Sociedad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los Mossos investigan la muerte violenta de una mujer en El Vendrell leer

La "caza de brujas" contra la homosexualidad desata el pánico en Tanzania

El Gobierno alienta la delación de homosexuales para preocupación de la ONU y organizaciones de DDHH
Madrid, Europa Press
3/nov/18 7:40 AM
eldia.es

Un alegato a favor de la denuncia y el arresto de homosexuales ha desatado el miedo en la comunidad LGTBI de Tanzania, ante la posibilidad de que en los próximos días se lancen redadas masivas y se desate una "caza de brujas" que ya ha recibido críticas por parte de Naciones Unidas y de organizaciones defensoras de Derechos Humanos.

El origen de este temor reside en unas declaraciones pronunciadas el lunes por el comisionado gubernamental para la principal ciudad del país, Dar es Salaam, y en las que Paul Makonda anunció la creación de un equipo de 17 personas para identificar y detener a "muchos homosexuales" que podrían ser condenados a una pena de cárcel de hasta 30 años.

El grupo anunciado por Makonda, compuesto por 17 personas, comenzará a operar la próxima semana y apela también a la colaboración ciudadana, para que los tanzanos denuncien conductas sospechosas a las autoridades. La Constitución y las leyes de Tanzania prohíben expresamente las relaciones entre personas del mismo sexo.

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha recordado que "las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales de Tanzania ya han sido objeto de violencia, acoso y discriminación en los últimos dos años" y, en el caso de los activistas, estas medidas de presión pueden traducirse incluso en detención.

El último llamamiento, ha añadido, "podría derivar en una caza de brujas e interpretarse como una licencia para perpetrar violencia, intimidación, acoso y discriminación contra personas que puedan ser percibidas como LGTB", según un comunicado del Alto Comisionado de la ONU.

Por este motivo, la expresidenta chilena ha emplazado a las autoridades de Tanzania a respetar los Derechos Humanos bajo cualquier circunstancia y a perseguir cualquier mensaje de odio y discriminación, "independientemente de quién sea y de a quién ame". "Los líderes políticos y religiosos deberían trabajar para combatir los prejuicios por razones de orientación sexual e identidad de género", ha añadido.

También ha apelado a la responsabilidad del Gobierno el director regional de Amnistía Internacional, Joan Nyanyuki, que ve "peligroso" el mensaje lanzado por el comisionado para Dar es Salaam, en la medida en que las autoridades "tienen el deber de proteger a todas las personas en Tanzania y hacer respetar sus Derechos Humanos sin discriminación".

En este sentido, Nyanyuki ha instado en un comunicado a paralizar "inmediatamente" una posible comisión que "solo sirve para incitar al odio entre los miembros de la sociedad" y que incluso puede poner en peligro las vidas de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales.

Entre las iniciativas promovidas desde el Gobierno de Tanzania también figura la "cura" de la homosexualidad, una práctica condenada por el Comité contra la Tortura de la ONU y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

EL MIEDO AUMENTA

El simple anuncio de la iniciativa por parte de Makonda ya ha provocado el temor entre la comunidad LGTBI. "Desde el lunes, estoy fuera de mi casa y me he ido moviendo de un lado a otro. Siempre miro por encima del hombro por si vienen a por mí", ha asegurado Nathan, de 24 años, a Thomson Reuters Foundation.

Este joven ha admitido que "hay mucha tensión en la comunidad gay" y no solo en Dar es Salaam, ya que todo el mundo está "muy asustado" ante el cariz que pueda tomar la persecución política y policial. "No sabemos qué hacer o adonde ir", ha añadido en declaraciones telefónicas desde la mayor ciudad de Tanzania.

Michael, de 19 años, tampoco ha salido de casa en cuatro días, "aterrorizado" por lo que pueda pasar. Por este motivo, ha pedido a Naciones Unidas y a otros países que intervengan para impedir la represión en ciernes, que podría incluso haber comenzado ya.

Según Nathan, las fuerzas de seguridad ya han realizado varias operaciones y arrestos tras el anuncio de Makonda, a pesar de que la medida teóricamente no ha entrado en vigor. El comisionado político aseguró el martes que ya había recibido más de 5.700 avisos ciudadanos con los nombres de más de cien supuestos homosexuales.

Los llamamientos de activistas y organizaciones de Derechos Humanos chocan, sin embargo, con el conservadurismo del presidente tanzano, John Magufuli, que ha endurecido la persecución LGTBI desde que llegó al poder en 2015. Lo ha hecho porque, según sus propias palabras, "hasta las vacas" desaprueban la homosexualidad.