Sociedad

Cómo saber cuál es el tamaño adecuado para los neumáticos de un vehículo

21/sep/18 14:31 PM
eldia.es

Todos los neumáticos de cualquier coche están marcados con etiquetas estándar que indican el índice de velocidad, la marca, la fecha de producción y el tamaño. Si bien todos estos aspectos son de suma importancia, conocer el tamaño adecuado de los neumáticos es esencial para la total seguridad del vehículo y de sus ocupantes.

Para la correcta medición, podemos usar la calculadora de equivalencia de neumáticos que tenemos en https://www.oponeo.es/consejos/equivalencias-neumaticos. Los neumáticos equivalentes son aquellos de tamaños alternativos que se pueden utilizar de forma segura en el vehículo. En general, se usan para cambiar algunos parámetros de conducción, mejorar el aspecto del coche o ahorrar, ya que los neumáticos de menor diámetro suelen ser más baratos.

Qué significado tiene el etiquetado de tamaño de los neumáticos

El tamaño de los neumáticos de cualquier vehículo aparece etiquetado a través de una sucesión de números y letras. Si tomamos como ejemplo la etiqueta de tamaño 195/65 R15 que aparece en un neumático, estos números y letras quieren decir lo siguiente:

  • El primer número (195) se refiere a la anchura del neumático en milímetros
  • El siguiente número (65) alude a la banda de rodadura como porcentaje en relación a la anchura para calcular la altura del neumático (es decir, la altura será el 65% de 195)
  • La letra R indica que se trata de un neumático radial
  • El número final (15) refleja el diámetro de la rueda en pulgadas

Problemas a la hora de usar neumáticos de distinto tamaño

Las medidas de un neumático son fundamentales a la hora de cambiarlos. Para saber cuáles son los más adecuados para el vehículo, hay que prestar especial atención a la equivalencia neumáticos. Si no se utilizan neumáticos equivalentes, los problemas de conducción y seguridad pueden ser más que evidentes.

Sin ir más lejos, si la llanta no encaja bien por ser más grande o más pequeña, puede impedir el normal funcionamiento del sistema. Un tamaño inadecuado provocará también que el neumático sufra un mayor desgaste y daño, por lo que no solo se compromete la seguridad del vehículo, sino que también las ruedas tendrán una vida útil mucho menor y aparecerían problemas en la suspensión del coche.

Hay que señalar también que el hecho de llevar neumáticos no equivalentes haría que el coche no superase la Inspección Técnica del Vehículo (ITV).

La calculadora de equivalencia de neumáticos

En el mercado actual existen calculadoras y tablas de equivalencia de neumáticos que muestran las ruedas que podemos montar en nuestro vehículo. No obstante, hay una fórmula matemática que nos indica si un neumático es equivalente o no. En ella intervienen variables como el diámetro de la llanta y la rueda, la relación de aspecto y la sección del neumático. Si el resultado obtenido es +/- 3, la rueda se considera equivalente.

A su vez, existe un umbral superior e inferior sobre las indicaciones que se muestran en la ficha técnica del vehículo sobre las dimensiones de las ruedas. Este margen nos indicará la equivalencia neumáticos a la hora de cambiar las ruedas a partir de los siguientes aspectos:

  • Anchura: no debe sobrepasar en 30 milímetros las gomas originales
  • Diámetro: no puede diferir del 3% respecto al homologado
  • Perfil: debe ser idéntico al del original
  • Índice de carga: igual o superior al del neumático original
  • Sentido de giro: los neumáticos deben ser montados en el mismo eje de giro

Para calcular el tamaño alternativo de los neumáticos, hay que comparar los diámetros exteriores del neumático original y el propuesto como equivalente. Si la diferencia comprende de 1,5% a -2%, se puede utilizar como equivalente.

Por cierto, hay que tener en cuenta que al montar neumáticos equivalentes cambiarán los parámetros de conducción del vehículo, las indicaciones del velocímetro y el nivel de consumo de combustible.

La tabla de equivalencia de neumáticos y la calculadora que nos ofrece la web de Oponeo serán de gran ayuda para seleccionar los neumáticos equivalentes de nuestro coche. La comparación se hará entre la medida de fábrica y la que proponga el usuario. El resultado positivo de equivalencia de neumáticos aparecerá en verde y el negativo en rojo.

En definitiva, siempre hay que recordar que para que dos neumáticos sean equivalentes deben tener el mismo índice de velocidad o superior y el mismo índice de carga o superior. Solo se permite un índice de velocidad inferior en el caso de los neumáticos de invierno con el marcaje M+S en uno de sus flancos.

Siguiendo las indicaciones de la tabla de equivalencia de neumáticos y la calculadora no tendremos ningún problema a la hora de elegir el tamaño adecuado de las ruedas para el coche. Un elemento que, como acabamos de ver, es de suma importancia para la total seguridad del vehículo.