Santa Cruz de Tenerife

Los vecinos logran demostrar el nombre real de un tubo volcánico

Los partidos con representación en el Cabildo y en el Parlamento regional se han unido para pedir al Gobierno que cambie el nombre de Tubo de Todoque por Cueva de las Palomas.
V.M., Los Llanos de Aridane
14/abr/14 0:23 AM
Edición impresa

Visitar la Cueva de Las Palomas es una experiencia./ E.D.

Los vecinos ganaron la batalla. Aquellos que llevan tiempo trabajando para demostrar que el tubo volcánico de Todoque tenía que denominarse Cueva de las Palomas, ubicada en el barrio de Las Manchas, en Los Llanos de Aridane, han visto recompensado su esfuerzo con el respaldo de los grupos políticos y, por ende, de las instituciones, que se han "rendido" ante la evidencia de una documentación histórica irrefutable.

Primero fueron los grupos parlamentarios nacionalista canario, socialista, popular y mixto los que decidieron unirse para presentar una proposición no de ley a la mesa de la Cámara, solicitando al Gobierno de Canarias el cambio de denominación. Luego se expresó, en el mismo sentido, el Pleno del Cabildo de La Palma, que reclama al Ejecutivo regional modificar en los textos cartográficos y normativos, y en especial en el anexo de reclasificación de los Espacios Naturales de Canarias regulado en el Decreto Legislativo 1/2000, de 8 de mayo, "la denominación del monumento natural de Tubo Volcánico de Todoque por el de Tubo Volcánico Cueva de las Palomas".

Hubo un acuerdo previo. Fue del propio Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane el que pidió la modificación del nombre del tubo, recordando incluso los orígenes de esta cueva: "Las coladas producidas como resultado de la erupción, en el año 1949, del volcán de San Juan, las Manchas o Nambroque , denominaciones con las que aparece reseñado en toda la producción científica que generó, posibilitaron que desde el foco eruptivo principal del Llano del Banco, aflorara gran cantidad de lava que con dirección este-oeste llegó al mar. A lo largo de su recorrido fue conformando una determinada morfología superficial en la que se desarrollaron tanto túmulos lávicos, construidos bajo la presión hidrostática de la lava cuando corría aún fundida por el interior, como pequeños microtubos, que le confirieron gran originalidad al conjunto eruptivo e hicieron del mismo, hasta aquel momento, el mas complejo de los pertenecientes al periodo histórico del vulcanismo en Canarias. Fue precisamente el drenaje de esta lava fundida la que posibilito la formación de una galería o tubo de considerables dimensiones".

Pero antes de acuerdos políticos estuvo la constancia de los vecinos, de una labor de investigación y, también, de informar a todos los medios que publicaban el nombre de tubo volcánico de Todoque de que se estaban equivocando. Que era un error. Y tenían razón: se llama Cueva de las Palomas.