Santa Cruz de Tenerife
CRISIS ITALIA

Italia nombra un comisario para ahorrar 4.200 millones y evitar la subida del IVA

Roma, EFE
30/abr/12 20:19 PM
eldia.es

El Ejecutivo de Italia nombró hoy al químico y empresario italiano Enrico Bondi comisario extraordinario para la reducción del gasto de la administración pública del país, con la que se quiere ahorrar este año 4.200 millones de euros y evitar la subida del IVA prevista para octubre.

El Gobierno de Mario Monti, que en diciembre aprobó un plan de ajuste de más de 30.000 millones de euros, analizó hoy en Consejo de Ministros en Roma la llamada "spending review" (revisión del gasto, en inglés), basada en un informe del titular de Relaciones con el Parlamento, Piero Giarda, según informó el Ejecutivo en una nota.

Esa revisión del gasto público, cuyo contenido concreto deberá desarrollarse en los próximos meses, pretende ahorrar al Estado 4.200 millones de euros de junio a diciembre de 2012, cantidad que se estima como necesaria para evitar el aumento del IVA que contemplaba para octubre el plan de ajuste de Monti.

En ese plan de austeridad ya se recogía la posibilidad de que se evitara el aumento del IVA (del 21 % al 23 % en el tramo superior y del 10 % al 12 % en el intermedio) si se conseguía un sistema de revisión estructural del gasto público que permitiera obtener los fondos necesarios para no poner en riesgo el objetivo de aproximarse al equilibrio presupuestario en 2013.

Monti, en calidad además de ministro de Economía, ha decidido dar un impulso a este sistema de revisión de gasto, visto que Italia cerró 2011 ya en recesión económica, y un nuevo aumento del IVA (el entonces primer ministro, Silvio Berlusconi, lo subió del 20 % al 21 % el año pasado) podría reducir la demanda interna e incrementar el retroceso económico del país.

Ahora Enrico Bondi, como experto en el saneamiento económico de las empresas (fue comisario extraordinario tras la quiebra de la alimentaria Parmalat), se encargará de asegurar "la rápida ejecución" de la parte más relevante, es decir, la de la racionalización del gasto en la adquisición de bienes y servicios.

Los ministros tendrán varias semanas para contribuir al plan con propuestas de ahorro sobre sus departamentos y habrá un comité interministerial presidido por Monti que coordinará esta actividad.

"Las medidas exigidas van desde la eliminación de los derroches y excesos de recursos empleados a la revisión de los programas de gasto, a la mejora de la actividad de compra de bienes y servicios, al reconocimiento de inmuebles públicos para posibles ventas", reza el comunicado.

Sobre el ahorro en el gasto público ya se han pronunciado las principales formaciones políticas: el Partido Demócrata (PD) de centroizquierda pide que no se toque la educación pública, mientras que el conservador Pueblo de la Libertad (PDL) de Berlusconi exige que no haya recortes en la seguridad.

Esta "spending review" llega después de que el pasado 18 de abril el Ejecutivo aprobara su Documento de Economía y Finanzas (DEF) con las previsiones macroeconómicas para Bruselas, en el que se recoge una revisión a la baja del crecimiento económico y el aumento de una décima en la estimación del déficit público.

El Gobierno de Monti cifra en el 1,7 % de su PIB el compromiso del déficit público con el que el Estado tiene que cerrar 2012 (frente al 3,9 % de 2011) y en un 0,5 % el de 2013, llegando al equilibrio presupuestario absoluto en 2015.

En cuanto a las previsiones sobre la economía, el Ejecutivo empeora sus pronósticos para el PIB del país en 2012, cuando estima que se contraerá un 1,2 %, frente al 0,4 % indicado anteriormente, para crecer en 2013 un ligero 0,5 % hasta llegar al crecimiento del 1 % y del 1,2 % en 2014 y 2015, respectivamente.