Santa Cruz de Tenerife

Detectan casos de raquitismo en escolares del Suroeste

Hilario Rodríguez, concejal del Distrito, indica que varios profesores le manifestaron que hay alumnos con indicios de esta enfermedad crónica por falta de alimentos.
Tachi Izquierdo, S/C de Tenerife
19/feb/13 1:37 AM
Edición impresa

La preocupante carencia de alimentos en muchas familias del Distrito Suroeste como consecuencia de la crisis económica está teniendo repercusiones en la salud de los escolares de esta zona de la capital.

El concejal del Distrito, Hilario Rodríguez, recordó que el tagoror aprobó en diciembre solicitar la declaración de emergencia social en esta zona, ante una situación que calificó de "más que preocupante", pues aseguró que por miembros de la comunidad educativa "ya me han llegado indicios de que se están detectando casos de raquitismo entre escolares".

En este sentido, el concejal indicó que al margen de casos de esta enfermedad crónica por deficiencias nutricionales, algunos docentes le han manifestado que "un alumno que acude a sus clases sin desayunar no está en condiciones para atender ni para nada". De hecho, señaló que le han puesto en su conocimiento casos de menores que han perdido el conocimiento por falta de alimentación.

Al respecto, la concejal de Acción Social, Alicia Álvarez, indicó que "no digo que no existan estos casos", pero aclaró que "los trabajadores sociales no han informado de ninguno en concreto, que se detectará cuando acudan a un centro médico".

Los colegios son los catalizadores de los distritos y los barrios, y un ejemplo de ello es el CEIP Secundino Delgado, de Añaza, donde su directora, Ángeles Tapia, no oculta que "la situación sea preocupante". Señala que desde comienzos de curso se da de desayunar a 28 niños, a los que se suman desde ayer, lunes, otros 20 del Plan del Distrito, aunque señala que "la situación ha empeorado".

Tapia también explica que en este centro unas diez familias han dejado de mandar a sus hijos al comedor por falta de recursos, un aspecto en el que, indica, "siempre hemos mediado para que lo puedan abonar con facilidades".

Reconoce que ante la actual situación de dificultad, "tal vez se debió actuar con antelación, y todos deberíamos entonar el mea culpa".

Ayer, lunes, comenzó desde el distrito el reparto de alimentos a 6 colegios y 2 institutos para cubrir los desayunos, facilitando para esta semana más de 3.000 jugos, frutas, yogures o galletas, un servicio que se normalizará desde el próximo lunes, con un acuerdo con el comedor de La Milagrosa.

Más de 200 familias en situación de riesgo

El Ayuntamiento de Santa Cruz espera cerrar esta semana un acuerdo con la Consejería regional de Educación para poner en marcha un programa de reparto de alimentos estable, al margen de las acciones solidarias iniciadas pro los distritos, según dijo la concejal de Acción Social, Alicia Álvarez, quien mantendrá esta semana una reunión con la viceconsejera para abordar la entrega de estos desayunos en los centros educativos.

Álvarez dijo que además del estudio de la Unidad de Infancia del IMAS sobre la situación de las familias en la capital, también se trabaja desde el área en un proyecto en colaboración con los colegios para evitar que ningún escolar se quede sin desayunar.

En cuanto al dato del Distrito Suroeste, donde se estima que 400 escolares acuden a su centro sin desayunar, la concejal explicó que es donde más problemas se localizan tanto por población como por lo problemas sociales de este tipo que se contabilizan. A este distrito le siguen Ofra-Costa Sur y Salud-La Salle, respecto a esta problemática.

Dijo que, independientemente de las competencias sobre la entrega de los desayunos a los escolares, "esta situación no la podemos permitir, porque se trata de un programa grave que hay que atajarlo".

La concejal de Acción Social indicó ayer que en la capital cada vez hay más familias en situación de riesgo social, dato que advirtió "empeorará si no se genera empleo". Así, indicó que "hay más de 200 familias en situación de riesgo, en una circunstancia de exclusión más extrema, a las que hay que ayudar".

En este sentido, la concejal recordó que después de las ayudas al agua y la luz que otorga el ayuntamiento, "le sigue las que se conceden para alimentos, fundamentalmente familias y con hijos".