Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Gobierno avisa a Torra de que enviará a la Policía si los Mossos no actúan leer

Una mujer es elegida presidenta de un banco en Arabia Saudí por primera vez

Riad, EFE
5/oct/18 17:58 PM
eldia.es

El nuevo banco saudí SABB First comenzó hoy su andadura con Lubna Olayan como presidenta de su Consejo de Dirección, en la primera ocasión en que una mujer es designada para dirigir una entidad financiera en Arabia Saudí.

Olayan estará al frente del banco, que acaba de nacer de la fusión del Banco Británico Saudí (SABB) y el Banco Alawwal First, anteriormente Banco Holandés, de cuyo Consejo de Dirección la nueva presidenta de SABB First formó parte desde 2005, informó la entidad en un comunicado.

Considerada por varias revistas, incluida "Forbes", como una de las mujeres más influyentes de Oriente Medio, Olayan ha trabajado en el sector bancario en Estados Unidos en la década de 1980, antes de regresar a su país para trabajar en la Financiera Olayan, fundada por su padre en 1947 y compuesta por más de 40 empresas.

La banquera, nacida en 1952, está graduada en Ciencias de la Agricultura por la Universidad Cornell y tiene un máster en Administración de Negocios por la Universidad de Indiana, en Estados Unidos. Además, tiene un doctorado en Derecho en el Trinity College de Irlanda.

Desde la designación en 2017 del príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, el Gobierno saudí viene realizando reformas que ha presentado al resto del mundo como cambios en la ultraconservadora sociedad del país árabe.

Una de las medidas más llamativas fue el levantamiento del veto de conducir a las mujeres en junio pasado.

Sin embargo, organizaciones de derechos humanos han denunciado que en paralelo la situación de las activistas que abogan por los derechos de las mujeres ha empeorado de manera considerable.

Semanas después de levantar la prohibición a la conducción de las mujeres, el Gobierno detuvo a las mismas activistas que lucharon para acabar con el veto.

En agosto, la Fiscalía recomendó que Israa al Ghomgham, una activista chií detenida en 2015 por protestar en el este de Arabia Saudí, sea sentenciada a la horca, lo que supondría la primera condena de este tipo contra una mujer activista de derechos humanos.