Santa Cruz de Tenerife

Canarias solo cuenta con la mitad de los psiquiatras que precisa

En los centros de salud hay 55 especialistas en Salud Mental cuando el mínimo debería ser 105 y se dispone de 199 camas para casos agudos, cuando la ratio es de 300.
G. Maestre, Santa Cruz de Tenerife
27/ene/13 2:20 AM
Edición impresa

Los profesionales que trabajan en los servicios de Salud Mental y los familiares de este tipo de pacientes alertan de la insuficiencia de medios personales y materiales que hay en el Archipiélago para tratar adecuadamente a estos enfermos. En concreto, la Asociación Canaria de Neuropsiquiatría y la Federación de Asociaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Canarias (Feafes) critican -a través de un informe oficial- que la dotación de psiquiatras en centros de salud mental es casi la mitad de la necesaria, puesto que actualmente existen 55 profesionales y son necesarios otros 50 para alcanzar la ratio mínima establecida por cada 100.000 habitantes.

Además, y en lo que se refiere a camas de enfermos psiquiátricos agudos, también recuerdan que es muy insuficiente, puesto que Canarias cuenta con 199 camas para cubrir la demanda poblacional y, sin embargo, debería disponer de un mínimo de 240, es decir, que dispone de nueve camas por cada cien mil habitantes, cuando debería tener entre 12 y 15.

"Las políticas en materia de salud mental siguen sin rumbo, sin unas prioridades consensuadas, sin un diseño estratégico y sin acciones planificadas que vayan a lo sustantivo de esta problemática con unos órganos de gestión con nula influencia en la toma de decisiones en los lugares decisorios de la Consejería de Sanidad, con una organización no participativa de la red asistencial, con una sobreburocratización de las tareas asistenciales, evitando las sociedades científicas y las organizaciones familiares", detallan ambos colectivos en un cuadernillo editado por ellos mismos sobre la realidad de la salud mental en el Archipiélago.

Entre las cuestiones que más les preocupa está la ausencia de un Plan Canario de Salud, puesto que es el instrumento básico para la ordenación, desarrollo y planificación de los recursos públicos de atención a las personas con enfermedad mental en Canarias, lo que, a su juicio, "está teniendo una enorme repercusión en la asistencia sanitaria y supone un incumplimiento de la Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias".

"No sabemos hoy quién realmente dirige la salud mental en Canarias y la Jefatura Regional de Salud Mental está incumpliendo mayoritariamente los acuerdos que se establecieron en la isla de El Hierro en 2009 entre todos los responsables que asistieron a dicho encuentro", critican antes de insistir en que "en la práctica asistencial esta situación está haciendo que no se mantenga la equidad territorial, no se mejoren los recursos existentes ni se creen nuevos, lo que se traduce en una paralización de las líneas estratégicas.

En cuanto a la atención a las personas que oadecen un trastorno mental que acuden a los servicios de urgencias de los hospitales, consideran que "resulta actualmente desigual", puesto que los expertos recuerdan que existen unos criterios de derivación que son diferentes de una isla a otra e insisten en que "los servicios de urgencias hospitalarias requieren mejoras estructurales funcionales significativas para adecuarse a las necesidades de pacientes y profesionales en la atención a las urgencias psiquiátricas, tendiéndose a igualar los niveles de respuesta a las urgencias en salud mental en todo el territorio canario.