Santa Cruz de Tenerife

Los importadores alegan que el campo canario no necesita más ayudas

Los empresarios apuntan que el sector primario avanzó en 2012, "y si pudo hacerlo con las ayudas que ya tiene, es que va bien".
C. Acosta (@cmacostah), S/C de Tfe.
19/jul/13 24:58
Edición impresa

El presidente de la Confederación Canaria de la Pequeña y Mediana Empresa (Cecapyme) -que agrupa a los importadores-, Prudencio Lorenzo, aclaró ayer que su organización no rechaza que el sector primario y la industria en Canarias reciban ayudas para su desarrollo. "Al contrario, estamos de acuerdo, pero no a costa quitarlas a los consumidores en favor de sectores que ya tienen las suyas propias", afirmó antes de apuntar que la actividad agraria supone el 1,2% del PIB regional y que el industrial "no llega" al 3,5%. "Pero según los datos de la propia comunidad autónoma, en 2012 el campo fue el único sector que avanzó algo, mejoró, y si lo hizo con las ayudas que ya tiene, es que va bien".

Lorenzo explicó que el viceconsejero de Agricultura, Alonso Arroyo, planteó en la última reunión de seguimiento del Régimen Especial de Abastecimiento (REA) que, debido al retroceso de las ayudas del Programa de Opciones Específicas por la lejanía y la Insularidad (Posei), traspasar 12 millones de euros para compensar. Se trata de la misma cifra que recibe el consumo directo y se destinaría a la agricultura, la ganadería y la industria de transformación.

Aclara que de los 72 millones del REA una parte va ya al sector primario, "y lo que queda, a los importadores, unos 12 millones".

Pero el viceconsejero "no aclaró" si la eliminación de esa cantidad recaerá en todo o en parte sobre los importadores. La última propuesta que conocen, en todo caso, no es la del Gobierno, sino la de Asaga, que pide que las importaciones reciban solo un millón. "Y no piden la supresión de las ayudas del REA porque ello implicaría la desaparición de las exenciones arancelarias a los productos de importación de terceros países, pues están vinculadas a las primeras, lo que sería una hecatombe".

Los comerciantes recuerdan que el REA garantiza el abastecimiento de alimentos y compensa su precio para que cuesten lo mismo que en el continente.

El REA, apunta Lorenzo, "es una ayuda finalista que va al consumidor, no al importador", lo que garantiza al 100% la Intervención General de la Comunidad Autónoma con sus inspecciones a las empresas importadoras.

Si las importaciones perdieran las ayudas del REA también desaparecerían las exenciones arancelarias. La bajada no sería de 12 millones, sino de 500 a 600 millones y la comida subiría hasta un 50%.

réplica a los agricultores

El sector primario quiere movilizar a su favor casi 17 millones del REA. Entre otros aspectos, pide la supresión de las ayudas a la importación de la carne congelada de bovino porque propicia que las Islas sean la región donde más se consume solomillo dado su bajo precio. Lorenzo dice que esa carne "no está tirada de precio ni es la que más se demanda". Además, "tampoco se produce en Canarias, por lo que hay que importarla". Los agricultores también critican que las ayudas a las importaciones exceden el coste del transporte, lo que prohíbe la UE. Lorenzo responde que el Gobierno canario "inspecciona las empresas y si ese gasto estuviera sobrevalorado, no lo validaría".