Cultura y Espectáculos
ARTE / PINTURA

Un cuadro de Juan de Miranda viaja de Madrid a Gran Canaria, su isla natal

Las Palmas de Gran Canaria, EFE
12/jun/15 16:54 PM
eldia.es

Las Palmas de Gran Canaria, EFE Una pintura de 1760 obra del artista Juan de Miranda, que nació en Gran Canaria pero desarrolló fuera de ella la mayor parte de su carrera, se exhibirá desde hoy en su isla de origen tras permanecer en Madrid durante siglos, a iniciativa del Cabildo insular.

La Casa de Colón, propiedad de esa corporación, es el lugar donde se mostrará durante los próximos seis meses ese cuadro, titulado "El Rey Fernando III el Santo recibe en Sierra Morena a los embajadores de Mahomad, Rey de Baeza", y que ha cedido temporalmente la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Esta institución madrileña ha decidido dejar en depósito en la Casa de Colón esa pieza en virtud de un convenio de colaboración que ha suscrito con el Cabildo de Gran Canaria y que, según subraya esta corporación en un comunicado, ha permitido ya anteriormente que hayan viajado a la isla para que las pudieran contemplar el público local y los turistas obras de El Greco y Rubens.

El cuadro "El Rey Fernando III el Santo recibe en Sierra Morena a los embajadores de Mahomad, Rey de Baeza" fue pintado en 1760 en la cárcel de Orán, donde el artista estuvo recluido seis años por vivir amancebado y tener varios hijos con una mujer que no era su esposa y por portar un puñal y una espada desnudos en el momento de su detención por esos cargos.

Y se destaca que su reverso "esconde un autorretrato del controvertido pintor grancanario" que está firmado por él y fechado el 22 de mayo de 1760 en la cárcel de Orán.

A ella llegó Miranda tras nacer el 13 de julio de 1723 en Las Palmas de Gran Canaria y trasladarse en 1748 a la ciudad tinerfeña de La Laguna, donde están fechadas sus primeras obras conocidas un año después y donde en 1752 fue condenado a ser encarcelado en la referida ciudad norteafricana de Orán.

Tras su paso por ella, su reaparición se produce en 1767 en Alicante para trabajar en la pintura de la capilla del Ayuntamiento.

Después de recorrer algunas otras ciudades españolas y conocer en Madrid al pintor Mengs, en 1773 regresa a Canarias, estableciéndose en la isla de Tenerife, donde acabarían falleciendo el 10 de septiembre de 1805.

Desde el Cabildo de Gran Canaria se indica que entre su producción destacan el Vía Crucis de la capilla del Señor del Huerto de Santa Cruz de Tenerife, obras sobre la vida de Cristo como "Entrada de Jesús en Jerusalén" y "Expulsión de los mercaderes del templo" e imágenes de la Virgen como la "Purísima".

A ello se suman siete retratos de personalidades de su época como el de "Cristóbal del Castillo Ruiz de Vergara, coronel de los Reales Ejércitos".

ARTE / PINTURA