Canarias

La Adspc critica la política que Sanidad le rebate con cifras

La asociación dice que la consejería solo practica el márquetin y el organismo argumenta el aumento de actividad con medios públicos.
El Día, S/C de Tenerife
28/dic/18 6:29 AM
Edición impresa

El Día, S/C de Tenerife

La Asociación en Defensa de la Sanidad Pública de Canarias (Adspc) denunció ayer la política de mercadeo que la Consejería de Sanidad, dependiente del Gobierno de Canarias, está llevando a cabo en el sistema sanitario público.

Según afirmaron los portavoces de la asociación, Guillermo de la Barreda y Arturo Borges, las "únicas acciones" que ha puesto en marcha la consejería liderada por José Manuel Baltar han sido de márquetin, lo que ha provocado que "todo siga igual".

Así se remitieron a datos como los de las listas de espera (Canarias sigue a la cola del país) o los de la última publicación del Instituto Nacional de Estadística (INE) en el que se refleja un aumento de la mortalidad en las Islas y, por primera vez, en niños.

Como insistieron los miembros de esta plataforma, la Consejería intenta, con estas medidas, ocultar una realidad con la que "pretenden privatizar cada vez más los servicio sanitarios". Borges, en este sentido, denunció que prácticamente el 39% del gasto sanitario de los canarios se deriva a la privada, ya sea a través de los conciertos (que constituyen el 10,5% de los presupuestos sanitarios, siendo la tercera comunidad que más invierte en esta cuestión) o a través del bolsillo directo de los canarios que no son atendidos correctamente en la pública.

Respecto a esta considerada "creciente" privatización del servicio, De la Barreda recalcó el hecho de que el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín haya vuelto a privatizar su servicio de medicina nuclear, y que este sea el único de su especie en estas condiciones en todo el Estado.

En este sentido, mostraron, con datos obtenidos a través del Portal de Transparencia, que la concertación en la provincia de Las Palmas de Gran Canaria ha crecido especialmente en favor de la Clínica San Roque, de la que recordaron que procede el actual consejero de Sanidad. Concretamente, el Hospital Doctor Negrín transfirió en 2017 1,2 millones más a la Clínica San Roque que en 2016 y el Complejo Hospitalario Insular-Materno Infantil, aumentó la partida a esta clínica en 652.866 euros. Otras partidas descendieron, como la de Hospiten, pero el balance final acaba con un aumento del presupuesto para los conciertos.

La asociación, asimismo, criticó el "Compromiso por la Sanidad Pública de Canarias", un documento editado por la Consejería y suscrito por más de 60 organizaciones colegiales, sindicales y asociaciones de pacientes. Que, sin embargo, para esta asociación no conforman "el sentir de la mayoría de los ciudadanos". Borges incluso llegó a definir este pacto como una "pantalla" del Gobierno y una "burla a la ciudadanía".

Concluyeron la rueda de prensa informando sobre una próxima demanda judicial que realizarán contra la Consejería de Sanidad por "la privatización y las listas de espera".

Bajan espera y concertación, suben las operaciones de cupo

Según el Ministerio de Sanidad de 30 de junio de este año, Canarias es la segunda autonomía que más redujo su lista de espera cuadruplicando la media de la bajada nacional. Desde que el equipo actual de Sanidad accedió al cargo (enero de 2017), la reducción de la lista de espera es del 21%, al pasar de los 34.327 pacientes -a 31 de diciembre de 2016- a los 27.165 actuales -7.162 pacientes menos-, con el 19% de disminución de la demora, pasando a ser de 146 días, 35 días menos. Desde esas fechas, la lista de espera de más de seis meses experimenta una disminución del 48%.

Estos datos se logran por "la mejora en el rendimiento a la que han contribuido todos los profesionales de la red pública y para la que se han utilizado todos los recursos a disposición del sistema sanitario". Por ello, La actividad quirúrgica se incrementó en 2017 un 7,3% respecto a 2016. Sanidad indica que la lista de espera quirúrgica en Canarias, según los datos del último semestre (hasta junio de 2018), se redujo un 5,3% respecto al 31 de diciembre de 2017. Las cifras "evidencian una bajada de la lista de espera quirúrgica de 1.513 personas". También bajó el número de pacientes que llevaban más de seis meses en lista de espera, con un descenso del 32,1%, lo que implica que 3.149 personas han salido de la lista de espera con respecto a los datos registrados a 31 de diciembre de 2017, pasando de 28.678 pacientes en espera entonces a los 27.165 registrados a 30 de junio de 2018.

El nivel de concertación ha bajado un 0,68% en Canarias. Las intervenciones quirúrgicas de médicos del Servicio Canario de la Salud (SCS) en clínicas privadas aumentaron un 25% en 2017, en las llamadas operaciones de cupo, fórmula que contribuye a aligerar las listas de espera. Este tipo de intervenciones suponen un ahorro económico de entre un 20% y un 30% respecto a aquellas derivaciones con personal e infraestructuras ajenas al SCS. Sanidad afirma que el equipo actual "lo que ha hecho es incrementar la actividad con medios públicos y aumentar la quirúrgica para reducir las listas de espera, además de trabajar por la estabilización de cerca de 3.000 empleados eventuales y convocar una Oferta de Empleo Público con 7.198 plazas, cuyos primeros exámenes tendrán lugar el 12 de mayo".

Además de recordar que los servicios concertados son los de hemodiálisis, rehabilitación y ambulancias "desde siempre", el Ejecutivo deja claro que "este consejero no ha privatizado ni concertado ningún servicio nuevo", aclarando que el caso de Medicina Nuclear y del Hospital Dr. Negrín (Gran Canaria) es un servicio "concertado con la empresa DIMEC desde 1991, no es nuevo y nunca se prestó directamente desde ese hospital".