Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
El director de Empleo del Cabildo de Gran Canaria aparece muerto en su vivienda leer

El Corpus orotavense, como siempre

Al amanecer, el olor a brezo y los 20 tapices y 15 recorridos por hacer; durante la jornada, los alfombristas afanados y miles de ciudadanos llegando. Al final, lo que importa es el arte efímero que engrandece el municipio.
El Día
8/jun/18 6:25 AM
Edición impresa
 

Pasan los años y La Orotava sigue reuniendo a miles de tinerfeños y de visitantes en torno al arte efímero de las alfombras. 35 y el tapiz magno son el resultado de una tradición surgida el 11 de abril de 1905, fecha en la que la plaza del Ayuntamiento fue cubierta por la primera gran alfombra, cuya parte central estaba ocupada por el escudo de La Orotava y la leyenda "A nuestra Marina de Guerra". Los tiempos han cambiado. Pero la historia se remonta mucho más atrás, a 1847, cuando miembros de la familia Monteverde, bajo la inspiración de Leonor del Castillo, elaboraron una alfombra de flores para festejar el paso de las Andas del Corpus frente a su vivienda.

"La Orotava, como siempre, se abre al mundo. Y no solo lo hace de forma física, sino que también lo hace de forma espiritual compartiendo al universo entero mensajes que ayudan a reflexionar a todos en pro de la tolerancia y la solidaridad y en contra de las injusticias y la lacra social". Es el mensaje que este año y transmitió el alcalde, Francisco Linares.

Ayer, desde primerísima hora, cientos de personas de todas las edades se afanaron en elaborar las alfombras de flores que tapizaron el recorrido de la procesión del Corpus Cristi: las calles Colegio, Carrera Escultor Estévez, Tomás Pérez e Inocencio García.

El brezo y su olor inundaba el entorno de la iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, a cuya puerta de acceso elaboró su alfombra Puenteareas, municipio hermanado con la Villa de La Orotava por esta misma tradición desde hace 35 años.

El esfuerzo de los alfombristas desde la salida del sol llenó de esplendor el casco urbano orotavense, con la temática religiosa como motivo principal y casi exclusivo en la mayoría de los tapices. La veintena de los y los 15 corridos presenciaron la solemne procesión del Santísimo Sacramento, tras la misa que presidió el obispo, Bernardo Álvarez, con la asistencia de los presidentes de los gobiernos regional e insular, Fernando Clavijo y Carlos Alonso, respectivamente, entre otras numerosas autoridades.

Y la fiesta sigue hoy con la cena de grupos y parrandas (obligatorio acudir con traje típico) y el baile de taifa (22:30), en la plaza V Centenario; el baile de magos (21:30 horas), en la Sociedad Liceo Taoro. El domingo, romería.