Criterios
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Cohen, exabogado personal de Trump, condenado a 3 años de prisión leer

Cartas al director

Sobre los "privilegios" (¿) hipotecarios de la Iglesia
6/nov/11 1:23 AM
Edición impresa

La ignorancia es mala consejera, sobre todo si se mezcla con el error o la mentira, como afirmaría Revel. Se cae en la falta de claridad, que en el fondo implica una injusticia (Ortega y Gasset). Digo esto porque me ha dado pena conocer el adelanto del programa electoral de Rubalcaba (los socialistas tienen buenos asesores): se pretende modificar determinados preceptos de la ley y reglamentos hipotecarios, a propósito de los llamados "injustificados privilegios de la Iglesia", acerca de la facultad de inmatricular sus bienes inmuebles, por certificación administrativa de dominio. Como lo tienen, desde el siglo XIX, el Estado, la provincia, el municipio y otros servicios públicos organizados.

Lo primero que hay que advertir es que el art. 206 de la Ley Hipotecaria se encuentra en el capítulo titulado "de la concordancia entre Registro y la realidad jurídica". Y esa es su filosofía. Puesto que ya desde 1861, la inscripción es voluntaria, salvo para la hipoteca. Por razones fiscales y de otro orden, se quería encontrar un estímulo más para el acceso a los Registros de la Propiedad por parte de determinados entes. Eran facilidades, no privilegios. Se les imponía una obligación de inmatricular los bienes, dándoles, por la propia naturaleza, la presunción de veracidad que de hecho era consecuencia de la otra obligatoriedad administrativa de sus registros administrativos, con efectos para terceros.

Segundo: se anticipaba así a lo que ahora se proclama, esto es, la publicidad y la transparencia. Esas certificaciones, que ha de documentar el obispo diocesano, han de reunir requisitos hipotecarios concretos. El funcionario las ha de calificar, suspender o denegar, aunque el ente interesado pueda acudir al juez para acordar lo que proceda por auto.

Y tercero: lo que hipotecariamente se hace es sustituir el expediente de dominio, o el acta de notoriedad, por esa certificación. Por disposiciones canónicas, como ha ocurrido con leyes de la administración territorial, la obligatoriedad de la inscripción se ha impuesto. El patrimonio inmobiliario afecto a sus fines religiosos, a raíz de la desamortización, se vio ya en el siglo XIX muy afectado. Y en la posguerra española la falta de inscripción registral, en casos concretos, resultó amenazada. Hoy estamos en fase, o deberíamos estar, de mayor transparencia y publicidad. De concordancia de los registros públicos con la realidad. Dando ejemplo desde los entes públicos, evitando la burocracia y la corrupción. No es, pues, un privilegio de la Iglesia, sino una obligación y una colaboración a la seguridad jurídica para terceros. Y que afecta solo para la primera inscripción, o inmatriculación, y no para ningún otro acto jurídico posterior, o sobre otros derechos reales.

Jesús López Medel

(Jurista y académico)

Elige bien el 20N y exige

La crisis financiera provocada por los especuladores nos quiere derrotar. La sistemática desinformación desde todos los medios afines al capital, o pregonada por medio de sus portavoces y representantes de la burguesía nacional, con la machacona insistencia de que la bolsa se hunde, hace incluso que miremos el índice bursátil en las páginas de negocios de la prensa como si tuviésemos dinero invertido. No cejan en decirnos que nos debemos de ajustar a la realidad, porque vivimos demasiado bien, que no podemos mantener este nivel de vida; debemos asumir una bajada de salarios; como no se puede mantener los puestos de trabajo hay que realizar un reequilibrio laboral en beneficio de todos, porque los bancos no dan créditos en esta situación, pero su respuesta es inyectar dinero público a los bancos y recortes a la ciudadanía, consignas propagadas por personas con sueldos que pueden alcanzar y sobrepasar en algunos casos hasta doscientas veces el tuyo y sin intención de reducirlo.

