Santa Cruz de Tenerife
VIKRAM MISRI EMBAJADOR DE INDIA EN ESPAÑA

"Hay aspectos de la cultura india que se han exportado sin que el mundo lo sepa"

Raúl Gorroño, S/C de Tenerife
18/abr/15 6:12 AM
Edición impresa

El embajador de India en España, Vikram Misri, se mostró encantado con Tenerife y sus contrastes. Joven, y elegante, el representante de este inmenso país, con más de mil doscientos millones de habitantes, un apreciado destino turístico por su exotismo y con una economía emergente, vino a Tenerife para participar en una semana temática sobre su nación, que se desarrolla hasta el 25 de abril, en La Laguna, organizada por la asociación Harmatán. La comunidad de origen indio en Canarias ascienda a cerca de nueve mil personas, tres mil quinientas de las cuales residen en Tenerife.

Se vende una visión muy exótica e idílica de India y su cultura, ¿pero cómo es en realidad?

Tendría que ser un filósofo o un sabio para dar una respuesta concreta. India es muchas cosas para muchas personas y lo cierto es que da lo que busque el visitante. Tradicionalmente es una sociedad vista como algo idílica, pero también se ha desarrollado mucho en las últimas décadas. Hemos llevado la tradición a lo que llamamos modernidad, no la occidental, pero si una que cuenta con la industria y la educación en todos los lados. El modelo de tener una democracia con un mercado libre ha funcionado bien y da la bienvenida a todo el mundo. Ofrece tradición, cultura, arte, costumbres y contrastes, además de informática, educación, medicina, tecnología...

¿Existe mucha variedad cultural en India, pero hay alguna clave común que la defina?

Es verdad lo que dice con tanta diversidad de culturas y de religiones que tenemos. Cabe destacar cuatro religiones mundiales que han nacido en India, tenemos más de dos mil etnias, miles de dialectos y veintidós idiomas oficiales. Hay dos factores principales para mantener la unidad en toda esta diversidad. La primera es la más tradicional. Tenemos una historia muy larga con una continuidad cultural ininterrumpida. La segunda razón es más moderna. Después de ganar la independencia en 1947, los líderes decidieron elegir el mejor modelo para un país recién nacido, con una constitución que ofrece la secularización y el federalismo. Una unión de muchos estados, muchas provincias, con una evolución de poderes y una constitución que ofrece florecer toda esa diversidad de religiones, de culturas, de costumbres en todos los sitios. Tenemos 180 millones de musulmanes y unos 30 millones de cristianos que pueden existir por estas razones.

¿Por qué no se ha exportado más la cultura india, quizás está concebida para consumo interno?

Es curioso, porque hay aspectos de la cultura india que se han exportado sin que el mundo lo sepa. Por ejemplo, las matemáticas de hoy en día que han desarrollado la informática, el número cero, el sistema de números que forma la base de todo esto viene desde India a través del mundo árabe. Las lenguas que han florecido aquí tienen como la más cercana el sánscrito, que ha nacido en India. Han pasado muchas cosas al resto del mundo occidental, pero no han sido envueltas, como en Estados Unidos, y ofrecidas al mercado. Sí las cosas del bienestar, las ciencias antiguas, que ofrecen alegría y bienestar a todo el mundo, como el yoga. Hay una broma que dice que si India hubiera tenido el copyrigh del yoga hubiese sido el país más rico del mundo. En India no ha sido envolver las cosas y ofrecerlo al mercado en el plano comercial, sino ofrecer la alegría de una forma cultural, pasar las cosas buenas a todo el mundo. De hecho, la ONU ha declarado el 21 de junio como Día Mundial del Yoga, que es el mejor reconocimiento reciente de la cultura india.

¿Pero por qué no están más presentes en el mundo el arte, el teatro y otras manifestaciones creativas indias. Es autoconsumo, no hay canales de distribución?

Somos un país que ha absorbido influencias durante siglos. Siempre ha tenido esta característica de absorber lo que ha venido del extranjero, que ha fructificado y se ha ofrecido de otra manera a los visitantes que querían venir a India, tener esa experiencia y llevarla a todo el mundo. Nunca hemos tenido un ejército invasor para hacer ninguna conquista.

En un sentido moderno, el teatro, los bailes, las producciones que tenemos en India merecen estar en el mercado del mundo de alguna manera, pero quizás es un problema de no tener vías internacionales de comunicación como la CNN o la BBC. Tenemos conocimiento de esto y somos conscientes de que nuestro pensamiento tiene mucha relevancia en todo el mundo, en un mercado extranjero. Estamos creando esas líneas de comunicación para que lleguen fuera, pero nunca vamos a presionar. Nunca vamos a crear una cadena que llene el mercado. Las salas de cine, las universidades, nuestro conocimiento... Siempre vamos a tener esa tendencia de que lleguen, cojan lo que tenemos aquí y lo lleven.

¿No considera internet un medio ideal para esa difusión?

Internet es uno de los medios más poderosos del mundo. No tiene los obstáculos de los otros medios que he nombrado y sí que puede llevar las producciones culturales y el conocimiento que tenemos en India al resto del mundo. Lo cierto es que ya está ocurriendo esto. India es la superpotencia de informática en el mundo. Las universidades, la gente, las empresas están poniendo en internet los conocimientos que tenemos que compartir. Ahí tiene el tesoro de aquí y si tienen interés serán bienvenidos, bien a través del modo digital o viniendo a India. Esa es la tendencia que tenemos de nuestra continuidad cultural.

Bolywood y la industria cinematográfica india, ¿cuál es el contenido del cine indio?

