Sociedad

El motor, forma de vida

Conducir es para algunos algo más que ir a los mandos de un coche o una moto. Es una forma de expresarse.
20/sep/18 20:33 PM
eldia.es

Subir a un coche o una moto es algo cotidiano, que hacemos prácticamente todos, todos los días. Para muchos puede resultar agradable esta experiencia, aunque algunos van más allá. Son fanáticos de todo lo que se relacione con el motor, y como tales quieren que se note. Dependiendo del tipo de vehículo, las opciones son muy diversas.

A menudo se puede notar en pequeños detalles, como la apariencia del coche o las medidas de seguridad que toman. Otras veces es mucho más evidente.

Cristales tintados, el comienzo para muchos

Algunos buscan diferenciarse de los demás de alguna manera, y uno de los recursos más útiles es tintar cristales de coche. Además de preservar la intimidad y alejar de miradas indiscretas lo que se puede haber quedado en los asientos, también es práctico para reducir el impacto del sol en el interior del coche, algo que se agradece mucho en verano. También protege los asientos y el salpicadero, alargando la vida útil del vehículo.

Hay quien se queda en los cristales tintados y se conforma con tener un coche diferente en cierta medida. Aunque otros van mucho más allá, y a partir de ahí añaden todo tipo de elementos que pueden cambiar la apariencia del vehículo a niveles extremos. Desde decorar la carrocería con dibujos hechos a mano hasta el famoso tunning, que sigue estando de moda.

Preservar la seguridad

La preocupación por quedarnos sin nuestro vehículo es algo común para todos. Algunos instalamos una alarma en el coche, mientras que otros lo aparca en un garaje cerrado. Incluso hay quien busca maneras más creativas de evitar un robo. Especialmente cuando se trata de una moto, que parece más fácil de que alguien se la lleve del lugar en el que está aparcada.

En wilock.com ofrecen una solución bastante ingeniosa para aparcar la moto en un garaje con total seguridad. Un sistema prácticamente inviolable, que además permite recoger la moto y dejar espacio en la plaza para aparcar un coche, más o menos pequeño dependiendo del tamaño de la plaza.

Ahorrar en multas

Es evidente que a ninguno le gusta recibir una multa, y por eso procuramos conducir de manera que no incumplamos ninguna norma. Aunque no siempre es posible, porque un descuido o una señal algo escondida puede hacer que nos sancionen. Presentar un recurso o hacer un pago adelantado puede ayudarnos a ahorrar, en mayor o menor medida dependiendo de lo que se haga. Puedes buscar una empresa especializada en recursos o acercarte a jefatura para hacer los trámites. En Canarias puedes pedir cita tráfico en las Palmas y solicitar información para hacerlo. Incluso puedes consultar si te han puesto una multa antes de que te llegue a casa, en caso de que tengas alguna sospecha.

Un factor que aumenta el valor

Una de las cosas que más se pueden destacar de quienes disfrutan del motor es el cuidado que suelen darle al vehículo. Aunque si quieren llevarlo a un concesionario para cambiarlo por uno nuevo la valoración se mide solo en años o kilómetros, a veces pueden darse excepciones, y vender coche por algo más de dinero, precisamente por el buen estado en el que se encuentra este. Algunas casas de compraventa prefieren tener este tipo de vehículos disponibles, ya que tienen muchos menos problemas y se venden mucho más deprisa que otros.

En definitiva, de un modo u otro todos disfrutamos de conducir, sea sobre 2 o 4 ruedas. Aunque siempre hay distintos grados y algunos son auténticos fans del motor en todos los sentidos.