Sociedad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los Mossos investigan la muerte violenta de una mujer en El Vendrell leer

La depilación láser de diodo: características y principales beneficios

9/nov/18 13:54 PM
eldia.es

La depilación láser de diodo es un tratamiento estético que en los últimos años se ha convertido en uno de los métodos más populares para reducir o eliminar el vello de forma permanente. Y no solo por su eficacia, sino porque se trata también de un sistema francamente económico y que se lleva a cabo con rapidez y comodidad para la persona.

El láser de diodo es una máquina construida con pequeños diodos y semiconductores y que se caracteriza fundamentalmente por tener una longitud de onda más larga que el resto. Quiere esto decir que se trata de un láser que penetra más en la piel, por lo que está especialmente recomendado para pieles más oscuras o para vello más grueso y profundo.

No obstante, también suele resultar eficaz en pieles claras, pero en este caso el vello a eliminar debe ser grueso o mediano, no fino.

Características de la depilación con láser de diodo

Acabamos de comentar que el láser de diodo es una máquina que emite energía con una longitud de onda mayor que otros géneros de láseres para depilar. Por tanto, está especialmente indicada para pieles oscuras y pelo grueso. No está por tanto recomendado para vello fino.

Los resultados de este tipo de depilación son magníficos en las personas con piel negra, morena u oscura, ya que posee una mayor penetración en la epidermis.

A su vez, el láser diodo está recomendado para depilar la espalda o el pecho, obteniendo unos excelentes resultados en depilación masculina y en la eliminación del vello anatómico y facial en las mujeres. Resulta, pues, muy efectivo en zonas grandes del cuerpo, algo que resulta de gran interés a la hora de preguntarnos cuanto cuesta la depilación láser.  

El láser de diodo funciona eliminando el folículo piloso mediante la aplicación de un potente haz de luz. Esta luz emite una energía que es absorbida por el pelo, mientras este transmite la energía a las células germinativas que hacen que el pelo crezca. De esta manera, se destruyen haciendo que no vuelvan a reproducirse.

Una vez dicho esto, hay que señalar que a diferencia de otros métodos de depilación tradicionales como la cera o el afeitado, el láser de diodo tiene la ventaja de que no necesita que las sesiones sean tan frecuentes.

Beneficios de la depilación con láser de diodo

Es cierto que aún hay mucha gente reticente a la hora de hacer uso de la depilación láser de diodo. Sin embargo, los numerosos beneficios que plantea son razones de peso como para probar y obtener unos resultados más que satisfactorios.

Entre los principales beneficios de la depilación con láser de diodo estarían los siguientes:

  • Permite eliminar hasta el 90% del vello de las zonas tratadas después de 8 a 12 sesiones
  • El efecto de la depilación láser es prolongado en el tiempo, lográndose la eliminación definitiva de gran parte del vello en las zonas tratadas
  • Método rápido de depilación
  • No estimula el crecimiento del vello
  • A diferencia de la cera o el rasurado, la depilación láser evita las alteraciones a nivel del folículo piloso
  • Procedimiento prácticamente indoloro gracias al sistema de refrigeración de zafiro que alcanza una temperatura de 0 - 0.5 grados centígrados
  • Ideal para la eliminación del pelo en todo tipo de piel (clara, intermedia, bronceada, piel negra, etc.)
  • La longitud de onda más larga llega a una mayor profundidad y es más segura en la piel
  • Tras el tratamiento la piel luce más suave e hidratada

Las sesiones con la depilación láser de diodo

Las sesiones mediante depilación con láser de diodo dependerán en buena medida del vello, la cantidad, la densidad de pelo, las condiciones de cada persona y la maquinaria con la que se lleve a cabo. Teniendo en cuenta estos factores, la siguiente sesión a la inicial puede darse entre 20 y 40 días.

La maquinaria empleada condiciona precisamente el número de sesiones con este tipo de depilación. Para que esta sea efectiva, hay que utilizar máquinas con energía suficiente para destruir el vello de forma definitiva. Además, debido a esta potencia la máquina debe contar con un sistema de enfriamiento efectivo que proteja la epidermis durante el tratamiento.

Generalmente, se requieren entre 3 y 6 sesiones para comprobar los primeros resultados. Las sesiones deben repetirse luego cada 2 meses si se trata de la cara, y 3 meses para el resto de zonas del cuerpo. O al menos el tiempo suficiente para cerciorarnos de que el pelo tratado en sesiones anteriores no ha crecido.

En definitiva, lo que hace que el proceso depilatorio con láser de diodo tenga éxito o no es el grosor y el color del pelo anatómico que se desea eliminar, además de tener en cuenta el tipo de piel. Un asesoramiento previo será sin duda la mejor solución para decantarse o no por este tipo de depilación.