Nacional
PSOE SÁNCHEZ

Sánchez: "No pido girar a la izquierda, sino que PSOE vuelva a ser la izquierda"

Madrid, EFE
20/feb/17 21:32 PM
eldia.es
Chema Moya (EFE)

Madrid, EFE El ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez ha asegurado hoy que su proyecto político no supone ningún "giro a la izquierda", sino recuperar ese espacio político perdido: "No proponemos un giro a la izquierda, sino que queremos que el PSOE vuelva a ser el partido de la izquierda en este país", ha afirmado.

Tres semanas después de anunciar su candidatura en Dos Hermanas (Sevilla), Sánchez ha presentado esta noche en Madrid el proyecto político con el que concurre a las primarias y con el que pretende "reubicar al PSOE donde siempre se le espera y donde se tiene que ubicar: en la izquierda de este país", ha dicho ante los cerca de mil militantes y simpatizantes que han abarrotado el teatro Fernando de Rojas y la sala anexa del Círculo de Bellas Artes.

Según los organizadores, otras 400 personas se han quedado en la calle por falta de aforo.

En el acto han intervenido la economista y exministra Cristina Narbona, el sociólogo y director de la revista "Temas" José Felix Tezanos y el también economista y coordinador del Foro de Economía Progresista Manuel Escudero, todos ellos redactores del proyecto, así como la jueza y diputada independiente del grupo socialista en el Congreso Margarita Robles.

También han acudido a apoyar la candidatura de Sánchez la número dos del PSC y alcaldesa de Santa Coloma de Gramanet, Núria Parlon; la que fuera ministra de Urbanismo y Vivienda con José Luis Rodríguez Zapatero, Beatriz Corredor, y la ex portavoz en el Senado María Luisa Carcedo, entre otros.

No han faltado los llamados "diputados del no": Odón Elorza, que también ha participado en la elaboración del proyecto, Zaida Cantera, Sofía Hernanz, Luz Martínez Seijo y Rocío de Frutos, así como los también diputados 'sanchistas' Susana Sumelzo, Adriana Lastra y José Luis Ábalos.

Recibido al grito de "no es no" y al ritmo de "Color Esperanza", la canción de Diego Torres que se ha convertido en himno de los 'sanchistas', Sánchez ha dejado claro que quiere un nuevo PSOE capaz de "crear una gran alianza de fuerzas progresistas que ponga fin al austericidio", y lo ha hecho sobre la idea de que "se gobierna desde La Moncloa", no desde el Parlamento.

Asimismo, ha manifestado que su candidatura agrupa a los no "nostálgicos del bipartidismo", pues son conscientes de "la complejidad del sistema actual", y por ello, ha tendido "la mano a todas las organizaciones" con el objetivo de "poner fin al gobierno de la derecha e implantar el cambio progresista".

En esta línea, ha añadido que su candidatura y el PSOE que aspira a liderar de nuevo "dice 'no'" a Mariano Rajoy para "decir 'sí'" a una "fuerza vertebradora del cambio político", sustentada en el diálogo.

"Un partido, además, que sea autónomo y libre de injerencias de los poderes económicos", a los que Sánchez ha pedido respeto, del mismo modo que él se ha comprometido a profesarlo, pero "cada uno en su espacio".

Junto a él, Narbona ha explicado que respalda su candidatura como "militante de base comprometida con la regeneración" y convencida de que "hoy más que nunca hace falta un cambio de políticas que solo conseguiremos si cambiamos la forma de hacer política empezando por nosotros mismos".

En nombre de los "socialistas de corazón", Margarita Robles ha defendido que el proyecto de Sánchez es "bueno para el PSOE y para este país" y que "no es un proyecto personal", sino el "futuro proyecto de gobierno" de España.

"Este es un proyecto diferente, creíble, que se apoya en el valor de la palabra dada, de izquierdas, transformador de la sociedad, que pretende ser eficaz y sin estridencias, frente a los de la estridencia, el escándalo y solo y exclusivamente la calle", ha dicho en alusión a Podemos.

Robles, que también ha arremetido contra el Gobierno del PP, al que ha identificado con la tolerancia hacia la corrupción, ha reivindicado el "no es no" como una "forma de entender la política frente a los que antepusieron en un despacho intereses puramente electorales".

Por su parte, Tezanos, que ha alertado del riesgo de que haya una crisis de sistema en el que ningún partido resulte creíble, ha llamado a desarrollar un PSOE "democrático, de ciudadanos maduros con voluntad de tomar decisiones, no un partido de siervos y súbditos a los que se les pide que callen y no rechisten".

Convencido de que "se ha resuelto muy mal la gobernabilidad de España -"ojalá funcionara, pero no va a funcionar", ha pronosticado-, ha señalado que "hay que impulsar un cambio de ciclo en que el PSOE sea capaz otra vez de vertebrar España".

Manuel Escudero ha incidido en que "no es verdad" que el proyecto de Sánchez proponga un "giro a la izquierda", sino que lo que propugna es que los socialistas reafirmen sus principios clásicos de libertad, igualdad y solidaridad. "Parte del problema que tenemos es que algunos se han olvidado de estos principios".

Por su parte, el exalcalde de San Sebastián Odón Elorza, que ha dedicado el proyecto a los "miles de socialistas que decidieron luchar por levantar del suelo al PSOE y constituirse en plataformas" tras la dimisión de Sánchez, ha subrayado que éste "no está solo", que "tiene un gran equipo competente" y un "proyecto colectivo" al que quieren incorporar a todos los progresistas de España y con el que responden "a los que se han cansado de decir que Pedro Sánchez no tenía proyecto".

PSOE SÁNCHEZ