Santa Cruz de Tenerife

Ocampo defiende el derecho de Libia a juzgar a Saif al Islam Gadafi

EFE, Trípoli
22/abr/12 1:33 AM
Edición impresa

El fiscal general de la Corte Penal Internacional (CPI), Luis Moreno Ocampo, reafirmó ayer en Trípoli el derecho de Libia a juzgar a Saif al Islam, el primogénito de Muamar al Gadafi, detenido en noviembre pasado. "Libia tiene el derecho de juzgar a Saif al Islam", dijo Moreno Ocampo, que precisó que no se había encontrado con el detenido, quien permanece en manos de los rebeldes en la ciudad de Zenten desde su arresto. En una rueda de prensa en la capital libia, con la que cerró una visita de cuatro días a ese país, Moreno Ocampo subrayó la importancia de que la justicia siga su curso en este asunto. La CPI emitió en septiembre pasado una orden internacional de arresto contra Saif al Islam, acusado de crímenes de guerra y contra la Humanidad presuntamente cometidos por las fuerzas del antiguo régimen del fallecido dictador Gadafi durante las revueltas en Libia en febrero de 2011. En los últimos meses, la CPI ha mantenido un férreo duelo con las autoridades locales, que quieren que el hijo de Gadafi llamado a ser su sucesor hasta la caída del régimen sea juzgado por un tribunal libio. A pesar de no haberse reunido con Saif al Islam, el fiscal de la CPI indicó que el prisionero se encontraba en buen estado de salud e instó a las organizaciones de la sociedad civil y a la Cruz Roja a visitarle para asegurarse de su estado. Preguntado respecto al traslado del hijo de Gadafi a la capital, Ocampo subrayó que eso es "una cuestión interna". El Gobierno libio negocia desde hace varias semanas el traslado a Trípoli de Saif al Islam con los rebeldes de Zenten, que se oponen oficialmente por temor a que el hijo de Gadafi logre escapar. En ese sentido, Ahmed El Jihani, representante de la Libia ante la CPI, señaló en la misma rueda de prensa que el juicio de quienes han cometido delitos en territorio libio se llevará a cabo en Libia y que el papel de la Corte de La Haya es "complementario". Violaciones Moreno Ocampo también abordó la cuestión de las violaciones de mujeres perpetradas durante la revolución que hizo caer el régimen de Gadafi y que la CPI tiene intención de investigar. "Respetamos las tradiciones libias y queremos abrir investigaciones sobre este asunto. Esperamos que las autoridades libias terminen de recoger los testimonios y las pruebas relativas a las violaciones. Deseamos cooperar con el Gobierno libio", explicó. Agregó que las mujeres víctimas de las violaciones están dispuestas a testificar y que la CPI está dispuesta a ayudar.