La ignorancia, junto a la sistemática propaganda ejercida por sus portavoces, pretende tornar en virtud y añoranza aquellos años que surgieron de la especulación y corruptela. Pero todo tiene su fin, y parte de la ciudadanía, fruto del desencanto, harta ya de la no solución a sus problemas y ser solo un puñado de votos en manos de las distintas fracciones de la clase dominante, se echó a la calle el 15M, ejemplo mundial de pacifismo que se ha visto coronado el 15 de octubre en 971 ciudades del mundo, descalificados por ciertos sectores de la población intentando denigrarlos con todo tipo de difamaciones, que no han logrado, como indican los elogios de la prensa internacional y parte de nuestro país, los indignados del 15M, "esos aplanados, rotos, cansados, desahuciados, sin trabajo, destrozados por las deudas, hechos un asco, jóvenes, menos jóvenes, que están perdiendo la enseñanza y sanidad pública, la asistencia social, esos son, sin embargo, lo mejor de España, los únicos que se han enfrentado contra la opresión del capital, contra los partidos políticos, contra los poderosos, por la sola justicia; cada uno de ellos a su modo, a su manera, como han podido, sin que les importara su comodidad, su familia, su escaso dinero. Esos que ves, españoles hacinados, incansables, esperanzados todavía en mejorar, son, no lo olvides, lo mejor del mundo, tú puedes ser otro de ellos en cualquier momento, tenlo presente y no lo olvides" (plagiado a Max Aub).

José Enrique Centén Martín

No, gracias, fumo Krüger

Hace pocos días, Pedro Solbes presentaba su informe "Las Regiones Ultraperiféricas Europeas en el Mercado Único: la proyección de la UE en el mundo". Dicho informe fue aplaudido por la prensa local y aprobado por unanimidad en el Parlamento de Canarias.

El "Informe Solbes" en su página 5 dice:

"Junto a las dificultades físicas, algunas dificultades reglamentarias, quizá debidas a una cierta falta de consideración de la discontinuidad territorial cuando se estableció la reglamentación sobre el mercado único, se perciben en estas regiones como un verdadero freno a la integración. Esas dificultades penalizan su participación en el mercado único, justo cuando el proceso de reactivación de este gran mercado está en curso, con el objetivo de convertirlo en un instrumento para que el ciudadano europeo pueda gozar plenamente de las ventajas que se derivan de la condición de europeo. Los ciudadanos y las empresas de las regiones ultraperiféricas también deben poder aprovechar estas ventajas".

Este párrafo es un reconocimiento implícito -en lenguaje políticamente correcto- de que los reglamentos europeos no tienen en cuenta nuestra realidad y son contraproducentes. Se han sufrido las desventajas del mercado único sin poder aprovechar sus ventajas. Al perder los puertos francos también se han perdido las ventajas de la globalización, pero se sufren sus consecuencias adversas. En el siglo XXI -y como plataforma entre tres continentes- no podemos permitirnos quedarnos enjaulados en Europa, queremos estar abiertos al mundo.

El informe del exministro español de Economía también dice:

"Deberían poder contribuir a la gran necesidad de crear una dinámica para integrar mejor a estas regiones en el mercado único y beneficiar con esta integración más profunda no solo a los ciudadanos que viven allí, sino también al conjunto de la UE. (?) La función que estos territorios deben desempeñar en la proyección de la UE en el mundo deberían explotarse más en el interés común del conjunto de los Estados miembros. También he formulado una serie de recomendaciones a este respecto para superar los obstáculos que ponen trabas a la utilización de estos puestos avanzados de la UE".

Si esto no es una definición de política colonial en lenguaje políticamente correcto, que baje Dios y lo vea. Se trata de mantener el mercado "integrado" -es decir, cautivo- y se trata de mantener las ventajas geoestratégicas de las colonias como puestos avanzados para potenciar los intereses europeos.

Jorge Dorta

(Economista)

La virtud del profesor

El progreso intelectual y tecnológico parece posible. Al menos eso sugiere la evolución que ha experimentado la comunicación desde la imprenta de Gutenberg hasta el iPad de Steve Jobs. El dilatado espacio de tiempo que separa estos dos hitos tecnológicos sugiere lo arduo que resulta avanzar por la senda del conocimiento. En este sentido, parecería ridícula la actitud del profesor que pretendiese cautivar a toda costa la atención de colegas y estudiantes para granjearse su admiración. Quizá por eso, la humildad parece una virtud recomendable para el profesor universitario: le protegería de esa vanidad que ciega la razón y dificulta el acceso a la sabiduría. A veces me pregunto qué sería del progreso si los profesores fuéramos sencillos como farolas que iluminan el camino hacia la verdad. Supongo que si el espíritu de servicio prevaleciese sobre el afán de protagonismo, se acortarían los plazos del próximo invento en el sector de la comunicación.

Jorge Yepes

(Las Palmas de Gran Canaria)

Rebajas en Candelaria

¡Qué alegría! Por fin llegaron las rebajas a Candelaria. ¡Y en octubre!; es que en la Villa somos pioneros en muchas cosas, pero estos novedosos saldos antes de las fechas navideñas son un regalo caído del cielo para los maltrechos bolsillos del pueblo. Han pensado en todo. Lo bueno es que al parecer las maxirrebajas son promovidas desde el Ayuntamiento.

