Santa Cruz de Tenerife

La Casa Real se muestra sensible con los asuntos del Archipiélago

Juan Carlos I recibe en audiencia al jefe del Ejecutivo regional, que le plantea que los riesgos de desafección de los isleños al estado aumentan espoleados por la alta tasa de paro.
El Día/ Efe, Tenerife/ Madrid
15/ene/14 0:59 AM
Edición impresa

El Rey concedió ayer una audiencia al presidente del Gobierno de Canarias en respuesta a las cartas que el pasado noviembre envió al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al propio Juan Carlos I para quejarse del maltrato que, a su juicio, se somete al Archipiélago y advertir de que esta situación puede generar una dinámica que aliente entre los ciudadanos canarios la "desafección al Estado".

Rajoy, que recibió al titular del Ejecutivo isleño el pasado día 8, mostró una "buena disposición" ante sus planteamientos y fijó con él una nueva reunión "para el próximo verano", recalcó ayer el presidente canario, antes de indicar que también vio buena disposición en don Juan Carlos, quien "siempre ha sido muy receptivo" ante las necesidades de la población canaria.

"Hablamos de todo, de todas aquellas cosas que son actualidad, pero básicamente de los asuntos de Canarias", precisó el presidente canario, que alertó al monarca sobre el riesgo de que, si en España "se sigue la línea que se ha seguido" respecto al Archipiélago, "poco a poco" se irán produciendo entre los canarios sentimientos de desafección al Estado.

El presidente autonómico ve "con preocupación" cómo "desaparecen" acuerdos asumidos por el Gobierno, cómo se cuestiona el Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias y cómo un Archipiélago cuya tasa de paro supera el 30% y que se encuentra geográficamente en África se "aleja" del continente europeo por la "pérdida de capacidad competitiva del transporte aéreo y marítimo".

El riesgo de desafección al Estado tiene su origen en esos problemas y en un contexto de tensiones en otros territorios, "básicamente en Cataluña", argumentó.

El titular del Gobierno de Canarias dijo, a preguntas de los periodistas, que vio ayer al Rey con "una gran claridad de ideas" ante los asuntos de actualidad "en todos los ámbitos" y le encontró "muy receptivo" ante las preocupaciones que le planteó sobre los riesgos de desafección al Estado entre los ciudadanos canarios.

La reunión con el rey Juan Carlos tuvo lugar en su despacho del Palacio de la Zarzuela y duró algo menos de una hora. Al finalizar, el presidente regional, según explicó a los periodistas, agradeció la "magnífica disposición" mostrada por don Juan Carlos al atender todo lo que tiene que ver con Canarias y su "gran sensibilidad" ante las preocupaciones de los canarios, que, según recalcó, "están en su agenda".

El jefe del Ejecutivo canario trasladó asimismo al Monarca sendas invitaciones para que algún miembro de la Familia Real acuda en noviembre a Fuerteventura para participar en "dos acontecimientos relevantes" que se celebrarán en esta isla: el Salón Internacional del Transporte -con presencia de la mayor parte de países de África Occidental- y el Congreso Nacional de Parques Tecnológicos.

Tras recordar el proceso de recuperación del Rey de su última operación de cadera, subrayó: "Le he visto con muy buen aspecto y, sobre todo, con una gran claridad de ideas".

Según recalcó, vio a don Juan Carlos "informado de las cosas en todos los ámbitos", no solo en los circunscritos a Canarias, sino en lo que respecta a la evolución económica de España y "cómo afortunadamente la macroeconomía empieza a desprender datos esperanzadores de cara a los próximos tiempos".