Nacional

Fin de semana pasado por agua en el Mediterráneo y Baleares

Madrid, Europa Press
4/may/18 12:15 PM
eldia.es
EUROPA PRESS

Madrid, Europa Press El fin de semana estará marcado por la influencia de una borrasca en el Mediterráneo, situada al este de Baleares y que será "bastante activo" al principio en estas zonas, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que espera también un ascenso de las temperaturas en la mayor parte del país.

El portavoz adjunto de la AEMET, Rubén del Campo, ha señalado a Europa Press que el sábado seguirá la inestabilidad y que la más acusada se producirá en el área Mediterránea, Andalucía oriental y Baleares, donde habrá chubascos tormentosos, que en Baleares y Teruel serán fuertes y acompañados de granizo. En el resto de España podrán crecer nubes de evolución y podría haber algún chubasco disperso por la tarde.

Sobre las temperaturas ha destacado que el sábado subirán las temperaturas en buena parte del norte, sobre todo en Castilla y León donde podrán subir hasta 8 grados centígrados en Ávila y Valladolid.

Respecto al domingo, prevé que será un día parecido al anterior, con inestabilidad, sobre todo en el área mediterránea, Baleares, sur de Aragón, este de Castilla-La Mancha y este de Andalucía, donde puede haber tormentas y en estas zonas podría haber chubascos localmente fuertes y con granizo puntual. Ese día las precipitaciones se extenderán más al oeste de la Península y podrían ser puntualmente fuertes y acompañadas de granizo. Estas lluvias afectarán a todas las zonas excepto a Galicia, meseta norte, litoral cantábrico y oeste de Andalucía.

En cuanto a Canarias, prevé que el fin de semana haya intervalos nubosos con lluvias probables y chubascos dispersos en las islas de mayor relieve.

No se esperan tormentas en el litoral Cantábrico y en el noroeste y seguirán subiendo las temperaturas en la mayor parte de las zonas de nuevo el domingo, sobre todo en el norte. En el Cantábrico, en el Alto Ebro y Castilla y León y dominarán las temperaturas entre 5 y 10 grados por encima de lo normal, sobre todo en Galicia y Castilla y León. Por el contrario, estarán por debajo de lo normal en el extremo sur y en Canarias.

El viento soplará el fin de semana de Levante en Alborán y de componente norte en Canarias, resto del área mediterránea, litoral de Galicia y, el sábado, en el tercio norte peninsular. En el resto del país el viento será flojo en general y se producirán algunas rachas fuertes en las zonas de tormenta.

En general, el portavoz ha comentado que predominará la inestabilidad atmosférica "propia de la primavera", lo que significa que habrá chubascos acompañados de tormentas y temperaturas agradables. El lunes en muchas zonas del interior se podrán formar nubes de evolución diurna en el centro y suroeste, donde se prevén precipitaciones fuertes y con granizo puntual. Ese día las temperaturas no variarán.

Respecto al resto de la semana, ha indicado que seguirá la intestabilidad atmosférica, con nubes de evolución diurna en el interior y estos días en la mitad este peninsular puede haber chubascos puntualmente fuertes y con temperaturas que no cambiarán mucho e incluso podrían subir algo más en el Mediterráneo, igual que subirán en el extremo norte el martes.

De miércoles a viernes no se esperan variaciones significativas de las temperaturas aunque el viernes incluso podrían subir algo más. "Van a persistir las temperaturas más altas de lo normal para esta época del año durante toda la semana", ha subrayado.

De hecho, ha explicado que la diferencia térmica, sobre todo en el norte, entre las temperaturas de esta semana y de la próxima será de unos 12 grados centígrados en las máximas, ya que por ejemplo, este jueves las máximas estuvieron entre 4 y 7 grados centígrados por debajo de lo normal en la meseta norte y el lunes se prevén valores entre 6 y 10 grados centígrados por encima de lo habitual.

En concreto, desde el sábado al martes se esperan máximas de entre 24 y 26 grados centígrados en Madrid, en Orense se alcanzarán los 29 grados centígrados; en Zamora, entre el domingo y el martes se moverán entre 25 y 28 grados centígrados; Sevilla tendrá máximas de 27 a 29 grados centígrados; Valencia, entre 21 y 23 grados centígrados; Cuenca, 22 grados centígrados y en Teruel las máximas rondarán los 22 a 24 grados centígrados, mientras que las mínimas en esta provincia aragonesa estarán entre 5 y 8 grados centígrados más bajas de lo normal.

La próxima semana, del 7 al 13 de mayo, predominará el aire frío en altura y las bajas presiones relativas en superficie marcarán el tiempo en la Península.

Por ello, el portavoz estima que predominarán los cielos poco nubosos a primeras horas y que a lo largo del día se irá formando nubosidad de evolución en el interior que dará lugar a chubascos dispersos, ocasionalmente con algunas tormentas, sobre todo por la tarde y más probables en sur y el este de la Península.

Al principio de la semana sobre todo las precipitaciones podrían ser fuertes y con granizo y también hay probabilidad de que se formen nubes de evolución que dejarán chubascos por la tarde en Mallorca.

Durante la semana podría aumentar también la nubosidad y la probabilidad de precipitaciones en el Cantábrico, al contrario de en el resto de litorales, donde la probabilidad seguirá siendo muy baja.

En Canarias se esperan intervalos nubosos con algunas lluvias débiles en el norte de las islas de más relieve y aunque hay incertidumbre, varios escenarios apuntan a que llegará un nuevo frente atlántico el sábado, lo que conllevaría un aumento de la nubosidad y de precipitaciones en el norte de Galicia, área del Cantábrico y en el entorno del alto Ebro.

Asimismo también podrían aparecer nubes de evolución y tormentas en el cuadrante nordeste peninsular y zonas próximas, que podrán llegar a ser localmente fuertes.

Finalmente, sobre las temperaturas la AEMET no espera grandes cambios aunque pueden aumentar "considerablemente" en el Cantábrico oriental y el sábado y domingo bajarán en la mitad norte de la Península.