Sucesos

La Guardia Civil encontró ADN de la joven de Boiro en el maletero del Chicle

Santiago de Compostela, EFE
11/abr/19 10:55 AM
eldia.es
Lavandeira jr (EFE)

Santiago de Compostela, EFE Una de las peritos de la Unidad Central de la Guardia Civil encargada de examinar el coche Alfa Romeo en el que circulaba José Enrique Abuín Gey, alias el Chicle, el día en el que supuestamente intentó raptar a una joven en Boiro, ha acreditado este jueves que se halló ADN de la víctima "en el paso de la puerta del maletero".

Es lo que ha asegurado en una comparecencia mediante videoconferencia en la segunda jornada del juicio por esta tentativa de secuestro, cometida el 25 de diciembre de 2017 y que precipitó además la detención de Abuín Gey por la muerte de Diana Quer.

El estudio refleja que la coincidencia es del 99 por ciento con el ADN de la víctima. La perito ha explicado asimismo que en el maletero se encontraron dos pelos de la joven.

Esta prueba desacreditaría la versión del Chicle, que en la jornada del miércoles sostuvo que en ningún caso estuvo la víctima a menos de un par de metros del coche.

Además, otros dos investigadores de la Guardia Civil que también han comparecido esta mañana han hecho especial hincapié en el vehículo que el encausado eligió el día de los hechos porque, pese a que se había comprado un nuevo coche, no fue el que empleó ese 25 de diciembre.

Desde marzo a diciembre circuló con su vehículo nuevo, un Audi A4, pero el día en el que quiso cometer los hechos circulaba en el Alfa Romeo, han precisado.

A juicio de los agentes, Abuín Gey se decantó por el Alfa Romeo gris -en el que supuestamente transportó también a Diana Quer hasta la nave de Asados en la que se halló su cuerpo sin vida- porque a diferencia del maletero del Audi, el del Alfa Romeo "es estanco", de modo que es imposible salir de él o acceder al habitáculo de delante, porque no tiene comunicación entre ambas partes.

Por el caso de Boiro, el Chicle está acusado de un delito de detención ilegal o, alternativamente, uno consumado de coacciones, así como de un intento de agresión sexual, robo con violencia e intimidación en grado de tentativa, un delito de amenazas y otro de lesiones.