Sucesos
LO ÚLTIMO:
Muere una mujer tras ser atropelladas en San Juan de La Rambla, en Tenerife leer

Libertad para los Charlines y prisión para doce detenidos en la operación antidroga

Vigo, EFE
10/ago/18 15:38 PM
eldia.es
Agentes de la Policía Nacional, acompañados en el registro por un detenido, inspeccionan un local de hostelería de Boiro, en la operación antidroga en la que fueron detenidos los Charlines./Lavandeira jr (EFE)

El Juzgado de Instrucción número 4 de Vigo ha dejado en libertad con cargos al patriarca del clan de los Charlines, Manuel Charlín Gama, y a su hijo, Melchor Charlín Pomares, así como a otros catorce detenidos en la operación contra una organización que pretendía introducir cocaína en Galicia.

En cambio, el juez ha ordenado el ingreso en prisión de doce personas, incluidos los cuatro tripulantes del barco que portaba la cocaína que la organización pretendía introducir en las costas gallegas y que fue interceptado cerca del archipiélago portugués de Azores, informó el Tribunal Superior de Justicia Galicia.

También ingresarán en la cárcel Jacinto Santos Viñas, que estaba en régimen de tercer grado por una condena anterior por narcotráfico; Mario Otero, dueño de una céntrica cafetería en Boiro (A Coruña) que fue objeto de un registro policial, y el ciudadano holandés Paul Wouter, que ha declarado por vídeoconferencia desde Estepona (Málaga).

Los otros arrestados en el marco de la operación 'Barrancabermeja' que el juez ha enviado a prisión son Víctor Manuel P.S., Daniel O.T., S.P.V., L.M.R.P., M.O.D. y R.D.M, este último cazado anoche por la Policía en el aeropuerto de Vigo, al que llegó en un vuelo procedente de Madrid.

El juez Juan Carlos Carballal ha decretado para Melchor Charlín comparecencias cada quince días, mientras que para su padre, Manuel, no ha decretado medidas cautelares, según informaron fuentes de la defensa.

Fuentes judiciales consultadas por Efe han precisado que no ha quedado acreditada plenamente la relación de los Charlines con el alijo de la cocaína que portaba el barco interceptado cerca de Azores, cuya cantidad podría ascender a 2,5 toneladas, pendiente de pesaje oficial.

Las fuentes puntualizan que estos eran objeto de investigación por su relación con otras operaciones de narcotráfico que no fructificaron.

Tampoco ha quedado acreditada la relación de los súbditos colombianos Enrique y Marcos Echevarría, que han declarado por vídeoconferencia desde Illescas (Toledo), por lo que se cuentan entre las personas que han quedado libres con cargos.

La causa se sigue por los supuestos delitos de tráfico de drogas en cantidad de notoria importancia en seno de organización criminal.

En total, han pasado a disposición judicial a lo largo de la jornada 17 de los 28 arrestados en el marco de la macrooperación policial.

Otros siete implicados en la operación ya habían quedado libres en sede policial, entre ellos los tres tripulantes del pesquero que supuestamente iba a recoger la droga que transportaba el barco abordado por la Policía para llevarlo a un puerto de la provincia de A Coruña.

Esta operación, que comenzó hace un año, permitió desarticular una de las más importantes organizaciones dedicadas a la importación de cocaína que operaban en conexión con Galicia, según indicó la Policía Nacional.

Durante las diligencias se logró establecer vínculos del grupo organizador de la operación con los transportistas y con los encargados de desembarcar la droga en tierra.

Los arrestos en tierra se han llevado a cabo el miércoles, empezando por el del patriarca de los Charlines, Manuel Charlín Gama, y su hijo Melchor Charlín Pomares en la vivienda familiar de Vilanova de Arousa (Pontevedra).

La misma vivienda en la que meses atrás padre e hijo fueron asaltados y golpeados y tuvieron que recibir asistencia sanitaria, sin que por el momento se hayan esclarecido las causas del suceso.

Además de los Charlines fueron arrestados Jacinto Santos y José Andrés 'Charly' Bóveda.

Este último es propietario de un astillero, en el puerto de Tragove, en el municipio pontevedrés de Cambados, que fue objeto de un registro, y quedó en libertad ayer tras recibir asistencia sanitaria en un hospital de Pontevedra.

La Policía practicó una treintena de registros en las localidades gallegas de Boiro y Ribeira, en la provincia de A Coruña; Vilagarcía de Arousa, Vilanova de Arousa y Cambados, en la provincia de Pontevedra; en Marbella (Málaga), en Huelva y en Yuncos (Toledo).