Economía
LO ÚLTIMO:
Interceptan una patera con 24 magrebíes rumbo a Lanzarote leer

BBVA apuesta por la continuidad de la política económica actual en México

Martí Quintana, México, EFECOM
16/may/18 7:34 AM
eldia.es
El presidente del Grupo BBVA, Francisco González./José Méndez (EFE)

El BBVA apostó hoy por la continuidad en México con un alegato en favor de las reformas impulsadas por el mandatario Enrique Peña Nieto, en una reunión de consejeros en la que aspirantes a la Presidencia arremetieron contra un ausente rival Andrés Manuel López Obrador.

"En su administración se han aprobado reformas estructurales de enorme calado que darán frutos en los próximos años", que son "decisivos para el país", dijo el presidente del Grupo BBVA, Francisco González, al participar en la Reunión Nacional de Consejeros Regionales 2018 del BBVA Bancomer, filial del español BBVA.

Aunque reconoció "grande desafíos" en el país, alabó reformas como la de telecomunicaciones o la energética, que abrió el sector a la iniciativa privada tras casi ocho décadas de monopolio estatal.

Contrario al populismo, González se refirió con sutileza al izquierdista López Obrador, líder en las encuestas, e invitó a los mexicanos a recordar que "no existen soluciones fáciles a problemas complejos".

"Se requiere realismo, perseverancia, pragmatismo y liderazgo que una, sume y construya a partir de lo bueno que se ha conseguido", dijo González, tendiendo la mano a Peña Nieto.

El presidente de México recogió el testigo y en su intervención, que cerró el evento, destacó que durante su administración se ha logrado la estabilidad macroeconómica del país y el crecimiento económico pese a fenómenos externos.

Las reformas han sido claves para este éxito, apuntó, pues solo con la energética se lograron comprometer 200.000 millones de dólares de inversiones, entre otros datos que esgrimió ante los banqueros.

"El camino al desarrollo no tiene atajos, se requiere trabajo y esfuerzo de la sociedad (...) y la capacidad de los gobiernos de generar ambientes de confianza y estabilidad. Sin dejar de reconocer que aun persisten retos importantes, vamos por el camino correcto", aseguró, en sintonía con las palabras de González.

López Obrador, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), fue el gran ausente en esta cita. Se debió a un "conflicto de agenda", según explicó Luis Robles Miaja, presidente del Consejo de Administración de BBVA Bancomer.

Por ello, y en un escenario poco favorable al candidato de izquierda, el resto de contendientes por la Presidencia usaron este foro de palestra para lanzar dardos a López Obrador desde distintos ángulos.

El conservador Ricardo Anaya, del Partido Acción Nacional (PAN), se presentó como el candidato del empresariado, que las últimas semanas entró un disputa con López Obrador desde que este tildó a un grupo de poderosos patrones de "minoría rapaz".

"Necesitamos generar más empleadores, pues son los grandes aliados para generar los empleos que necesita la gente", dijo Anaya, y recordó que, si se actúa contra los empresarios, es la ciudadanía quien "termina pagando los platos rotos".

El candidato del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade, alertó de la "incertidumbre y riesgos" que generará López Obrador de vencer en los comicios del 1 de julio, en los que se elige al presidente y al jefe de Gobierno de Ciudad de México junto a más de 3.400 cargos públicos.

Desde su posición de tecnócrata con una larga trayectoria política, Meade consideró que instituciones tan reputadas como el Banco de México pueden padecer "ataques" si gana el izquierdista.

En su oportunidad, el candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón, conocido cono "el Bronco", recordó que la pobreza "se vence sembrando riqueza, no con dádivas", en un mensaje dirigido al resto de contendientes aunque con un acento especial contra un López Obrador al que con anterioridad ha calificado de "Santa Claus".

Finalmente, la otra independiente, Margarita Zavala, arremetió contra el rival ausente por su propuesta de una posible amnistía a miembros del crimen organizado.

Aunque otros aspirantes también lo atacaron por esta polémica idea, la esposa del expresidente Felipe Calderón (2006-2012) fue la más contundente. "Hay que enfrentar a los criminales, por respeto a la ley, a las víctimas y al Estado de Derecho", apuntó.

En medio de este alud de críticas, los candidatos esgrimieron hoy sus propuestas, ya conocidas, para hacer frente a la corrupción y la inseguridad, las dos grandes lacras que acechan un país sumido en una ola de violencia con 25.339 asesinatos en 2017 y decenas de altos funcionarios, incluso gobernadores estatales, acusados de malversación de fondos públicos, entre otros delitos.