Economía

Estamos ante el año de las reformas de la casa

Este año 2018 se van a reformar 1,6 millones de casas por diferentes motivos. Los estudios demuestran que un hogar reformado da una rentabilidad mucho mayor que uno que no lo está, llegando hasta alcanzar un 30% más de alquiler.
10/ago/18 19:49 PM
eldia.es

El Plan Estatal de Vivienda integra ayudas para las obras y reformas en el interior de los hogares, el cual predice 1,6 millones de viviendas que llevarán a cabo reformas este año. Una investigación de Andimac pone sobre la mesa que el gasto medio por hogar podría llegar a aumentar hasta 713 euros. En términos generales, tal estudio predice que un piso o apartamento reformado conlleva un beneficio mayor que uno sin reformar, pudiendo sacar por un 30% más de renta de alquiler. Se espera un incremento continuo de reformas de todo tipo en los próximos años con el fin de sacar rentabilidad a los pisos de alquiler como la incorporación de ventanas de madera, el cambio del suelo y la pintura de las paredes.

Andimac muestra que el gasto total de las reformas de viviendas en nuestro país incrementará hasta la cifra de 17.517 millones de euros, con un parque nacional de 25,7 millones de hogares. Sin embargo, cabe destacar que el gasto por reforma está influido por diversas variables que actúan de manera conjunta como la gestión realizada por cada Comunidad Autónoma en cuanto a las ayudas estatales, así como la facilidad otorgada para acceder a los fondos.

Estas ayudas que son proporcionadas por parte del Estado para fomentar las reformas es una forma de lanzar más inmuebles en el mercado de alquiler frente al mercado de compraventa. Sin embargo, es cierto que siete de cada die viviendas que se han vendido en España han pasado, ya sea antes o después, por una reforma. En términos generales, la sociedad está más predispuesta a alquilar, ya sea por motivos turísticos, estudiantiles o por motivos económicos personales. Estos son varios de los grandes motivos por lo que los alquileres han ido creciendo, y, por ende, se ha creado una necesidad de renovación constante de los pisos, con el fin de que se mantengan en buen estado, y en consecuencia siga aumentando la tasa de alquileres.

El tipo de reformas que se realizan son muy variadas y depende de las prioridades de los propietarios. En algunas ocasiones se trata de pisos muy antiguos que requieren de reformas profundas a causa del mal estado de los muebles y las instalaciones. En otros casos, aunque el estado de los elementos que componen la vivienda estén bien conservados, las reformas se realizan para mejorar la estética del inmueble con el fin de adaptarlo a nuestros tiempos. Por ejemplo, en algunas obras se decide incorporar ventanas de madera o suelo de parqué. La estética es importante como ya sabemos, una vivienda reformada y diseñada siguiendo las tendencias de moda actuales tiene más posibilidades de ser alquilada que otras.

Según el Andimac el parque de hogares en nuestro país envejece un 3,3% anualmente, atribuyendo la mayoría de edad a las primeras casas que sufrieron la burbuja inmobiliaria. En la actualidad un 81% de todas las viviendas son mayores de edad puesto que tienen más de 18 años de antigüedad. Es por ello por lo que el incremento de reformas en las dos últimas décadas ha ido creciendo más rápido que nunca.

Innovación del hogar para mantener las viviendas en buen estado

Como vemos el porcentaje de pisos reformados es cada vez más elevado a causa de las condiciones sociales y económicas que ha experimentado y sigue experimentando nuestro país. Lejos de considerarlo como algo negativo o positivo, lo cierto es que los pisos están siendo remodelados y mejorados constantemente por diferentes motivos.

No obstante, hay algunas reformas que son más frecuentes que otras en términos generales. Las cinco obras, reformas o remodelaciones más demandadas actualmente son: pintar las paredes, cambiar las ventanas tradicionales por ventanas de madera, cambiar el suelo e instalar puertas nuevas.

Algunas de estas reformas requieren más esfuerzo y capital que otras. Sin embargo, cada propietario o propietaria decide cuales son sus prioridades en base a sus intereses personales y/o económicos. En términos de salud, la reforma más frecuente es sustituir la bañera por una ducha con fácil acceso. En cuestiones relativas a la moda, tanto las ventanas como las puertas son un elemento importante que mucha gente decide renovar a causa del desgaste que experimentan con los años y la estética anticuada. Las opciones son muy variadas, pero las puertas lacadas blancas es una de las grandes apuestas este año.

Otro tipo de reformas a pequeña escala junto al diseño y decoración de los espacios disponibles hacen que los pisos de alquiler cada vez estén en mejores condiciones. El abanico de posibilidades se abre para aquellos que deciden anualmente continuar alquilando una vivienda, así como para los que no lo tienen tan claro.