Santa Cruz de Tenerife
TACORONTE

Banderas negras para intentar parar el desahucio previsto para el día 26

La Plataforma de Afectados por las Hipotecas de Tenerife y vecinos de Tacoronte iniciarán este lunes una campaña de protesta que vestirá de luto la calle Ismael Domínguez, donde residen Antonio Méndez y Berta Ferreira, un matrimonio de unos 70 años de edad que podría perder su casa por una orden judicial "injusta".
RAÚL SÁNCHEZ, Tacoronte
20/oct/12 1:07 AM
Edición impresa

La Plataforma de Afectados por las Hipotecas de Tenerife (PAH-Tenerife) y vecinos de Tacoronte iniciarán este lunes una campaña que vestirá de luto la calle Ismael Domínguez en señal de protesta por la "injusta" orden de desahucio que se cierne sobre una pareja de mayores de unos 70 años de edad, Antonio Méndez y Berta Ferreira.

Vecinos de Tacoronte, junto a miembros de la plataforma, pondrán en marcha el lunes la campaña "Tacoronte en negro". La calle Ismael Domínguez se llenará de banderas negras que ondearan en las viviendas en apoyo a Antonio y a Berta y como forma de rechazo ante un desahucio que PAH-Tenerife califica como "una aberración".

Los promotores de esta protesta invitan al resto de ciudadanos a secundar esta campaña de protesta y unirse a las diferentes acciones, de carácter informativo, que se realizaran durante toda la semana. El mismo lunes día 22, a las 10:30 horas, la plataforma se concentrará a las puertas del Juzgado de Primera Instancia Número 5 de La Laguna, en el número 9 de la calle Obispo Rey Redondo para "llamar la atención de quienes aplican lo que denominamos justicia y hacerles llegar nuestro mensaje de repulsa ante hechos como los sucedidos en Tacoronte".

PAH-Tenerife considera que estos dos vecinos son "víctimas de un grave error judicial, que les dejará sin su vivienda el próximo viernes 26 de octubre".

Según informa este colectivo, "el desahucio de esta pareja tiene su origen en la denuncia interpuesta por un vecino colindante, que alegó que la propiedad de Berta y Antonio se sostenía sobre los cimientos de su casa. Una mentira que solo ha logrado destapar, tras ocho años de proceso judicial, el actual abogado de oficio de la pareja, que ha demostrado que la propiedad de Antonio y Berta fue construida con anterioridad a la del vecino denunciante, como demuestra una antigua foto aérea de la zona donde se ubican. El proceso judicial ya tiene todas las vías de recurso caducadas y, a pesar de tener constancia del error, la justicia no rectifica y el matrimonio puede perder su casa".

A juicio de PAH-Tenerife, "la historia de este matrimonio es una autentica aberración de la justicia", y se preguntan: "¿Existe la justicia? Este tipo de casos hace que nos cuestionemos si realmente podemos confiar en un sistema judicial que no reconoce un error".