Sociedad

La clarividencia: un don blanco incomprendido

21/dic/18 21:45 PM
eldia.es

A través de los años, la clarividencia, o mejor conocida como videncia, se ha tomado como un acto de brujería o magia negra debido a la mala fama que ha ganado culturalmente. La videncia es una capacidad extrasensorial que permite sentir o ver información sobre sucesos que han sucedido o están por suceder, también permite conocer información sobre las personas, lugares o acontecimientos que están sucediendo en el momento.

Esta capacidad es interesante para aquellos cuyas preguntas nadie las ha sabido responder y cuyas respuestas nunca han podido encontrar.

¿Cómo funciona la clarividencia?

Lo usual es que la persona haya nacido con este don y se haya manifestado desde épocas tempranas de su niñez. Muchos lo interpretan como una "luz" o un "don divino", y lo cierto es que es un don que debe ser entrenado con el tiempo para mejorarlo para que sea más acertado y efectivo.

Las personas "videntes" suelen tener esta visiones de manera concreta o inconcreta según su experiencia. Las visiones, que se consiguen a través de intervenciones de trances y máxima concentración, son una imagen corta sobre la información que necesitan averiguar en el momento.

Estas informaciones se consiguen mediante su espíritu, que logra conectar con fuerzas extrasensoriales. La videncia también puede combinarse con técnicas como la tabacomancia, la cristalomancia, la cafeomancia, entre otras menos conocidas.

¿Cada vidente es diferente?

Sí. Al ser una experiencia subjetiva y personal, cada vidente puede ver cosas que tal vez otro no vea. Cada uno entrena su don de una manera distinta, y la técnica que utiliza para ayudarse a ver con más claridad (tarot, el péndulo, entre otros) es distinta, por lo que le ayudaría a ver cosas diferentes, aparte de sus experiencias personales que afectan la manera en la que puede ver extrasensorialmente.

Varios videntes pueden ayudar a tener una visión adecuada de lo que se necesita saber. Hay que tener cuidado al escoger que este sea una buena vidente, como Candela Ferrer de www.buenavidente.com, y otros videntes que podemos encontrar en internet u otros medios. Candela Ferrer, es descendiente de videntes y ofrece sus servicios sin gabinete, asegurando que siempre será ella quien atienda las inquietudes del cliente.

Tipos de videncia

Como ya se ha explicado, la clarividencia ayuda a poder percibir y conocer diferentes cosas sobre la vida, que nadie, aparte de un vidente, puede responder. Estos son los tipos de clarividencia más conocidos:

Clarividencia extra-física: es la percepción o visión que se tiene en el lugar, físico o extra-físico, donde se encuentra el vidente.

Clarividencia viajera: es la percepción o visión que se tiene sobre una persona que no se encuentra en el mismo plano físico que el vidente, o sobre un lugar que no es en donde el vidente se encuentra

Importancia de la clarividencia

La clarividencia es importante por toda la información que aporta sobre esta y otras dimensiones, cosas que pueden afectar en el día a día. Las personas que se encuentran en la dimensión física no se encuentran aislados en ellas, por lo que cualquier entidad o conciencia extra-física puede afectar de manera directa e indirecta a la vida al ambiente y a la energía en general, por lo que la clarividencia permite saber de forma acertada que está sucediendo y de qué manera puede solucionarse.

¿Por qué motivos se debería consultar con un vidente?

Tomar decisiones es algo normal pero muy importante en la vida diaria. Cada decisión puede hacer una diferencia significativa en las vidas de cada quien, por lo que conocer a fondo el entorno ayuda a que cada decisión se haga de la mejor manera.

También es muy útil conocer la verdad de situaciones que le pueden quitar el sueño a cualquiera, sobre sucesos extraños, muertes inesperadas, cosas que pueden suceder, entre otros. Los usos de la clarividencia son tan versátiles como los videntes que existen, y el poseer información da cierta ventaja por cómo se tiene que reaccionar para que todo fluya de manera positiva.

Es evidente que la clarividencia no es una mala práctica que se ha vendido popularmente en todas las culturas modernas que existen, sino un don precioso y útil que se usa para conocer y descifrar enigmas, de manera que también influye de manera positiva en el ambiente que se conoce gracias a esta práctica, que nunca se debe dejar de lado por los beneficios que posee.