Sociedad

Cabello fuerte en otoño

1/nov/18 11:26 AM
eldia.es

En otoño aumenta la pérdida capilar diaria durante un par de meses, es algo normal. Para lucir un cabello sano y fuerte, muchos suplementan su alimentación con vitaminas y aminoácidos, olvidando que el tratamiento debe complementarse con productos respetuosos, adaptados a las necesidades específicas de cada usuario. Éste es el caso de los productos Kerastase, que cuentan con gamas especializadas en los diferentes tipos de cabello y de cueros cabelludos, así como productos estacionales, como por el ejemplo cabellos expuestos al sol durante las vacaciones de verano.

El cabello se compone de dos partes: el bulbo piloso, que es la parte viva y que debe nutrirse con el flujo sanguíneo; y la parte visible, compuesta casi exclusivamente por queratina. No hay que olvidarse del cuero cabelludo, el anclaje donde se agarra el cabello: si el cuero cabelludo está enfermo es muy probable que aumente la pérdida de cabellos, llegando en algunos casos a producirse alopecia.

Queda de manifiesto, entonces, que para lucir un cabello sano y fuerte durante todo el año hay que asegurar tres pilares y que si uno de ellos falla nuestra cabellera peligra.

  • Es necesario alimentarse bien, recurriendo a suplementos si fuera necesario (por ejemplo, suplementos de hierro y ácido fólico en caso de anemia, que tratan la enfermedad y ya así devuelven la abundancia a una melena).
  • Se requiere asegurar la salud del cuero cabelludo. Hay personas con una piel normal y sana que solo precisan usar productos respetuosos. Otros, en cambio, deberán además equilibrar el manto lipídico de su cuero cabelludo, combatir la caspa o calmar inflamaciones locales. Esto se consigue utilizando los cosméticos y productos de higiene adecuados.
  • Y no castigar el cabello visible, es decir, no llegar a desnaturalizar la queratina.

La fibra capilar se protege del entorno con el sebo que produce un cuero cabelludo sano. En el caso de cueros cabelludos muy secos o cabellos largos, es habitual necesitar un aporte extra en forma de serums o de mascarillas.

Recuerda elegir siempre cosméticos de empresas con experiencia en el sector y que ofrezcan productos para cada necesidad. Si empleas mascarillas o serums que no son adecuados a tu tipo de cabello puedes empeorar el problema. Los productos low cost muchas veces apenas modifican las formulaciones entre una gama y otra, por lo que si el problema de caspa, seborrea, descamación, etc es fuerte o moderado, por norma general se quedan cortos como tratamiento cosmético.

Los daños producidos en la fibra capilar por exposición a elevadas temperaturas, tintes agresivos o el uso de productos poco adecuados tienen difícil solución porque los cosméticos capaces de reparar la queratina son efectivos pero no milagrosos. Cuando el cabello se ha vuelto muy poroso por agresiones externas solo queda cuidarlo con productos específicos y eliminar todo tratamiento agresivo, a la espera de que crezca y pueda irse cortando, dejando paso a unas raíces y medios fuertes por haber sido mimados como necesitaban.

Ahora que ya sabes qué debes controlar para que el otoño no afee tu pelo, ¿te animas a lucirlo fuerte y brillante durante todo el año?