Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Muere a los 55 años el primer sacerdote que se declaró homosexual en España leer

Domínguez baraja ir al Parlamento y Zurita podría liderar al PP insular

El actual portavoz en el Cabildo tinerfeño y alcalde realejero repetirá como candidato local, pero duda en si dar el salto regional, opción que fuentes populares creen la más asentada.
Álvaro Morales, S/C de Tenerife
6/may/18 6:39 AM
Edición impresa
Domínguez baraja ir al Parlamento y Zurita podría liderar al PP insular

Queda un año y las quinielas, movimientos, descartes y confirmaciones sobre las planchas electorales de los diversos partidos empiezan a bullir. Una de las formaciones que más se está pensando los candidatos por la presión demoscópica que viene sufriendo desde hace años, pero, en especial, desde las elecciones catalanas es el PP. Sus dudas, y también algunas certidumbres, alcanzan, incluso, a su líder en Tenerife, portavoz en el Cabildo y alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, quien no sabe aún si repetirá como cartel conservador a la primera Administración tinerfeña o si da el salto al Parlamento canario.

Según diversas fuentes bien informadas de los entresijos del PP canario y, en especial, tinerfeño, Domínguez se decantaba hace poco bastante más por dar ese salto, aunque en las últimas fechas sus dudas han vuelto a acrecentarse. Desde luego, sí tiene claro que repetirá como candidato a la Alcaldía realejera, por mucho que, al comienzo del mandato, pareciera que dejaría ese puesto a Adolfo González, quien ejerce de primer teniente de alcalde y que parece destinado a sucederle como cartel en Los Realejos, salto que, sin embargo, se retrasará.

En el PP no se esconde que las encuestas pueden estar pesando mucho en las dudas y en la decisión final de Domínguez. Aunque aún no las tienen propias, los conservadores saben que el ascenso de Ciudadanos es un hecho y que, sobre todo, deben contrarrestarlo en las grandes ciudades con candidatos de mucho peso y tirón. No obstante, no se creen el último sondeo publicado sobre el Cabildo tinerfeño y creen que CC bajará más (barajan, como mínimo, uno o dos consejeros), por lo que contemplan muchos escenarios posibles postelectorales, con una sensación extendida de que es el momento de un cambio en esa institución y en otras en las que los nacionalistas gobiernan desde hace varias décadas. Eso sí, son conscientes también de que, al final, todo dependerá de la aritmética que dejen las urnas, de cómo sumar mayorías y cómo sea la distribución entre bloques de centroizquierda y centroderecha, aunque los pactos cruzados son más probables que nunca, según diversas fuentes, algo que también baraja con fuerza el PSOE y que no vería con malos ojos ni siquiera Podemos si, así, se da la alternancia en algunas administraciones muy relevantes.

Ante este panorama, y según diversas fuentes, si finalmente Manuel Domínguez opta por encabezar la plancha al Parlamento canario por la isla de Tenerife, le podría sustituir como candidata al Cabildo tinerfeño Ana Zurita, actual diputada nacional que ganó con bastante holgura las elecciones generales en esta Provincia en 2016. La también consejera insular y, antes, concejal en Santa Cruz sonó durante un tiempo como posible cartel en La Laguna, pero esta opción se ha debilitado desde hace tiempo y se busca a un candidato de otro perfil para Aguere, siempre bajo la premisa de que Zurita sería una gran candidata y sustituta de Domínguez, al menos por su preparación y trabajo. Por supuesto, sin menoscabo de Antonio Alarcó, que, no obstante y según las fuentes, seguiría en su puesto de senador.

Del resto de candidatos al Parlamento por las islas mayores, y a la espera de que se confirme si hay una lista regional ante la reforma electoral que apoya el PP junto al PSOE, Podemos y NC, todo apunta a que Australia Navarro, la actual portavoz en la Cámara autonómica, repetirá por Gran Canaria. La también diputada regional Astrid Pérez tiene muchas opciones de seguir encabezando la plancha de Lanzarote y, en cambio, se caerá Águeda Montelongo por Fuerteventura en favor del actual presidente insular, Fernando Enseñat, que el año pasado ganó por abrumadora mayoría su cargo en la Isla Majorera y cuya proyección no ha pasado inadvertida en el partido.

