Santa Cruz de Tenerife

En lo que va de año son cuatro los sondeos sin éxito cerca de las Islas

Esta semana comienzan otras dos prospecciones del lado marroquí de la mediana con Canarias tras la realización de cuatro sondeos que no han hallado hasta la fecha petróleo comercial.
Carlos Acosta (@cmacostah), Tfe.
5/ago/14 1:06 AM
Edición impresa

Las prospecciones efectuadas en lo que va de año del lado marroquí de la frontera marítima frente a Canarias son cuatro y todas han acabado de la misma manera: sin petróleo comercial. Algunas han obtenidos indicios de crudo, pero sin entidad suficiente como pasar al siguiente paso de la investigación -la realización de pruebas técnicas que confirmarían la calidad y cantidad del producto-.

El último de esos sondeos acabó la semana pasada. Lo llevó a cabo la petrolera portuguesa Galp -y sus socios- en el lugar conocido como Tarfaya Offshore 1, a unos 90 kilómetros al este de Fuerteventura en aguas de 150 metros de profundidad, explica el geólogo y geofísico Antonio Afonso, quien remarca que en todos los casos las pruebas se llevaron a término sin accidentes .

Afonso, que es partidario de que Repsol efectúe las prospecciones autorizadas en las aguas que rodean a Lanzarote y Fuerteventura, añade que hay otras dos que empezaron ayer del lado de Marruecos, pero cerca del Archipiélago.

Una de ellas tiene lugar en el emplazamiento Sidi Mousse 1, a unos 64 kilómetros de Ifni (al noreste de Lanzarote), en aguas de 990 metros de profundidad. La realiza Genel Energy y sus socios, que prevén llegar a unos 4500 metros de profundidad. Afonso admite de que, en caso de escape, alcanzaría las costas de Lanzarote y Fuerteventura "de pleno". Se trata, añade, de un sondeo de exploracion "muy similar geologicamente" a los previstos por Repsol.

El otro está en el punto denominado Trident -1, situado a unos 90 kilómetros al este de Lanzarote, que acaba de iniciar Galp y sus socios empleando una plataforma de patas autoelevable (jackup) que fue reparada en Las Palmas. Está a unos 200 metros bajo el agua , pero Afonso estima que la perforación llegará a un objetivo a unos 3000 metros de profundidad.