Sucesos

En libertad el acusado de intento de violación en el aeropuerto de Los Rodeos

P.F., S/C de Tenerife
11/abr/19 6:39 AM
Edición impresa
En libertad el acusado de intento de violación en el aeropuerto de Los Rodeos

P.F., S/C de Tenerife

El hombre de 41 años y nacionalidad austríaca que fue detenido durante la madrugada del pasado domingo en las cercanías del aeropuerto de Tenerife Norte como presunto autor de un intento de violación a una mujer mexicana de 26 años está en libertad provisional por orden de la autoridad judicial.

El individuo fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción que está en funciones de guardia en La Laguna durante la jornada del pasado martes.

Como adelantó El Día, los hechos ocurrieron poco después de las tres de la madrugada del día 7 del presente mes junto a la terminal de Tenerife Norte. A esa hora, una turista llegó hasta el aeropuerto. Su vuelo salía a las 7:00, pero decidió ir con bastante antelación. La joven mexicana desconocía que el edificio abre sus puertas a las 5:00 horas.

Minutos después de estar allí, un indigente que se quedaba en un coche abandonado en el lugar, se acercó a ella para pedirle fuego. Después trató de mantener una conversación con la chica, pero esta no entiende su idioma.

De forma repentina, el agresor la agarró, la tiró al suelo y se sentó encima. Al verse atacada, la afectada empezó a gritar, pero el ahora acusado le puso una mano en la boca. Después, el hombre intentó sin éxito que su víctima le practicase una felación. La joven se resistió a la agresión sexual todo lo que pudo. Hasta que escuchó que un coche se acercaba a la terminal.

Entonces, la mujer empujó al individuo y pudo zafarse del mismo.

La turista mexicana se acercó al taxi que llegaba al aeropuerto y pidió auxilio. El primero que le ofreció ayuda fue un turista británico que iba en dicho automóvil de servicio público.

Ambos reclamaron apoyo tocando en un telefonillo de una puerta de la terminal. Un vigilante de seguridad les informó que ni él ni sus compañeros podían abandonar su puesto de trabajo.

Finalmente, una mujer peninsular llamó a la sala operativa del 1-1-2 y entonces se activó a policías nacionales de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de La Laguna, que detuvieron al presunto autor.