Santa Cruz de Tenerife

Irán activa su cooperación con Occidente y reitera que su programa nuclear es civil

EFE, Estambul
15/abr/12 2:40 AM
Edición impresa

El Gobierno de Irán insistió ayer en que su programa atómico solo tiene objetivos civiles y en su rechazo al arma nuclear y aseguró que hay posibilidad de acuerdo con la comunidad internacional si el diálogo se basa en la confianza y no en la presión.

Así lo manifestó Said Jalili, el jefe negociador iraní en materia nuclear, tras un encuentro en Estambul con el Grupo 5+1, que integra a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (Estados Unidos, Francia, China, Rusia y el Reino Unido) más Alemania.

"La presión no funciona. Como se ha visto hoy, el interés de la otra parte en las conversaciones era algo positivo. Mostraron cooperación en las conversaciones y eso permitió un progreso", explicó el diplomático iraní sobre el acuerdo cerrado de seguir los contactos el día 23 de mayo en Bagdad.

Con una pancarta de fondo que rezaba "Energía nuclear para todos. Armas nucleares para nadie", Jalili recordó que el líder supremo de Irán, Alí Jamenei, ha emitido una fatua o dictamen legal religioso que condena las armas atómicas, un punto que, aseguró, fue bien valorado por las grandes potencias.

Sobre si Irán seguirá enriqueciendo uranio hasta una pureza del 20%, eje de la disputa, Jalili indicó que el Tratado de No Proliferación (TNP) de armas recoge el derecho a producir combustible nuclear con fines pacíficos.

Tras considerar un "éxito" el haber concretado un nuevo encuentro con Irán para el 23 de mayo, la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, describió la reunión de ayer como "constructiva" y destacó que sirvió para definir un marco en el que seguir negociando y trabajando.

Los pilares de esta nueva etapa negociadora serán el cumplimiento por parte de Irán de sus compromisos como país firmante del TNP de armas nucleares, un diálogo paso a paso y recíproco y el derecho reconocido a que Irán pueda disponer de un programa civil de energía atómica.

"Hemos hablado sobre el programa nuclear en sí, eso es nuevo, antes era difícil. Ahora tenemos un marco. Podremos rellenar los detalles concretos. Mi conversación con (Said) Jalili ha creado la base para avanzar de forma concreta", explicó la alta representante para Asuntos Exteriores de la Unión.

Hasta el encuentro de Bagdad en mayo se trabajará en asuntos concretos en un proceso que, dijo, solo tendrá éxito si es sostenido.

La reunión de ayer tenía como objetivo desbloquear las negociaciones sobre el conflicto atómico iraní, en el que Occidente ve una pantalla para desarrollar armas atómicas, mientras Teherán asegura que sólo tiene objetivos civiles.