Sociedad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Unicaja y Liberbank confirman que estudian su fusión leer
OLA DE CALOR

Las altas temperaturas remiten tras dejar al menos seis muertos

La entrada de aire fresco del Atlántico rebajará el calor, aunque seguirá siendo considerable en algunas zonas del suroeste, Cantabria y su zona oriental y el valle del Ebro.
Efe/El Día, Madrid/Tenerife
7/ago/18 6:12 AM
Edición impresa
Las altas temperaturas remiten tras dejar al menos seis muertos

La ola de calor que ha afectado a toda España desde el miércoles pasado y ha causado al menos seis muertos remite mañana por la entrada de aire fresco desde el Atlántico, aunque las temperaturas hoy seguirán siendo altas en el suroeste, Cantabria y su zona oriental y el valle del Ebro.

Al menos seis personas han fallecido por golpes de calor desde el inicio de la ola de calor: dos en Tarragona, dos en Murcia, una en Barcelona y otra en Extremadura, según fuentes de los servicios de Sanidad regionales. Asimismo, once personas se han visto afectadas por golpes de calor, diez en Extremadura y uno en la Comunidad de Madrid.

Las temperaturas siguieron altas ayer en el suroeste, donde se superarán los 40-42 grados; en el Valle del Ebro y Cantabria interior llegaron a los 39-40; y en el País Vasco alcanzaron los 38 grados, informó el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén Del Campo. A partir de hoy, la llegada de aire fresco desde el Atlántico por la formación de una vaguada en las capas altas traerá una bajada de temperaturas generalizada y gradual de entre 6 a 8 grados, que irá recorriendo de oeste a este toda la Península, según Del Campo.

El descenso se iniciará hoy desde la mitad occidental y el Cantábrico e irá desplazándose mañana hacia el este, produciéndose "una nueva bajada el jueves".

Sin embargo, hoy el Valle del Ebro continuará con valores relativamente altos que llegarán hasta los 35 grados, al igual que el centro y sur de la Península, donde se alcanzarán los 38, y el valle del Guadalquivir, en el que rozarán los 40 grados.

Pero el calor irá remitiendo y en el oeste y zonas del noroeste de Castilla y León llegarán a entre los 26 y 28 grados.

Las islas occidentales y Gran Canaria extreman desde ayer las precauciones ante el pronóstico de las altas temperaturas efectuado por la Agencia Estatal de Meteorología. Para ello, han prohibiendo hacer fuego y, en algunos casos, restringido el acceso a determinadas zonas de la cumbre. El objetivo: eliminar el riesgo de incendio forestal que acecha a las Islas por el calor.

La situación de alerta se activó ayer a las 12.00 horas y se mantendrá hasta que finalice el episodio de altas temperaturas, en el que se espera que los termómetros alcancen los 38 grados en algunos puntos de la isla. El calor, además, ha venido acompañado de calima, lo que no solo tiene efecto en la meteorología sino en la salud de las personas, especialmente aquellas que sufren de asma o los mayores.

La Dirección General de Salud Pública insiste en la necesidad de hacer caso de las recomendaciones para prevenir golpes de calor y otras afecciones para la salud. Estar hidratado, no practicar deporte al aire libre -especialmente en las horas donde las temperaturas son más elevadas- y evitar las zonas que no estén a la sombra son algunas de las sugerencias.

Por su parte, los cabildos, además de activar los protocolos habituales para estos casos -prohibir hacer fuegos en zonas recreativas o espectáculos pirotécnicos o utilizar maquinaria- también han intensificado las tareas de vigilancia, principalmente en las medianías de las islas.

La temperatura más alta registrada en las Islas ayer hasta las 14.00 horas fue de 38,5 grados en Agüimes, según la Aemet.

OLA DE CALOR