Santa Cruz de Tenerife

Un sector de CC rechaza a Rivero como presidente del partido

El Taller Secundino Delgado critica que Perestelo apoye a Rivero como líder del partido porque considera que es "un claro intento de manipulación de cara al V Congreso". Además, se quejan de que "la militancia tiene poco que decir".
EL DÍA, S/C de Tenerife
5/abr/12 01:34
Edición impresa

El Taller Secundino Delgado, una corriente crítica de opinión dentro de Coalición Canaria (CC), rechazó en un comunicado que José Luis Perestelo, en calidad de secretario de la organización nacional, apostara por Paulino Rivero como presidente del partido.

En un comunicado de prensa, matizan que Perestelo puede hacer estas afirmaciones "de forma personal y como militante", pero rechazan que las realice "en calidad de secretario de organización nacional". El Taller Secundino Delgado ve en estas declaraciones "un claro intento de manipulación de cara al V Congreso".

Además, critican que "la militancia tiene poco que decir" puesto que se necesita "un 40% de avales de las insulares para que se puedan presentar enmiendas a las ponencias".

"Parece una manera de evitar que en el Congreso haya un auténtico debate sobre el futuro de Coalición Canaria y su modelo de partido, algo que demanda una gran parte de la militancia", apostilló el citado comunicado.

El Taller mostró su desacuerdo también con las declaraciones hechas en los últimos días por los alcaldes de CC, que reclaman su derecho a formar parte de los órganos. "La dedicación exclusiva que exige la Alcaldía, y más en los momentos actuales, en que los municipios afrontan de forma directa la crisis, es incompatible con el desempeño de las presidencias de los comités locales o cualquier otro cargo orgánico", aseguran.

"Reiteramos nuestra propuesta de incompatilbilidad entre cargos públicos y orgánicos", subrayan. Este rechazo se basa en la necesidad que percibe esta corriente crítica de CC de que el partido "pueda contar con una estructura que haga posible la recuperación de los votantes y la puesta en marcha de su proyecto, colocando en los órganos a militantes que tengan disponibilidad para dedicar tiempo necesario a ello". "Cosa casi imposible cuando estos puestos son ocupados por cargos públicos que tienen una importante carga de trabajo por sus puestos en ayuntamientos, cabildos o gobiernos", apostillan en el citado comunicado de prensa.

Consideran que con estos dobles cargos al final lo que se hace es "ningunear a la militancia y se demuestra que las bases son una mano de obra barata para este partido en campañas electorales y una presencia sumisa en los congresos de la formación, destinada a levantar la mano para apoyar lo que más conviene al partido". "Sin que su opinión se escuche y mucho menos se tenga en cuenta", aseguran desde la corriente crítica del Taller Secundino Delgado, que quiere dar más protagonismo a la militancia.