Sociedad

2,4 millones para la calle Los Pobres

Casa Félix, en Tegueste, vendió seis décimos del 03347 entre vecinos de la zona. Cuenta con un receptor de lotería desde 1967 y había entregado algunos premios, pero ninguno al nivel del Gordo.
D. Ramos
23/dic/18 6:04 AM
Edición impresa

D. Ramos

C asa Félix, un negocio familiar de Tegueste, se convirtió en la mañana de ayer en uno de los protagonistas tinerfeños de la Lotería de Navidad. El ultrarrepartido Gordo -fue vendido en 14 establecimientos de la Isla y en cientos de toda la geografía española- también pasó por allí, por una calle de nombre paradójico: Los Pobres. Al contrario de lo que suele ser habitual con los premios de máquina, en este comercio teguestero no se vendió un único décimo, sino seis o, lo que es lo mismo, se distribuyeron 2,4 millones de euros.

"Hemos dado premios grandes, pero no tanto como este", explicaba a los medios su propietaria, Marisa Suárez, poco después de conocerse este reparto de millones. En ese momento, una señora, Juana Hernández, acudió al lugar celebrando que a su nieta le hubiese tocado, mientras enseñaba el boleto a través de su móvil. Los restantes cinco décimos agraciados los adquirió un vecino de la zona, que se los entregó a un grupo de amigos, si bien de entrada les parecía un número "feo".

El 03347 tuvo, además, un componente emotivo para la familia de Casa Félix. La tienda la pusieron en marcha en agosto de 1964 los padres de Marisa: María Luisa de Armas -que ayer también vivió el acontecimiento en primera persona- y su marido, fallecido este mismo año. De Armas rememoraba este sábado que empezaron tres meses después de su matrimonio en un local próximo al actual y de alquiler, mientras que el receptor de lotería (ese que este 22 de diciembre se alió con la diosa Fortuna) lo decidieron incorporar tres años más tarde, en 1967.

Los vecinos acercándose a pie o tocando la pita desde el coche a modo de felicitación a Marisa y su madre se convirtió en una constante en el establecimiento, ubicado en una perpendicular a la carretera general y en el que se vende desde productos de mercería a otros para el hogar. En cuanto a su relación con la suerte, sobresale que encadenó tres premios en septiembre de 2012 cada nueve días: 90.495 euros el día 1, 111.985 el 10 y 36.264 el 19.

Una de las escenas más curiosas de la mañana la puso el alcalde de Tegueste, José Manuel Molina, que se presentó allí y hasta posó ante los medios junto a la dueña mientras asía un calendario centrado en mujeres trabajadoras del municipio, en el que Marisa ilustraba el mes de diciembre junto a la frase "¡Qué suerte vivir aquí!". Un vaticinio de lo que estaba por venir.

Otros dos décimos del primer premio en la Comarca Nordeste

El Gordo también dejó otros dos décimos de máquina en la Comarca Nordeste. El receptor del Bazar Bajamar y la Administración de Lotería número 14 de La Laguna, ubicada en Valle de Guerra, dieron sendos premios. En las imágenes, los propietarios de ambos establecimientos: Sergio Gutiérrez y Ramón Hernández, acompañado por un grupo de familiares, amigos y clientes.

La Esclavitud del Cristo reparte 112.000 euros

Aunque los verdaderos premios laguneros fueron los primeros de Bajamar y Valle de Guerra, así como el tercero de la avenida de Los Majuelos, también hubo un dato llamativo en torno a la Esclavitud del Cristo. El número que en 2016 le permitió repartir unos 6,6 millones -el 39415- "solo" obtuvo este año 100 euros al décimo; sin embargo, el volumen de ventas es tal -1.120 décimos- que de la multiplicación resultan 112.000 euros. Esta entidad religiosa distribuye todas las hojas que le es posible comprar, dado que el resto las adquiere cada año una peña madrileña del Real Madrid.