde, bajo la que comercializa sus envasados, se ha abierto paso gracias a unas facultades organolépticas -color, textura y sabor- "de mucha más calidad, y en muchos casos con productos que es difícil encontrar aquí, como algunas variedades de lechuga", destaca su gerente.

También es Pimiento Verde el nombre de la tienda que tiene Agroeco en el camino El Trazo de Tacoronte. Ortega confía en que pronto no sea la única. "Queremos seguir abriendo porque el cliente de ecológicos es muy mimoso: no solo le gusta el producto en sí, sino que busca un servicio. Es gente muy preocupada por su salud y su nutrición. Por ello, nuestra tienda es la línea de distribución que mejor se ha desarrollado. En ella percibimos una clara apuesta por nosotros".

Pero la agricultura ecológica no es ajena a la crisis económica. "La demanda ha sufrido un ligero traspié. El cliente medio sabe que consumir productos ecológicos es una buena inversión para su salud, pero a partir de 2008 siente que no tiene capacidad adquisitiva para comprarlo", lamenta el gerente de Agroeco. Y ello se debe a que, en la mayoría de las ocasiones, el coste de producción es alto por una falta de profesionalización. "Es incongruente -señala- que la gente no tenga acceso a este bien, del que depende su salud, porque no se saben hacer las cosas. La Administración debe ser consciente de que todo lo que invierta en agricultura ecológica revertirá en el bienestar de la población y, por ende, una reducción del gasto sanitario, que hoy se mira tanto".

En este sentido, Ortega echa de menos que las instituciones públicas "abran los ojos" a quienes tienen interés por la producción ecológica de alimentos. "Existen perspectivas profesionales e interés, pero hay que encarar el problema de la falta de formación. La progresión de lo ecológico no tiene marcha atrás, aunque hay quienes en el sector público siguen sin verla con buenos ojos. La agricultura convencional sigue siendo poderosa".

¿Es posible la constitución de comunidades independientes por cada portal cuando solo exista una para todo el edificio?

Estimado lector, la constitución de dos comunidades independientes cuando ahora solo hay una exige la previa modificación del Título Constitutivo, que deberá ser aprobado por acuerdo unánime de la Junta de Propietarios conforme establece el artículo 17.1 de la Ley de Propiedad Horizonatl (LPH). Ese acuerdo deberá ser elevado a escritura pública y posteriormente inscrito en el Registro de Propiedad.

Si esa solución no puede alcanzarse, sí sería posible que, a efectos administrativos internos, cada portal constituyera un subgrupo de gastos diferenciados.

Tu garantía y confianza es estar bien asesorado por un administrador de fincas colegiado en ejercicio