Economía
LO ÚLTIMO:
Interceptan una patera con 24 magrebíes rumbo a Lanzarote leer

El 'blockchain' y el juego: la industria donde todos ganan

15/may/18 12:34 PM
eldia.es

La tecnología se desarrolla a un ritmo de infarto mientras va cambiando todo lo que se encuentra por su paso. El blockchain es uno de los últimos logros que ha traído la evolución tecnológica y con el que todo se está transformando. Sus orígenes se remontan al bitcoin, la criptomoneda electrónica con la que se empezaron haciendo transacciones en internet. El sistema blockchain es el que está detrás de la codificación de estas monedas y, con la modificación de algún algoritmo, se ha conseguido crear otras con otras propiedades. Esta cadena de bloques está pasando al sistema financiero  para cambiar las reglas de la economía y crear un nuevo tipo de transacciones económicas donde desaparecen los intermediarios.

Pero la revolución del sistema blockchain no se ha limitado a los movimientos bancarios, ya que, gracias a todo su potencial, ha saltado a otras áreas de la sociedad incluido los juegos. El blockchain ha llegado a los juegos creando un sistema más democrático donde todos ganan y donde las reglas, tal como las conocemos, se van difuminando para abrir la puerta a los cambios.

Unicidad

Los coleccionables han dejado de ser cromos que compramos en el quiosco para pasar a adquirirse en el mundo virtual. Uno de los más conocidos es CryptoKitties, unos gatos virtuales que se pueden comprar o vender para después criarlos y ver cómo, poco a poco, se van pareciendo a sus padres. Al basarse en la tecnología blockchain, cada imagen es única porque tiene su propia encriptación, por lo que los coleccionables se convierten en 'cromos' únicos que han provocado verdaderas pujas escandalosas por una sola imagen, como si se trataran de subastas de obras de arte.

Un paso más en la evolución de estos nuevos tipos de coleccionables encriptados será el nuevo juego Let's Hunt Monsters, una mezcla de los CryptoKitties y del juego de Pokemon. El lanzamiento lo ha anunciado la compañía de telecomunicaciones china, Tencent, que intenta llevar al país rojo el juego de la caza de Pokemon que no pudo comercializarse en China al ser de Google, buscador que está prohibido. Este juego basado en blockchain tendrá la misma unicidad en sus personajes, con una genética irrepetible en cada uno de ellos. Además, se permitirá su comercialización y la mejora de las cualidades de los monstruos.

Los avatares de los videojuegos también podrán adquirir un toque auténtico con la creación de personajes totalmente diferenciados, los unos de los otros, y que irán aumentando su poder a medida que van avanzando en el juego. La tecnología de cadena de bloques también permitirá que podamos introducir información sobre nosotros en el personaje, llegando incluso a llevar nuestra cara.

Rentabilidad

El sistema blockchain también va a traer cambios interesantes en el ámbito económico, como la posibilidad de ganar dinero encriptado en lugar de puntos. First Blood es uno de estos primeros juegos que se han basado en la cadena de bloques para salir a la luz. Su plataforma ha creado un lugar donde los aficionados de los eSports puedan probar su talento jugando con otros usuarios y siendo compensado económicamente por sus logros. Además, el sistema blockchain permite que todos los datos, incluidas sus ganancias, estén protegidos y ofrecen, a cada usuario, un total control sobre sus beneficios.

Por otro lado, ya hay juegos de casino que gracias a la tecnología blockchain están introduciendo su propia moneda para las recompensas de los jugadores. El casino Zero Edge ha apostado por la cadena de bloques creando su propia moneda ZeroCoin. Con este paso, la casa del casino no se quedará ninguna ventaja y  los jugadores podrán jugar gratis sin perder dinero. Entonces, ¿cómo podrá resultar este juego rentable? La fuente de ingresos para la casa será la evolución del precio de la criptomoneda.

Seguridad

En el caso del juego en internet, uno de los mayores problemas es la falta de confianza que los jugadores tienen en las plataformas. Las plataformas de juegos de casino, por ejemplo, que tanto están creciendo en los últimos tiempos, tienen como cometido generar transparencia  para conseguir una mayor fidelidad de sus jugadores. Y a pesar de que algunas salas de juegos se encarguen de patrocinar campeonatos en vivo o de ofrecer contenidos extra y estrategias, como los trucos del blackjack online o las reglas de la ruleta, y así conseguir la lealtad de sus jugadores, la realidad es que la falta de confianza es uno de los mayores problemas entre los usuarios.

Para acabar con esto y conseguir que los usuarios se sientan libres en el entorno de juego, algunas plataformas, como JoyToken, se han basado en la cadena de bloques para crear entornos transparentes donde todos los resultados queden registrados y que no haya riesgo de fraude. Además, con esta plataforma se reducen las tarifas de pagos y se conecta a los todos los protagonistas del juego, desde los desarrolladores hasta las empresas. Por su lado, la plataforma Truegame utiliza smart contracts basados en el sistema de blockchain para dotar de mayor fiabilidad a sus juegos con un sistema de transacciones totalmente transparentes.

Democracia

Con la descentralización que trae la tecnología blockchain, los juegos se realizarán de manera más democrática. En un mercado descentralizado, cualquiera podrá vender un juego que no use gracias a un sistema de encriptación, liberalizando el intercambio y huyendo del mercado negro. Además, las criptomonedas han economizado el mundo de los juegos, abaratando los costes y permitiendo que lleguen a un público más amplio.

  En los videojuegos, el sistema de blockchain se dirige a un mundo más democrático donde los personajes y los logros podrán saltar de un juego a otro, independientemente de que sean de franquicias diferentes. Y como llegará el momento en que cada uno podrá customizar, de forma individual, todos los aspectos incluidos en el juego, existirán diferentes versiones partiendo de un mismo juego base, lo que permitirá que haya interpretaciones infinitas de una única aventura.