Canarias
MARRUECOS / SAHARA

El Polisario emplaza a Binter a negociar con los representantes saharauis

Las Palmas de Gran Canaria, EFE
23/may/18 16:45 PM
eldia.es
El consejero de Solidaridad Internacional del Cabildo de Gran Canaria, Carmelo Ramírez (c), y el ministro saharaui de las Zonas Ocupadas del Sáhara Occidental, Bachir Mustafá Sayed (d)./Elvira Urquijo A. (EFE)

El Frente Polisario ha emplazado hoy a Binter Canarias a negociar los vuelos que opera desde hace años a aeropuertos del Sahara Occidental como El Aaiún y Dajla con el Gobierno saharaui y no con Marruecos, para no "vulnerar sus derechos" ni la legalidad internacional.

"Han de negociar con nosotros, tienen que hacernos parte de esta negociación", ha exigido el ministro saharaui para las Zonas Ocupadas del Sáhara Occidental, Bachir Mustafá Sayed, en una rueda de prensa ofrecida en la sede del Cabildo de Gran Canaria para denunciar las infracciones de los Derechos Humanos que, a su juicio, comete Marruecos en esos territorios.

Sayed ha sostenido que, aunque se pueda afirmar que las relaciones entre la aerolínea y Marruecos son solo económicas, también "tienen incidencia política, porque vulneran los derechos" de los saharauis.

Y al mismo tiempo, ha añadido, contravienen la legalidad internacional, al "saltarse" resoluciones de Naciones Unidas y del Tribunal Europeo de Justicia que han declarado que la soberanía sobre los recursos del Sáhara Occidental corresponde a la República Árabe Saharaui Democrática y no al Gobierno de Rabat.

Este representante del Frente Polisario ha criticado el proceder de aquellas empresas y autoridades de la Unión Europea que apuestan por "robar a los saharauis sus recursos" negociando su explotación con Marruecos y no con ellos, como se ha puesto de manifiesto con los acuerdos de pesca.

Ya que, pese a que ese acuerdo ha sido declarado ilegal por el Tribunal Europeo, gobiernos y patronales del continente abogan por seguir pescando en el Sahara en base a lo negociado con Marruecos, ha expuesto.

Y ha añadido que las posiciones que esas autoridades y empresas han mostrado hasta ahora al respecto, apuntan a que su propósito es obviar la sentencia del tribunal buscando algún modo de "seguir robando a los saharauis sus recursos y dar la impresión de que se respeta el Derecho Internacional".

Frente a ese planteamiento, Bachir Mustafá Sayed ha demandado que en las negociaciones sobre los referidos asuntos "no se excluya al pueblo saharaui, que es el dueño de esos recursos".

Petición que ha dirigido, además, de forma específica, a la compañía aérea Binter Canarias.

"Binter Canarias -ha declarado- debe hacer un esfuerzo de imaginación, debe demostrar su capacidad de ser ágil y de dialogar con todas las partes para encontrar una fórmula para seguir defendiendo sus intereses pero absteniéndose de dañar nuestros derechos".

Puesto que lo contrario "anima a Marruecos a seguir en la intransigencia, en la negación al diálogo, y le sirve a Marruecos para dilatar el tiempo de su ocupación", ha sentenciado.

No obstante, ha matizado que "los saharauis no se oponen a ningún interés de la población canaria, de las empresas canarias, siempre y cuando no conjuguen el insulto y el daño" por la vía de explotar sus recursos como si fueran "del agresor", en alusión a Marruecos.

Bachir Mustafá Sayed ha dicho estas palabras durante una rueda de prensa que ha ofrecido para hablar de la situación del conflicto del Sáhara Occidental en el marco de una visita a Gran Canaria donde ha comparecido junto al consejero de Solidaridad Internacional del Cabildo de la isla, Carmelo Ramírez, quien ha respaldado sus reclamaciones.

Porque -ha expuesto Ramírez- "el Gobierno de Marruecos no tiene autoridad ni legitimidad para negociar con ninguna empresa extranjera para operar en los territorios del Sáhara Occidental", y quien llega acuerdos de ese tipo "está colaborando con la ocupación ilegal y violenta de esos territorios ocupados" por parte marroquí.

Consultada por Efe, la empresa Binter Canarias ha declinado hacer ningún comentario sobre estas declaraciones del ministro saharaui.

MARRUECOS / SAHARA