Sociedad

El fin de las horas 'paulinas' obliga a Sanidad a contratar a 750 sanitarios

Los profesionales del Servicio Canario de Salud volverán a tener jornadas de 35 horas a partir del próximo Día del Trabajador Estiman que el coste de implantación asciende a 16 millones.
V. Pavés, S/C de Tenerife
11/abr/19 6:39 AM
Edición impresa
 

V. Pavés, S/C de Tenerife

Lo han conseguido. Les ha costado siete años, pero, por fin, los profesionales sanitarios del Servicio Canario de Salud (SCS) volverán el 1 de mayo a realizar jornadas de 35 horas para compararse al resto del personal funcionario. Los sindicatos CSIF, CCOO y UGT firmaron ayer en la Mesa General de Negociación de Empleados Públicos (MGNEP) junto al presidente del Gobierno autónomo, Fernando Clavijo, un acuerdo para implantar este nuevo régimen de forma obligatoria a partir del próximo Día del Trabajador.

Las que se conocen popularmente como horas paulinas -en honor al expresidente de la comunidad Paulino Rivero, quien implantó esta medida en el año 2012, que constaba en pasar de trabajar 35 horas semanales a hacerlo por 37,5 horas- desaparecerán, y con ello se contratará a más de 750 profesionales.

El coste público aproximado de esta medida rondará los 16 millones de euros, aunque el precio final se determinará el próximo lunes en Consejo de Gobierno. Momento en el que se tiene previsto ratificar esta medida, así como instar al Servicio Canario de la Salud (SCS) a recuperar este derecho laboral.

Los trabajadores lo han logrado tras varios meses de incertidumbre después de que el 19 de octubre se firmara un acuerdo que supeditaba la devolución de estos derechos a que el Gobierno central aprobara el gasto del superávit para la comunidad autónoma. En un principio, la medida se iba a implantar el 1 de enero de 2019, pero, al no aprobarse los Presupuestos Generales del Estado (PGE), se ha ido retrasando hasta hoy. De hecho, en algunos momentos de esta negociación, los sindicatos firmantes del acuerdo CSIF, CCOO y UGT aseguraron que los trabajadores no se verían afectados por estos retrasos, ya que, una vez se implantara, tendría efecto retroactivo. Con el acuerdo firmado ayer, esa supuesta retroactividad se perderá.

Este pacto inicial ha tenido que cambiarse debido a la negativa del Gobierno central de dejar esta partida en manos de las autonomías. Para CCOO esto supone "un acuerdo histórico" que "pone fin a años de agravios e injusticias". Precisamente, uno de los últimos agravios comparativos ocurridos a este respecto es que los demás funcionarios de Canarias ya habían vuelto a recuperar sus horas, a excepción de los sanitarios y los docentes.

Fran Bautista, secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de UGT, argumentó que este acuerdo ha podido hacerse efectivo gracias "al compromiso y respaldo del Gobierno de Canarias al Servicio Canario de la Salud". "El Gobierno de Canarias apostará por su propio presupuesto para llevar a cabo esta medida", explicó Bautista. El sindicato de enfermería Satse se mostró satisfecho con el acuerdo alcanzado. No obstante, argumentó que seguirá demandando la recuperación de otros derechos hurtados a los profesionales de enfermería del Servicio Canario de Salud (SCS), como parte del compromiso para la mejora de la Sanidad canaria.