Santa Cruz de Tenerife

Impacto económico de los cruceros en las ciudades

5/dic/16 19:16 PM
eldia.es

Cada vez son más las ciudades marítimas que quieren que los cruceros hagan escala en sus puertos, ya que se ha demostrado que el impacto económico de los cruceros en las ciudades realmente muy elevado. Es por ello, por lo que muchas ciudades luchan y negocian de manera directa con las navieras, con el objetivo de conseguir que sus cruceros paren en sus puertos.

¿Cuáles pueden ser los beneficios de los cruceros en una ciudad?

Para que nos hagamos a la idea, la ciudad de Barcelona genera una facturación media al año de 800 millones de euros, a la vez que aportan algo más de 400 millones de euros al Pib catalán. Por este motivo, no es de extrañar que cada vez más ciudades quieran que los cruceros paren en sus puertos, ya que esto anima y mucho al sector turístico de la ciudad.

Por otra parte, hay que decir que la facturación media de los cruceros al día en la ciudad de Barcelona es de 2.2 millones de euros, lo cual anima y mucho al sector servicios, el cual se alegra cada vez que un crucero tiene escala en la ciudad. Eso sí, la facturación dependerá del tipo de crucero que pare en el puerto, ya que no es lo mismo un crucero pequeño que un crucero con miles de turistas.

Pero no solo se dan beneficios económicos, sino que la parada de los cruceros en las ciudades también crean puestos de trabajo. Esto es muy buena noticia para la economía de una ciudad, debido a que no solo permite obtener ingresos de manera directa, sino que también los beneficios se podrán conseguir de manera indirecta.

Es por ello, por lo que se estima que por cada 100 euros directos gastados por los turistas de los cruceros, se producen otros 80 euros indirectos. Es por ello por lo que las ciudades luchan por conseguir que los cruceros hagan escala en sus ciudades.

¿Cómo es el perfil de los cruceristas?

Según nos informan desde el portal de viajes podemos ver como es el perfil medio de un crucerista, para lo cual nos vamos a basar también en los datos de Barcelona. Recordando que estos datos serán muy parecidos a los datos que se obtendrían en otras ciudades

Para comenzar, los turistas que bajan de los cruceros, pasan una media de algo más de 4 horas en la ciudad. A esto tenemos que añadir que la media de pasajeros que bajan del barco para disfrutar de la ciudad es del 57%. Esto quiere decir que la gran parte de los pasajeros bajan a disfrutar de la ciudad en la cual se ha realizado escala, lo cual se traducirá en beneficios para la misma.

Por otra parte, también se ha demostrado que es una muy buena fuente de ingresos la opción de comenzar y finalizar el crucero en una ciudad. Esto se debe a que los turistas no se bajan del barco y se van a sus casas, sino que pernoctan en las ciudades una media de dos días por pasajero, lo cual hace que los beneficios también crezcan por este lado. Además, hay que recordar que el 94% de los pasajeros que pasan la noche en la ciudad pernoctarán en un hotel, mientras que el resto buscan otras opciones como hostales o apartamentos.

¿Cuánto se gasta un crucerista de media en la ciudad?

Según el último estudio, se ha demostrado que el crucerista que se baja del barco para visitar la ciudad se gasta en la misma una media de 53 euros por persona. Es por ello, por lo que si esto lo multiplicamos por cientos de turistas, la recaudación que obtendrá la ciudad será muy elevada.

Mientras que si el turista pernocta en la ciudad, el gasto medio será de 202 euros. Es más, si comparamos este gasto, con el gasto medio de un turista normal, el cual es de 153 euros diarios, podemos ver como el diferencial es muy elevado. De esta manera, podemos comprobar como el gasto es mucho más elevado por parte de un turista que va en crucero, que el gasto que realizará un turista normal.

Por todo ello, es normal que las principales ciudades marítimas luchen y negocien con las empresas de cruceros, para conseguir que los mismos hagan escala en la ciudad. Y es que los mismos no solo son una fuente de ingresos directos, sino que también ofrecen muchos beneficios indirectos, de aquí que los cruceros sean muy bien recibidos por las ciudades y sobre todo por los comerciantes.