Santa Cruz de Tenerife

Mil vecinos repudian la negligencia de la administración

A.LADRÓN DE GUEVARA, L.G.
19/ago/12 1:18 AM
Edición impresa

Los vecinos de Valle Gran Rey fueron convocados en la tarde noche de ayer en el campo de fútbol municipal para debatir las medidas a tomar para poder superar el incendio que afectó gravemente a la parte alta del valle. Una convocatoria que se realizó boca a boca, sin megafonía ni carteles pero que, sin embargo, contó con un alto nivel de asistencia: unas mil personas que llenaron las gradas del estadio y buena parte del césped. La reunión intentó huir de cualquier vinculación política y fue promovida por la llamada plataforma "La Gomera se mueve", que expondrá en su página web los acciones consensuadas.

Néstor Rolo, un miembro de esta organización, fue el encargado de introducir el acto y leer un manifiesto que exponía la gravedad de los daños materiales y ecológicos del incendio, aún por controlar. "La evidente negligencia derivada de la mala actuación de las diferentes administraciones nos han llevado a este desastre", aseguró ante un aplauso generalizado.

La búsqueda de responsables ocupó buena parte de las intervenciones, pero se pidió evitar dar nombres propios y partidos para que el debate no se convirtiera en un rifirrafe político, si bien no faltó quienes señalaron al Cabildo y el Gobierno de Canarias como responsables de la tragedia. En las intervenciones se plantó todo tipo de ideas y reflexiones, desde la retirada de escombros, la organización de cuadrillas de trabajo y la ayuda prioritaria a las personas mayores a la recuperación de la zona alta del valle mediante la plantación de árboles por parte de los escolares.

En el orden del día de esta reunión figuró como punto destacado la convocatoria de una manifestación popular para el día 1 de septiembre que marchará por las calles del pueblo reivindicando que se depuren responsabilidades en la gestión del incendio y que se establezca un plan de ayuda para recuperar las casas dañadas. Aún no se ha definido el lema que agrupará a afectados, voluntarios y vecinos, pero se sugirió que fuera "Más nunca un incendio".