Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Vuelven a desplegar la pancarta contra el Rey en la plaza de Catalunya leer

Condenada a doce años de cárcel una madre alemana por prostituir a su hijo en internet

  ALEMANIA, DPA/EP
7/ago/18 10:05 AM
eldia.es

ALEMANIA, DPA/EP

El Tribunal Regional de Friburgo (Alemania) ha condenado este martes a doce años de cárcel a una mujer y a su pareja que durante más de dos años ofrecieron en la 'deep web' --el Internet profundo-- al hijo de ella, que ahora tiene diez años, para que otros hombres pudiesen violarlo.

La madre, de 48 años, y su pareja, de 39 años, con antecedentes penales por abuso infantil grave, confesaron los delitos durante el juicio. La Policía llegó a ellos gracias a una información anónima recibida en septiembre de 2017 y que destapó los abusos sufridos por el menor.

El niño no solo sufría los abusos de su propia madre y de la pareja de ésta, sino que también era ofrecido a través de la 'deep web', difícil de rastrear y ajena a los buscadores convencionales. Los dos acusados figuraban, además, como responsable del abuso de una niña de tres años y deberán pagar a ambas víctimas un total de 42.500 euros por daños y perjuicios.

Las autoridades alemanas habían imputado a un total de ocho personas por este caso, entre ellos un español que fue condenado el lunes a diez años de cárcel por más de una decena de cargos de abusos sexuales y violación. El español, que hacía llamar Tío Luc, admitió que había violado varias veces al niño y que pagó más de 10.000 euros.

Según la Fiscalía, desde principios de septiembre de 2016 hasta agosto de 2017, viajó varias veces desde España al sur del estado de Baden-Wurtemberg, donde alquiló apartamentos vacacionales para perpetrar el delito. Además de los diez años de cárcel, también deberá pagar a la víctima una indemnización de 18.000 euros.

La madre del niño y su pareja participaban en los abusos, explicó durante el juicio la fiscal Nikola Novak. Durante estas vejaciones, el menor fue humillado, insultado, atado, enmascarado y se abusó de él, ha detallado la representante del Ministerio Público.

Según Novak, el ciudadano español se hizo pasar por un pediatra italiano que vivía en Bélgica y grabó el abuso para vender posteriormente las películas a través de Internet.