Sociedad

Los oncólocos creen que en 2025 empezarán a bajar los casos de cáncer

Los especialistas sostienen que a partir de ese año darán fruto las políticas de prevención que se ponen en marcha hoy para disminuir el consumo de alcohol y tabaco y atajar el sobrepeso.
Efe, Madrid
7/sep/17 5:58 AM
Edición impresa

El cáncer es una enfermedad que va en aumento debido al envejecimiento de la población, pero los oncólogos estiman que 2025 marcará un punto de inflexión, ya que en ese año empezarán a bajar los casos gracias a que darán sus frutos las políticas de prevención actualmente puestas en marcha.

Así lo aseguró ayer el doctor Josep Tabernero, jefe de servicio del Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona y presidente electo de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), que este año ha elegido Madrid para celebrar su congreso anual.

Una cita internacional en la que entre el 8 y 12 de septiembre casi 24.000 especialistas de 130 países abordarán las últimas novedades en el diagnóstico y tratamiento del cáncer.

En rueda de prensa para adelantar los aspectos más relevantes, el doctor Tabernero explicó que el cáncer irá en aumento hasta 2025, año en el que se espera comience una disminución debido a que empezarán a dar resultado medidas preventivas dirigidas a disminuir el consumo de alcohol y tabaco, el control del sobrepeso o una menor exposición al sol.

Según los últimos datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la incidencia ha aumentado más de lo previsto en España, ya que en 2015 se registraron 247.771 nuevos casos, con lo que se sobrepasó en más de mil las estimaciones hechas para 2020.

Para el presidente de la SEOM, Miguel Martín, esto no se debe entender en negativo, ya que "la buena noticia" es la disminución de la mortalidad, especialmente en algunos tumores como mama, colón y también pulmón, por lo que pidió "desestigmatizar el cáncer". En términos globales, entre el 60 y el 65% de los pacientes oncológicos en España se curan, aunque varía mucho de unos tumores a otros, señaló Martín, jefe de servicio del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. En la disminución de la mortalidad, además de los avances en los nuevos tratamientos, juegan un papel importante los programas de cribado en tumores como el de mama y cérvix.