Nacional

Barkos no ve cercano un referéndum sobre la unión del País Vasco y Navarra

Pamplona, EFE
29/sep/18 11:12 AM
eldia.es
Jesús Diges (EFE)

Pamplona, EFE La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha afirmado, en una entrevista con Efe, que no ve "en un horizonte cercano" una activación de la Disposición Transitoria Cuarta de la Constitución, que permite la unión de Navarra y Euskadi mediante un referéndum.

El debate que se ha abierto nuevamente sobre la posible eliminación de esta disposición de la Constitución, ha dicho Barkos, "es un clásico de UPN cuando se van acercando las elecciones".

Tras recordar que todos los dirigentes del PP, en sus visitas a Navarra, "han prometido una derogación" de la Transitoria Cuarta "que nunca se ha producido", Barkos ha censurado a UPN por usar "este señuelo" para crear en la sociedad "un miedo que cada vez tiene menos calado".

Esa actuación "solo delata la debilidad de quien no tiene otra propuesta para Navarra", ha declarado Barkos, que ha subrayado que, mientras ella sea presidenta, nunca ocurrirá que Navarra "no sea sujeto político de sus propias decisiones".

"No puedo hablar lógicamente por el conjunto de los miembros del Parlamento" navarro, donde se debe aprobar la convocatoria mediante mayoría cualificada, "pero yo en un horizonte cercano no lo veo. Creo que la ciudadanía navarra no está planteando esa necesidad en estos momentos", ha insistido en relación a una posible activación de esa disposición constitucional.

La presidenta navarra, candidata de Geroa Bai a las próximas elecciones, ha afirmado que los tres primeros años de legislatura han sido "intensos" y han pasado "con una enorme rapidez".

Lo más difícil, ha explicado, ha sido "ordenar las cuentas públicas mientras avanzábamos en el establecimiento de determinados ratios del estado del bienestar", algo que se ha conseguido gracias a "la lealtad y la estabilidad del cuatripartito" que sustenta al Gobierno Foral (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Orain Bai e Izquierda-Ezkerra).

En ese sentido, ha considerado que la opción de nombrar consejeros independientes, sin cargos en formaciones políticas, "era una magnífica fórmula para aquel momento" y cree que el tiempo le "ha dado la razón".

Respecto a la oposición, fundamentalmente la ejercida por UPN y PP, ha aseverado que al inicio de la legislatura "se equivocó en una cosa bien clara", que fue "jugar a apostarlo todo al apocalipsis".

Barkos, quien ha reconocido que el Ejecutivo también ha tenido "errores de gestión", ha apuntado que, "cuando llegan las críticas por ahí, lo único que puede hacer el Gobierno es asumirlas y defender la posición lo mejor posible", pero en la oposición "eligieron otra fórmula".

"Cuando el apocalipsis no ha tenido lugar, han centrado la acción de oposición exclusivamente en lo identitario y, mal que le pese a quien le pese, este Gobierno no ha tenido ninguna ambición de forzar ese debate", ha subrayado.

Por su parte, ha indicado, el PSN "se ha equivocado en no haber aprovechado esta legislatura para romper amarras con quien ha sido su aliado tradicional, que ha sido la derecha navarra" y ahora se postula para un Gobierno de coalición, pero como "la pieza que sustituye" a EH Bildu. "Ese tipo de actitudes son una verdadera equivocación", ha destacado.

La presidenta ha manifestado que las lógicas diferencias políticas con EH Bildu no le impiden trabajar "con una formación primero legitimada por la ley para acudir a unas elecciones, pero sobre todo legitimada por la ciudadanía con una representación en el Parlamento que por cierto es mayor que la del PSN".

"Han sido muchas las voces que han sido críticas con la presencia de Bildu en el cuatripartito", pero con esta formación política "hemos trabajado con una enorme sensatez y una enorme lealtad", ha resaltado Barkos, quien también ha aludido a una posible modificación de la Ley del Euskera para afirmar que en este momento "en el Parlamento falta mayoría" para hacerlo.

Por otro lado, ha comentado que sigue sin haber fecha para reunirse con el presidente Pedro Sánchez y ha apuntado que estos encuentros con presidentes autonómicos "se están dilatando innecesariamente" y el dirigente socialista "se equivoca" al hacerlo.