Es la industria más grande del mundo en cuanto al número de películas y tiene mucha diversidad. Es una industria que tiene el foco en el entretenimiento, ante todo, de una audiencia enorme. En los 70 y los 80 ha habido un proceso de crear una plataforma de cine artístico. Fue una época de películas más intensas de lo que hubiera gustado, a pesar de tener más crítica. No es que se haya dejado de crear cine artístico, pero lleva temas vinculados con el entretenimiento, es el valor más importante para las audiencias. Las películas suelen ser de unas tres horas. Los bailes, la música suelen formar parte de esa diversión, por lo tanto la ópera, el ballet, han sido más sustituidos por shows, por espectáculos de Bolywood. Hoy en día, con los valores de producción de tecnología los temas sociales deben entrar en todo este paquete de entretenimiento. Ahí está el caso de Tres idiotas, que ha tenido un éxito mundial, con baile y música, pero que ha puesto el foco en como tenemos que arreglar el sistema educativo en India. Estamos creando una fábrica de profesionales en vez de perder valores educativos. Es curioso, pero ha tenido éxito incluso en China, parece que ahí tienen la misma preocupación sobre el sistema educativo.

¿Por qué tiene tanto peso la religión en la cultura de su país?

Una razón tiene que ver con la continuidad ininterrumpida que hemos tenido con la religión, con los símbolos que vienen desde sus orígenes. Cada persona que sigue una religión tiene un relación muy fuerte con los orígenes de la misma, que existe tanto hoy en día como en su nacimiento. La religión está muy vinculada con la vida cotidiana. Seguimos con la imagen de tener la religión cerca del corazón, de cada cosa que hacemos. Por ejemplo, para cualquier comienzo, construir un edificio, empezar un negocio o un trabajo, un indio prefiera esperar a un día puro, un día sagrado. Esto viene desde la mente, desde la educación. Ese día es el indicado, es el momento más importante según la religión. Existe una tendencia a destacarlo como una marcha atrás que fijemos todo en la religión y no es así. Hay que visitar India para ver como está bien vinculado con la vida cotidiana. Nos ha parecido un privilegio tener tantas religiones, dejar a cada individuo según su pensamiento y su forma de llevar estas cosas a la vida cotidiana de la modernidad de India".

¿No existe el ateísmo o el agnosticismo en India?

Muy poco, tendría que buscarlo. Hay muy pocos.

¿Qué se debería de exportar de India al exterior y viceversa?

Lo que podemos exportar es la sensibilidad del no materialismo. No quiero decir que aquí no haya consumismo, que es un hecho hoy en día, pero esa sensibilidad de que existen límites y de que se puede disfrutar de la vida que tenemos sin saltar los límites que causen daños al individuo, a la sociedad y al medio ambiente. Ese tema de la sostenibilidad que tiene tanta importancia hoy en día. Creo sinceramente que el estilo de vida de un indio es quizás el modelo ideal para que se disfrute en este mundo sin hacer ningún daño al medio ambiente.

Sobre las cosas que podemos aprender nosotros, son muchas. Como país moderno emergimos desde la independencia después de una época de colonialismo en la que sufrimos de alguna manera la revolución industrial que se nos escapó. No podemos disfrutar de tener las ventajas de las que disfrutaron los demás países, entonces existe la posibilidad de aumentar la dimensión de producción industrial en un desarrollo en el que caben las inversiones del capital, de metodología y tecnología, que nos pueden ofrecer muchos países del mundo y estaría bien hacerlo.

¿Cuál es la mejor herencia británica en India?

No creo que surgieran buenas cosas del colonialismo de Inglaterra. Quizás el idioma. Lo malo es que a principios del siglo XVIII India era el país más rico del mundo junto con China. Después de la época británica emergimos como uno de los países más pobres del mundo (...) Nos hizo mucho daño esa época. De nuevo estamos reformando toda la política con los recursos que tenemos para dar a los indios todo el desarrollo que se merecen, pero esa época paró el desarrollo de una manera importante.

¿Quizás esa época es la responsable de la pobreza y el analfabetismo que existen en algunas zonas de India?

Es cierto que dos siglos de colonialismo crearon una inercia de las metodologías, de la burocracia, de la sociedad y la economía que con tanta fuerza habían fundado en el país. Después de ganar la independencia nos ha costado salir de eso. Las reformas de las últimas décadas y los resultados están ahí. El mundo tiene una imagen de India como uno de los países que ofrece las mejores oportunidades para hacer negocios. Todo eso nos ha costado todo este tiempo para ganar y saltar todos esos obstáculos a causa de haber tenido todo ese periodo de dos siglos de dominación británica.

Ghandi, padre del pacifismo, ¿cómo encaja con India como una potencia nuclear?

Son temas diferentes. La filosofía de Ghandi, que ganó la independencia del colonialismo, fue una lucha de valores, no con armas. Ha sido un ejemplo único en la historia del mundo que 450 millones de personas ganaran la independencia sin ningún tiro. Hoy en día el ambiente geoestratégico nos pone diferentes retos. Ghandi utilizó la no violencia contra el colonialismo de ese día. Hoy estamos en un tiempo con poderes nucleares alrededor. Este ámbito estratégico, estas armas son un tema de seguridad. Todos los gobiernos de India han decidido tener estas armas solamente para ofrecer la mejor seguridad nacional posible para la población india. A pesar de todo, India es el único país que ha debatido en la ONU para un desarme mundial para el bienestar de todo el mundo. No nos convence que un país tenga más seguridad que otro. Eso pasa en todo el mundo. Ha sido nuestra filosofía, que no exista ninguna discriminación. Que la paz sea igual y el desarrollo también.

¿Cuál es el estereotipo del indio?

Es una persona con un buen fondo de valores familiares y una tendencia a mantener la armonía en todas sus relaciones sociales.