Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
El director de Empleo del Cabildo de Gran Canaria aparece muerto en su vivienda leer
ARAFO

"Lemes está aburrido de una Alcaldía que le vino grandísima"

Lo asegura la concejal del PP, Tamara del Pino, quien critica al alcalde por pretender "olvidar" su pasado con Calzadilla. "Practica la política que le enseñaron, simple".
El Día, Arafo
11/jun/18 6:32 AM
Edición impresa
"Lemes está aburrido de una Alcaldía que le vino grandísima"

"Arafo es música, pan, vino, cultura general, participación y mucho más que el Polígono, aunque es una parte importante que hay que cuidar", pero algo ha cambiado. Lo percibe Tamara del Pino, la concejal del Partido Popular, quien reconoce que "hasta hace muy poco era delicado, pero la gente se treve ya a criticar lo que no le gusta y a ayudar en lo que sí. Parece que son tiempos que huelen al cambio que el municipio necesita, ahora aún más".

Le duele que "un simple vistazo" al pueblo de Arafo permita constatar que "hemos retrocedido" y que "parezca que hasta nos acomplejamos de hablar de Arafo porque hemos pasado de ser el protagonista de la comarca a comparsas de la misma", políticamente hablando. "Del Arafo de Domingo Calzadilla queda la pelea por la música y la cultura. Fue un político de referencia porque el pueblo lo votaba elección tras elección, si bien, junto a sus compañeros de gobiernos, creó una situación económica delicada para el consistorio y el municipio". Como herencia, Tamara del Pino cita el Auditorio Juan Carlos I, la Residencia de Mayores María Auxiliadora, "un alcalde y concejales", en alusión a José Juan Lemes, regidor; Luis Domingo Marrero, Juan Ramón Martín y Liberto Flores, ediles del gobierno local con AIArafo y Coalición Canaria (CC).

La edil del PP recuerda así que José Juan Lemes, actual regidor, "lleva 27 años en este ayuntamiento desempeñando el papel de secretario, concejal, teniente de alcalde y persona de máxima confianza de Calzadilla. Parece una burla que hoy pretenda desentenderse de su corresponsabilidad en esa gestión". Tamara del Pino se muestra rotunda: "A día de hoy, no queda nada de aquellas ideas que me transmitió Lemes cuando se sentó conmigo para que formara parte de su equipo de gobierno en 2011, en el sentido de querer un equipo renovado, nuevo y que no tenga nada que ver con Calzadilla. No queda nada".

Lemes "practica la política que le enseñaron, simple, judicialmente delicada, la política del favor con botes de pintura, ayudas sociales, de atención a las familias con más empadronados... Lo que conocemos los araferos de siempre".

No le sorprende el trato que recibe la oposición del gobierno local porque "me enseñaron a no hacerle caso a la oposición porque ellos son mayoría, a decirle sí al rival político para luego no hacerle caso". Por eso, entiende que en las sesiones plenarias "se levanten ciertas pasiones".

Tamara del Pino se muestra serena al asegurar que "a José Juan Lemes no le importa el municipio. José Juan Lemes está aburrido de la Alcaldía de Arafo desde 2012, le vino grandísima porque no ha sabido pelear fuera por los intereses del municipio. Solo le preocupa su sillón, antes fue el de la Alcaldía y ahora, el del Cabildo, pero tendrá que asegurar primero el cargo aquí, por lo que no creo que renuncie a ser candidato".

"Buen gestor no ha sido. En 2011 se pagaron muchísimas facturas heredadas de las competencias que tuvo José Juan Lemes en gobiernos anteriores", asegura Tamara del Pino. La edil del PP afirma que la mejora económica se iba a producir "sí o sí, porque Lemes estaba obligado a seguir las directrices del Gobierno del PP. Lo contrario hubiera significado la intervención del ayuntamiento". Admitiendo que "gestionar la pobreza es duro", rechaza que "únicamente su gestión sea la causa de la mejoría. Que se venda como buen gestor me parece cómico, como mínimo, pero no me sorprende".

Tamara del Pino es la única concejal del PP del mandato 2011-2015 que permaneció fiel al PP cuando José Juan Lemes, y el resto de ediles de aquella mayoría absoluta, abandonó dicho partido tres meses antes de las elecciones locales de 2015. Tres años después tiene claro que "hoy represento una política diferente, me avala mi trabajo cuando fui concejal con responsabilidad de gobierno y en Arafo hay mucho que hacer y que cambiar con una premisa: ayudar al vecino".

No evita pronunciarse sobre un futuro gobierno municipal sin mayoría absoluta y lo deja claro: "Directamente, no podría cogobernar con José Juan Lemes porque no me gusta su gestión, no es el perfil de lo que considero un buen político y no me inspira confianza. En el gobierno hay compañeros muy válidos y en la oposición, también, con la incógnita de que no sabemos cómo serán como gobernantes porque nunca han gobernado, pero les avala que son muy trabajadores".

Tamara del Pino

concejal del partido popular en arafo

ARAFO