A la espera de dicha lista regional, que seguramente lideraría Asier Antona, el presidente regional del PP iría, en su defecto, encabezando la plancha de La Palma, mientras que los candidatos de El Hierro y La Gomera aún han de decidirse, si bien son islas en las que los populares no obtuvieron representación en 2015 y, el próximo año, tampoco parece que vayan a tener muchas más opciones, y más con el auge de Cs. De hecho, no son feudos potentes de los populares en las elecciones regionales, aunque suben bastante cuando la consulta es de índole estatal.

Ante la relevancia de las grandes urbes para contrarrestar la pujanza del partido de Albert Rivera, el PP le da mucha importancia no solo a su candidato en La Laguna sino, sobre todo, en Santa Cruz. Hasta ahora, han manejado una terna compuesta, sobre todo, por la actual portavoz, Zaida González, que quiere ir de candidata, el concejal José Carlos Acha y el actual subdelegado del gobierno, Guillermo Díaz Guerra. No obstante, quizás al final haya una sorpresa y cuaje un candidato independiente proveniente de alguna entidad con cierto renombre en la Isla, opción que cada vez se asienta más.

Los populares se muestran especialmente preocupados porque, en mayo de 2019, los comicios locales coincidirán también con las elecciones europeas, con lo que podría diluirse el efecto y la importancia de los candidatos locales y pesar más la situación nacional, el auge de Cs y el anticipo del futurible voto a Rivera, con lo que se amortiguaría la menor penetración de Cs en lo local.

Más fuerza en Tenerife que en Gran Canaria

A diferencia de lo que ha ocurrido en la historia electoral del PP canario, por primera vez existe la sensación, sobre todo en Tenerife, de que el partido es más fuerte en esta Isla que en Gran Canaria. El hecho de que Las Palmas tenga una población que dobla a la de Santa Cruz les hace temer por una mayor afección en esa ciudad del ascenso de Cs, aparte de que, en 2015, perdieron el Cabildo grancanario y la capital, así como otros municipios relevantes. En cambio, en Tenerife confirmaron su gran escalada en Los Realejos, alcanzaron por primera vez la Alcaldía del Puerto de la Cruz, reforzaron su victoria en Güímar, asentaron la mayoría absoluta de Navarro en Santiago del Teide y se estrenaron en el gobierno de La Guancha, si bien gracias a las 2 ediles del PSOE. Según las fuentes, el PP teme que, por primera vez, tenga los mismos diputados regionales por Tenerife que por Gran Canaria, aunque la preocupación sobre las grandes urbes se extiende a Santa Cruz, La Laguna y Telde.

El Puerto y La Guancha, en la línea realejera

Desde 2011, con la victoria por mayoría absoluta de Domínguez en Los Realejos (cuando en 2003 apenas tenían 2 ediles y, en 2007, seis, ascenso que les llevó a la oposición tras un pacto entre CC y PSOE), los conservadores tinerfeños siempre han usado este municipio como referente. Creen que es el mejor ejemplo de cómo recuperar el suelo sociológico que en su día tuvo UCD en muchos municipios y que ATI (CC desde las elecciones de 1995) ocupó desde 1983 en detrimento de AP, a la que se seguía viendo muy a la derecha para algunos sectores. El PP confía en seguir asentando esa sustitución en el centroderecha y lo cree más factible en el Norte tinerfeño, donde aspira a repetir el caso realejero definitivamente en el Puerto y La Guancha, sin descartar otros sitios. Además, prepara una "gran sorpresa" con su candidato en Garachico.

Suárez, con las maletas a punto para el puerto

Confirmado Juan José Cardona como presidente de la autoridad portuaria de la Provincia de Las Palmas, en el PP de Tenerife siguen dando por hecho que, como mucho antes del verano, el consejero insular Pedro Suárez sustituirá a Ricardo Melchior en ese cargo homólogo en la autoridad portuaria tinerfeña. Este nombre siempre lo ha puesto el PP y nunca CC y, si bien se debilitó hace semanas, continúa siendo el primero entre las preferencias de los populares si al final se cumple el pacto con los nacionalistas. Suárez lo sabe y, según las fuentes, solo espera la confirmación definitiva para acceder a la presidencia.