Pero pasen, no se queden en la puerta, y recojan el folleto de los saldos. En primera página, ofertamos a los concejales de la oposición un descuento brutal. Ustedes vienen a los plenos extraordinarios, pierden una mañana de sus trabajos, debatimos la urgencia, no les damos la información, les votamos en contra sus mociones, cabreamos de paso al secretario municipal, y todo eso por tan solo un euro, que para eso son de la oposición, y solo representan a casi la mitad de la población del municipio. No está nada mal el ofertón. Pero si se pudiera bajar aún más y fijar el precio a medio euro, podríamos alternar los bailes de Pepe Benavente y su "medio peso" un domingo en el cine viejo, con Pepe Sindo, y su "medio euro" en la plaza de Igueste; sería increíble, vamos, esta oferta no la iguala ningún comercio chino.

Seguimos de rebajas, señores y señoras; rebajamos puestos de trabajo. Sí, señor, que parece ser que somos muchos trabajando. Contratamos en mayo a trescientas personas, y en junio despedimos a más de la mitad (también adelantamos las rebajas de agosto). Pero no piensen mal; no fue por las elecciones; es que en verano, con el calorcito, mejor no trabajar. Mientras, contratamos a personas de fuera del municipio, que parecen estar mejor aclimatados a la brisa marina.

En la sección de Obras y en la de Fiestas no rebajamos tanto; debido al precio de la arena, no podemos acometer todos los proyectos (que ya les digo yo que son muchos y faraónicos) y a los guanches de la Virgen les ponemos un tatami, que queda que ni pintado. Estamos ofertando velas y candiles para los vecinos de Bajo La Cuesta y Cho Vito, ahorrando el gasto eléctrico al no conectar el alumbrado público. En las costas, volvemos a reponer la escollera de la playa, accesos, charco, spa, o lo que sea, de Punta Larga, debido a que el nivel del ingeniero de Costas se le había quedado encajonado entre dos piedras de la escollera, y eso provocó el desajuste de parte de la misma; no piensen mal, que no hemos sufrido ninguna marejada fuerte como para que el mar destroce la obra.

Donde no hemos podido ofertar nada es en el sueldo de los concejales del grupo de gobierno, que ya han sido ajustados lo suficiente. Todos ellos, con dedicación exclusiva, con sueldos mínimos acordes a sus labores. Estos sueldos apenas les permiten vivir y comprar algún utilitario. Existe un pequeño desfase con alguna concejal, pero nada de importancia; casi diez mil euros. Eso lo sacamos de lo que nos ahorramos en reparar los vertidos de aguas al mar, desde San Blas hasta Las Caletillas.

Por último, y para agilizar y promover el ahorro entre todo el municipio, si algún vecino tiene en su casa algún pañal de perro, de los que repartieron, alguna entrada de concierto al que no asistió, un pelo de la cabellera del Puma, una camisa firmada por esos cantantes que acudían a Candelaria casi gratis, por favor, estamos promoviendo un mercadillo donde vender e intercambiar este tipo de recuerdos, derroches y despilfarro.

Antonio Alonso Orihuela

(Candelaria)

Al Sr. Pérez Bes

Quizás yo he sacado de contexto su carta, pero usted también sacó de contexto la mía. Usted, después de mencionar o resaltar los hechos heroicos de mi bendita tierra, dice "y no comprendo que algunos canarios quieran su independencia", y para que usted comprenda un poco mejor nuestro pensamiento le quise decir lo de la batalla de Cartagena de Indias, Colombia, parte del imperio español que hoy en día es un país independiente, pero, seguramente, usted no quiso elaborar más en este tema.

Lo de Fernández de Lugo, la historia dice que mató a muchos guanches. ¿Que yo no tengo ni una gota de sangre guanche? Seguramente usted tiene razón. Para mí sería un privilegio y un orgullo tener tan solo una gota, pero eso es otra cosa que usted no comprende.

Para querer la independencia de Canarias no hace falta sino ser canario y punto. Igual que un cubano o argentino de sangre española que ama a su patria, Argentina o Cuba, y punto.

¿Que Canarias nunca ha sido una colonia española en África? Los españoles nunca lo han dejado de decir por casi 600 años; "ahora es una región ultraperiférica".

Que nos vamos a quedar con las ganas eso puede ser verdad. Pero quizás encontremos un Cid Campeador que eche a los moros después de casi ocho siglos, o un Simón Bolívar, "político" claro está, que despierte el honor y orgullo canarios.

Un canario y punto que no quiere decir su nombre porque no importa y hay muchos