Canarias

Crean una guía para orientar a los padres en el buen uso de las TIC

El documento, editado por un grupo de expertos de la Universidad de la Laguna+, tiene como objetivo evitar las tecnoadicciones y abusos de las nuevas tecnologías entre los menores.
V. Pavés, S/C de Tenerife
23/ene/19 6:30 AM
Edición impresa

V. Pavés, S/C de Tenerife

Las nuevas tecnologías son "uno de los elementos que mayor distorsión están generando en las familias y en el desarrollo de los menores". Por esta razón, desde la Dirección General de Protección de la Infancia y la Familia, dependiente de la Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, se ha impulsado la creación de una guía para el buen uso de las nuevas tecnologías orientada a todas las familias canarias.

Así lo constató Cristina Valido, consejera del área, en una rueda de prensa de presentación de esta iniciativa, a la que también acudieron Carmen Morales, directora general de Protección a la Infancia, y Juan Capafons, autor de la guía. Valido añadió que los padres no pueden "no saber qué están haciendo nuestros hijos". Por esta razón, indicó que se debe controlar la actividad de los menores pero sin prohibir.

Esta guía, que se repartirá en centros educativos y a la que se podrá acceder a través de la página web de la Consejería, hace hincapié en los principales problemas que se encuentran en el entorno de las nuevas tecnologías: el uso del teléfono móvil, los videojuegos, las redes sociales y las apuestas.

Juan Capafons, catedrático de Psicología de la Universidad de La Laguna, junto a un grupo de 30 investigadores y psicólogos, ha creado este manual "fundamentado y útil" y que pretende estar en continuo cambio, ya que tiene en cuenta las continuas modificaciones que sufre el entorno digital.

"No tenemos ni 20 años de verdad, que en investigación es muy poco, pero lo que hay en la guía está totalmente validado científicamente", afirmó Capafons, quien al tiempo indicó que toda esta situación los ha pillado "como un tsunami". "Queremos que sea un documento que crezca con el tiempo", insistió por su parte Valido.

El documento también tipifica varios de los delitos más comunmente denunciados bajo el uso de las TIC, como el "grooming", el "sexting" y el "ciberbullying", además de añadir testimonios reales con los que "padres y jóvenes podrán sentirse identificados", tal y como remarcó Carmen Morales, directora general de Protección a la Infancia.

En este sentido, los participantes en la rueda de prensa mostraron su preocupación por el creciente porcentaje de menores que realizan apuestas "online". Y es que, según Capafons, el 10% de los adolescentes han apostado alguna vez en el entorno digital, a pesar de tenerlo prohibido.

En este sentido, la consejera de Políticas Sociales concluyó que la publicidad de apuestas "online" con la que se bombardea continuamente a todos los sectores de la sociedad debe estar regulada bajo una legislación común a todo el Estado.

El 90% de los adolescentes tiene un perfil propio en redes

Nueve de cada diez adolescentes de entre 14 y 16 años tienen un perfil propio en una red social, lo usan para poder sentirse integrados en el grupo y lo que más esperan es recibir un "me gusta" a lo que cuelgan, aunque el 83,5% reconocen que saben que en las redes sociales se miente más. Lo concluye el estudio "Las TIC y su influencia en la socialización adolescente", realizado por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), Google y BBVA dentro del proyecto "Conectados", que busca promover el uso adecuado de las redes sociales e internet entre los jóvenes. Los datos se obtuvieron tras entrevistar a 1.624 adolescentes y la mayoría de ellos afirma tener un perfil para que los demás lo vean, respondan a lo que comparten y obtener su aprobación, mientras que lo peor para ellos es no recibir respuesta o el rechazo. La directora técnica de FAD, Eulalia Alemany, destacó que los adolescentes se "autopresentan" en la actualidad en las redes y quieren saber cómo los ven los demás. El 90% de los encuestados contestó tener entre dos y cinco dispositivos digitales personales, destacando el "smartphone" (89,9%), seguido por el ordenador portátil (75 %) y tableta (68%). La mayoría indicó que tienen estos dispositivos desde hace al menos dos años, lo que indica "la temprana edad" a la que los adolescentes tienen acceso a las TIC.