Canarias

La ULL diseña un plan estratégico para mejorar sus puntos débiles

El presidente del Consejo Social cree que los bajos resultados académicos de los universitarios son resultado de su formación previa.
S.E., S/C de Tenerife
22/jun/18 6:22 AM
Edición impresa

S.E., S/C de Tenerife

La Universidad de La Laguna (ULL) "ha encargado un plan estratégico para corregir aquellas áreas donde hay bastante espacio de mejora". Así lo anunció ayer el presidente del Consejo Social del centro, Raimundo Baroja, en relación a los malos resultados que obtienen las universidades canarias en el último informe del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) y la Fundación BBVA.

El portavoz de este órgano -que representa a la sociedad en la universidad- precisó que "la Universidad es consecuencia de su historia". "Algunas se actualizan mejor que otras, pero hay que valorar el esfuerzo que está haciendo el centro dentro de las limitaciones que tiene el sistema de gobernanza actual".

Con respecto al bajo rendimiento de los alumnos universitarios en la Comunidad Autónoma, Baroja opinó que es consecuencia de la formación que reciben antes de llegar a las universidades. "Es difícil pedirle calidad en los grados si ya vienen de una formación académicamente débil".

En este sentido, el presidente del Consejo Social de la Universidad es partidario -si se planteara a nivel estatal- de que se implante una única prueba de acceso a la universidad en todo el territorio español. A su juicio, una evaluación homogénea es "más lógica" y sería "más justa" para que todo el alumnado compitiera en igualdad de oportunidades. "No entiendo que haya pruebas distintas. La mejor forma de calibrar el conocimiento de todos los alumnos es con una prueba común", dijo.

Añadió que una prueba única es algo "muy lógico" en estos tiempos, en los que es habitual que un estudiante se mude de comunidad autónoma para proseguir sus estudios universitarios.

Ciudadanos planteó hace unos meses esta posibilidad, después de que un estudio nacional revelara que los estudiantes canarios eran los que mejores notas obtenían en la prueba de acceso a la universidad pero que, sin embargo, luego presentaban peores indicadores de rendimiento académico cuando llegaban a la carrera.

El presidente del Consejo Social de la Universidad de La Laguna, Raimundo Baroja, presentó ayer la primera edición de los Premios del Consejo Social, unos galardones con los que este organismo busca "reconocer el trabajo realizado por personas, colectivos o instituciones que hayan contribuido a fomentar ese intercambio de colaboración entre los ámbitos científico, económico, profesional y cultural" .

En la rueda de prensa participó también el prestigioso escultor José Abad, que aceptó la invitación para ser el responsable de la creación de las piezas con las que se distinguirá a los ganadores, y el presidente de la Comisión de Premios del Consejo, el vicepresidente del Consejo Social, Andrés Orozco y el presidente de la comisión de los premios, Luis Balbuena.

Raimundo Baroja hizo especial hincapié en el papel de estos premios como vía para generar una transferencia real de conocimientos que enriquezca a la ciudadanía. "Con estos galardones abrimos una nueva vía de comunicación con la sociedad y damos un paso más para recuperar parte del protagonismo que tradicionalmente ha tenido la Universidad en el devenir socioeconómico de Canarias, como fuente de ideas, propuestas y soluciones que contribuyan a bienestar de la sociedad de las islas", afirmó. "Estos premios suponen una apuesta por hacer aún más efectivo el diálogo al que están invitados la sociedad y la universidad".