Cultura y Espectáculos
CINE

Raíces y alas

Benjamín Reyes
28/ago/15 3:24 AM
Edición impresa
Raíces y alas

Benjamín Reyes

E sta que tiene el lector ente sus manos es la crítica de cine número 58 que se publica ininterrumpidamente desde hace más de un año en EL DÍA en este formato de "La Guía". Pues bien, de esas 59, 28 han sido eminentemente positivas, 17 han sido ecuánimes y solo 14 se pueden calificar de negativas. Esta introducción numérica viene a colación porque hace unos días un asiduo lector me comentó que mis comentarios solían ser perniciosos. Más allá de las estadísticas existe una especie de leyenda negra sobre la crítica de cine según la cual los que la ejercemos no disfrutamos de ver películas. Nada más lejos de la realidad. Tengo claro que la función de la crítica de cine no es "poner a parir una película" sino, por un lado, orientar al espectador a ver la película adecuada (cada filme tiene su espectador), y en segunda instancia la de rescatar joyas olvidadas del cine como son los casos de "Incidente en Ox-Bow" (1943), de William Wellman, "Retorno al pasado" (1947), de Jacques Tourneur o "El silencio de un hombre" (1967), de Jean-Pierre Melville.

Entremos en materia. La coproducción hispano-argentina "Sin hijos" es una de los filmes más apetecibles de la cartelera actual por ser una agradable comedia, de ágil visionado y que suscita un interesante debate a la salida del cine. Hay una escena de "Sueños de un seductor" (1972), de Herbert Ross, en la que un marido con hijos mira con desconsuelo a su vecino soltero que acaba de recibir la visita de una amante, este último al cerrar la puerta de su apartamento envidia la suerte de su vecino casado. Esta secuencia es la esencia de "Sin hijos", en la que el protagonista, un padre separado con una hija de ocho años, anhela volver a tener pareja y se reencuentra con una conocida del pasado que no quiere tener descendencia.

En este conflicto, entre el espacio adulto y el espacio infantil, radica la esencia del largometraje dirigido por Ariel Winogrand. El guion, escrito a cuatro manos por Mariano Vera y Pablo Solarz, explota situaciones de la vida real llevándolas a terrenos ya vistos en otras cintas, pero que hacen esbozar una sonrisa cómplice, sobre todo, gracias al trío protagonista, en el que destaca Guadalupe Manent, que encarna a la espabilada niña, que recuerda a la infante de "Las mantenidas sin sueños" (2005). Maribel Verdú, una de las actrices españolas más cotizadas del momento, se mete en esta ocasión en la piel de una "travel manager", un alma nómada que no quiere tener prole, pero que desea estar emparejada. Completa el trío protagonista, Diego Peretti, uno de los rostros más reconocibles del cine argentino actual, en parte gracias al éxito de "No sos vos soy yo" (2004). Los tres personajes están bien perfilados. Completa el conjunto la ditirámbica banda sonora y unos ingeniosos rótulos iniciales. "Sin hijos" es una divertida comedia que invita a la reflexión sobre reconciliar la vida en pareja y los vínculos filiales y lanza el mensaje de que tener hijos no es una obligación, es una opción.

ficha técnica

"Sin hijos"

Título original: "Sin hijos"

Estreno en España 14 de agosto del 2015

País: Argentina-España

Duración: 100 minutos

Producción: Patagonik, MyS, Está por Venir y Tornasol Films

Guion: Mariano Vera, Pablo Solarz

Dirección: Ariel Winogrand

Género: Comedia

Elenco: Diego Peretti (Gabriel), Maribl Verdú (Vicky), Guadalupe Manent (Sofía)

Fotografía: Félix Monti

Música: Darío Eskenazi

(4 d e septiembre)

La semana que viene llega a la cartelera española la versión cinematográfica de "Anacleto". Protagonizada por Imanol Arias, es una especie de parodia de James Bond "made in Spain". Si lo suyo son las películas de acción. No lo dude, "Transporter Legacy" es su película. Promete acción a raudales.

Por su parte, "Mientras seamos jóvenes" resulta ser una sátira sobre la madurez de una pareja de "hipsters". El danés Billie August presenta "Corazón silencioso", un drama familiar, en el que sobresale la interpretación de Paprika Steen, que se alzó con la Concha de Plata a la mejor actriz el año pasado. El documental español "La vida en llamas" mostrará la vida de los bomberos forestales que se enfrentan al fuego en primera línea en Andalucía. Morgan Freeman y Diane Keaton son el principal motivo para ver "Ático sin ascensor".

Uno de los grandes reclamos de la próxima cartelera será "Una chica vuelve a casa sola de noche", galardonada con el premio a la mejor película en Sitges 2014. El filme mezcla géneros sin pudor: western, vampiros y romance se combinan sin disimular su fascinación por el cine de David Lynch. Sea cual sea su elección no dejen de ir al cine.

CINE